Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 10 de julio y se habla de inmobiliario VIVIENDA solvia benidorm Turismo alicante coronavirus

renovación de maquinaria en negociación con la ute concesionaria

Alicante plantea un refuerzo de la limpieza con la compra de nuevos camiones y barrenderas

18/11/2019 - 

ALICANTE. El bipartito compuesto por Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs) al frente del Ayuntamiento de Alicante asume el compromiso previsto en el contrato de recogida de residuos y limpieza viaria y plantea una primera propuesta de renovación de maquinaria para mejorar la prestación de ambos servicios con el consiguiente aumento del gasto público que conllevaría esa inversión, al margen de los 36,6 millones establecidos como coste anual. 

En concreto, la Concejalía de Limpieza baraja la adquisición de entre cinco y siete camiones de recogida de residuos y un número similar de vehículos barrendera (hidrolimpiadores), con nuevas prestaciones como la incorporación de un sistema de baldeo especial, que mejoraría el rendimiento de la limpieza sobre las aceras. Además, ese paquete de compras se completaría con la incorporación de nuevas máquinas específicas para mejorar el tratamiento y clasificación de deshechos en la planta de residuos de Fontcalent. 

El coste del conjunto de esas adquisiciones podría alcanzar los tres millones de euros. Es decir, un millón y medio menos de la cifra contemplada en el pliego de condiciones como inversión adicional para reponer el material móvil y la maquinaria del servicio a partir del cuarto año de vigencia del contrato. Es decir, en 2016. 

La propuesta ha sido elaborada por los técnicos del departamento de Limpieza tras el estudio de las principales necesidades de la prestación y de un primer análisis sobre el estado de la maquinaria disponible, al margen del trabajo de inspección que sigue en desarrollo a cargo de una consultoría externa contratada específicamente para revisar cuál es el estado real de los vehículos actuales.

Limpieza ya ha trasladado el listado de posibles compras a los responsables de la UTE concesionaria (FCC, Ferrovial, Inusa y Grupo Cívica, de Enrique Ortiz) para que valoren si, a su juicio, también se ajusta a las necesidades de la prestación. En principio, la compra de ese nuevo material podría comenzar a tramitarse en el momento en el que los representantes de la UTE confirmen una respuesta favorable. Eso sí, no se ha detallado todavía si la compra se canalizaría a través del presupuesto de 2020 o si se financiaría mediante el pago de un aumento proporcional en las certificaciones mensuales, como se vino barajando en el último tramo del pasado mandato.

La tesis que baraja el bipartito es que la incorporación de esos nuevos vehículos contribuirá a mejorar la calidad de la limpieza durante el plazo en el que se demore la nueva adjudicación del servicio con nuevas especificaciones. La contrata actual, en manos de la UTE, vence en el año 2021, y no se contempla la concesión de una hipotética prórroga salvo que para entonces no se haya aprobado la nueva concesión. La nueva maquinaria pasaría a manos de la nueva adjudicataria. Entretanto, Limpieza mantiene su hoja de ruta para tratar de garantizar el cumplimiento del contrato con la imposición de penalizaciones y minoraciones a través del pago de las certificaciones mensuales por su prestación.

next
x