Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Todos los grupos menos el PP votan a favor de tramitar la ley sobre diputaciones de Podemos

14/02/2019 - 

VALÈNCIA. (EP). Todos los grupos de Les Corts menos el PP han votado a favor de la tramitación de la proposición de ley de Podemos sobre las competencias de las diputaciones provinciales, con la que se pretende definir cuáles les corresponden y regular sus relaciones con la Generalitat, en un debate marcado por el recuerdo a los casos de corrupción en que se han visto implicadas esas instituciones y la advertencia de los 'populares' de que se trata de una "ocurrencia" para aumentar el poder autonómico e iniciar un "proceso de desconexión".

El portavoz de Podemos, Antonio Estañ, ha recordado que las corporaciones provinciales han sido "el epicentro de casos tan graves como Taula, Brugal o el de Carlos Fabra", han tejido "redes clientelares", han sido escenario de "luchas de poder territorial a veces intrapartido" y sobre las que no hay un "control democrático". "A día de hoy no podemos eliminarlas como desearía mi grupo", ha dicho, pero sí "superar su modelo" y centrar su actividad en su objetivo fundamental de apoyo a los pequeños municipios.

Tras lamentar que pese a los compromisos del Consell y del propio Ximo Puig no se ha presentado una reforma de la ley de coordinación de diputaciones y a tres meses de las elecciones "no ha llegado ni se la espera", Estañ ha destacado que presentan esta ley para "cumplir con el Botànic" y acabar con "una estructura opaca del siglo XVIII que no permite hacer una buena gestión de los recursos públicos".

El diputado del PP Manuel Pérez Fenoll ha sido el encargado del turno en contra y ha destacado que las diputaciones son las instituciones más cercanas a los ayuntamientos, preguntando si los presentes creen que un conseller o director general recibiría a un concejal de un pueblo de menos de 500 habitantes.

"Quieren cargarse esa cercanía", ha criticado, que "vulneraría la igualdad de los ciudadanos" de esos municipios y no ayudaría a evitar la despoblación. A su juicio, las diputaciones cumplen "una función irremplazable" para garantizar la prestación de servicios, abaratar costes o dar cobertura jurídica y técnica a los ayuntamientos más pequeños, ha explicado.

Además, ha asegurado que "no generaría ningún ahorro" porque esas funciones las asumirían otras entidades territoriales de nueva creación o la Generalitat, "mucho más alejada de los municipios y sus necesidades, lo que implicaría pérdida de eficiencia".

Estañ ha reprochado a la bancada del PP que "si querían defender las diputaciones lo han hecho muy mal, podían haber robado un poco menos, no ha sido un buen camino", lo que ha provocado una airada protesta de los 'populares', que le han exigido que retirara esas palabras. "Rus, Fabra y Ripoll, le doy nombres propios, uno por diputación, nieguen la realidad", ha contestado el síndic de Podemos.

Pérez Fenoll ha replicado: "Los corruptos a la cárcel si han delinquido, pero por eso no pueden desaparecer las administraciones". Además, ha advertido que "esta ocurrencia de aquellos que no conocen ni sienten la realidad de los municipios pequeños nos va a llevar a una catástrofe si sale adelante", apelando al PSPV para que no lo apoye. También ha recalcado que "los partidos separatistas no quieren las diputaciones, lo que quieren es fortalecer las comunidades para disponer de un poder omnívoro para iniciar su proceso de desconexión, que es lo que está de moda".

Mònica Álvaro (Compromís) ha subrayado que su partido opta no por superar el modelo actual de diputaciones, sino por la eliminación, y ha criticado la gestión realizada esta legislatura en las de Castellón y Alicante. "Ni Javier Moliner ni César Sánchez se creen lo que dicen, intentan hacer ver que son la salvación de los pueblos pequeños, pero no les importan, les importan ellos y sus sillas".

"Diputaciones, ninguna, vamos a por ellas", ha reiterado, porque "los ayuntamientos pueden funcionar sin pasar por el besamanos al que se les somete en Castellón y Alicante".

Desde el PSPV, Alfred Boix ha señalado que comparten el objeto de esta ley que ahora hay que trabajar para conseguir un consenso, y ha incidido en que hay que trabajar por la eficiencia. A su juicio, debería ser posible plantear un debate sobre la arquitectura institucional "sin riesgo de que te llamen catalanista", aunque "son tiempos difíciles para plantear estos debates".

Según ha resaltado, los socialistas apuestan por una reforma constitucional que permita al estado autonómico decidir libremente qué arquitectura quiere en su territorio" y eso es lo que defienden "sin hacer ningún papelón". Mientras esa reforma no llegue, "bienvenido sea el debate que propone Podemos", ha dicho.

Por su parte, el parlamentario de Cs Toni Subiela ha calificado la propuesta de "engaño y mentira" porque, a su juicio, no recoge un nuevo modelo para estas instituciones ni las vacía. "Lo único que intentan es engañar a los valencianos. Ha venido aquí hacer un mitin electoral lleno de promesas vacías que no se corresponden con lo que han presentado en su escrito", ha señalado.

"Nosotros también queremos pasar página de Rus, Ripoll, Rodríguez, Fabra, de Taula y el caso Alquería, pero su propuesta ni las elimina ni las vacía", ha señalado, para puntualizar, que pese a ello, apoyaba la iniciativa porque ve necesario "poner encima de la mesa el debate sobre las diputaciones".

Noticias relacionadas

next
x