X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el local que rompió el pacto de gobierno de Amor y Agustín Navarro

Ahora sí, cierra el Tiki Beach de Benidorm

19/02/2019 - 

BENIDORM. Ahora sí, el pub Tiki Beach ha cerrado sus puertas. Estos últimos días han comenzado a sacar el mobiliario del local, situado en primera línea de playa de Levante de Benidorm. Los propietarios han librado una batalla judicial que parecía tener el punto y final en la ratificación del Tribunal Supremo del cierre del negocio. No obstante, según ha podido confirmar este diario, aún tiene un recurso por la vía penal pendiente de resolver, ya que recurrieron la sentencia que absolvía al acusado de falso testimonio.

El Tiki Beach es el pub para los ingleses por excelencia. Se había convertido en los últimos años en el local de peregrinación para estos turistas que se dejan el dinero en cerveza como forma de diversión y juerga, eso sí, a horas en las que el resto de vecinos y turistas aún están en la sobremesa. Una fiesta que alargaba hasta altas horas de la noche y que terminó colmando la paciencia de los residentes de la zona, que metieron en procesos judiciales a los dueños por el ruido que tenían que soportar cada día debido al éxito y los excesos.

El problema viene de lejos, siendo uno de los primeros pronunciamientos el del juzgado de primera instancia número 2 de Benidorm, que dio la razón a los vecinos en 2015 y declaraba resuelto el contrato de arrendamiento después de estimar probadas las “graves molestias” por los ruidos ocasionados por la música y la aglomeración de personas en el exterior.

En ese fallo, el juez indicaba, además, que el local había ejercido su actividad sin licencia de apertura y autorizaciones para conciertos durante más de cuatro años e, incluso, llegó a poner en duda la veracidad de los testimonios de tres agentes de la Policía Local. Además, condenaba a Benisuisse SL al “cese definitivo de la actividad que desarrolla en el local”.

Dos años después, el Supremo volvió a rechazar los argumentos de la empresa con un auto que recuerda que los vecinos “han venido sufriendo una actividad frenética más propia de un pub que de una cafetería (la actividad para la que se concedió licencia), con una incesante emisión musical en vivo y reproducida que supera los límites legales en cuanto a decibelios y clientela". 

Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando han decidido poner punto y final a este negocio. Eso sí, el modelo perdura en otros locales que tienen diseminados por la ciudad en la zona de éxito de los británicos, el Rincón de Loix, y que parece que por el momento están fuera de la polémica.

Una polémica que llegó a trascender a nivel político, sirviendo de motivo a la liberal Gema Amor, para romper el pacto de gobierno que tenía con el que en ese momento era el alcalde de Benidorm, Agustín Navarro. Fue meses antes de las elecciones de mayo de 2015, tras decretar el primer edil el archivo de las infracciones del local por estar prescritas, todo ello durante las vacaciones del concejal de Urbanismo, que era de Liberales.

Noticias relacionadas

next