Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

protocolos de prevención y actuación

Alicante pone a punto su plan ante emergencias: inundaciones, incendios, sismos y mercancías 

18/10/2020 - 

ALICANTE. El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante, el bipartito compuesto por PP y Cs, acelera para completar la elaboración y actualización del Plan Territorial Municipal frente a Emergencias del que debe disponer cada municipio en base a la Ley 13/2010 de la Generalitat, de Protección Civil y Gestión de Emergencias. En el caso de Alicante, se trata de trazar protocolos específicos sobre cuatro aspectos concretos: el riesgo de inundaciones, la prevención de incendios forestales, la actuación frente a terremotos y el plan de actuación en caso de accidente con mercancías peligrosas.

Lo cierto es que la primera fase de ese trabajo ya está terminada: el ayuntamiento aprobó el Plan de Actuación Municipal frente al Riesgo de Inundaciones del municipio de Alicante (PAM RI) hace justo un año, en octubre de 2019, y logró que quedase homologado por la Comisión Autonómica de Protección Civil un mes después. Se trata del documento más urgente, en la medida en que en él se destaca que el Plan Territorial de Emergencia de la Comunitat Valenciana determina que el término municipal de Alicante presenta un nivel alto de riesgo de inundaciones, al tratarse de punto de evacuación natural del agua de lluvia por su proximidad al mar y por situarse justo a su mismo nivel en gran parte de su extensión territorial. Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando se le está dando difusión a ese documento, a través de su publicación en el DOGV, así como en la página web municipal.

Pero, además, según fuentes municipales, los técnicos de la Concejalía de Seguridad que coordina José Ramón González (PP) están ultimando la redacción del plan de prevención de incendios forestales y la del plan de actuación frente a terremotos, con la previsión de que estén terminados en las próximas semanas. Así, solo faltaría abordar el plan de actuación frente al tráfico de mercancías peligrosas, que se encuentra en fase inicial de elaboración. De hecho, según las mismas fuentes, el objetivo es que estos tres planes sectoriales puedan quedar aprobados antes de que finalice el año para completar el Plan Territorial.

¿Qué actuaciones se incluyen en el primer plan frente al riesgo de inundaciones que ya está aprobado? Básicamente, se trata de reflejar las medidas de mantenimiento necesarias para garantizar la evacuación de las aguas de lluvia, como la limpieza de los cauces de los barrancos, al tratarse de los elementos cruciales para su conducción hasta el mar, que se acondicionaron específicamente para ello tras las inundaciones de 1997. También se establece que debe producirse la comprobación y limpieza del estado de los imbornales, de modo que se elimine cualquier obstáculo que impida el drenaje de pluviales sobre terrenos urbanizados.

Seguridad prevé completar los cuatro protocolos sectoriales del Plan Territorial Municipal frente a Emergencias antes de que concluya el año

Esas comprobaciones también deben extenderse sobre la red de colectores, igualmente construidos en el desarrollo del Plan Contra Inundaciones puesto en marcha tras el episodio de 1997. Según el plan, en la actualidad la red general de colectores urbanos "tiene una capacidad de evacuación de pluviales ente 40 y 150 m3 /s(según ramal), lo que parece suficiente para recibir las precipitaciones de intensidad 300 mm/24 h".

El documento también regula cuál debe ser el funcionamiento del Centro de Coordinación Operativa Local (Cecopal) para la organización del dispositivo de actuación ante una situación de riesgo generada por un episodio de lluvias intensas, bajo la dirección del alcalde o alcaldesa. Y, sobre todo, cuál debe ser el protocolo de intervención de los distintos cuerpos de emergencias (bomberos, policía, voluntarios de Protección Civil, etc.) en el caso de que llegue a producirse embalsamientos de agua que entrañen situaciones de riesgo con el fin de ordenar la toma de decisiones en función de la gravedad de cada momento.

Noticias relacionadas

next
x