crítica de cine

'The First Death of Joana': autodescubrimiento sensorial

7/06/2021 - 

VALÈNCIA. Verano de 2007, sur de Brasil. Joana (Letícia Kacperski) tiene 13 años y se enfrenta al descubrimiento de su identidad. La primera gran sacudida que recibe es la de la muerte de su tía Rosa, una mujer que vivió siempre sola y que nunca llegó a casarse. Gracias a ella se nutrió de sensibilidad artística, aprendió a hacer figuritas y fue la única persona que logró acceder a su universo personal. Pero tras su fallecimiento, una pregunta comenzará a obsesionarla: ¿por qué nunca tuvo pareja?

La directora Cristiane Oliveira, parte de un hecho real para narrar una delicada historia de iniciación en la que también hay mucho de su propia experiencia personal. Su primera película, La mujer del padre, ya abordaba esta zona limítrofe entre el fin de la infancia y el inicio de la madurez y todo el desconcierto que provoca. Ahora recupera todas esas sensaciones de confusión en A Primeira Morte de Joana, en la que confirma su talento para configurar atmósferas a medio camino entre el costumbrismo, la incomodidad y la poesía.

'The First Death of Joana'

El shock de esa primera pérdida cercana sumergirá a nuestra protagonista en una constante espiral de cuestionamiento de todo lo que le rodee. Iniciará su particular camino de autodescubrimiento, al principio como si fuera una detective que va buscando pistas sobre el pasado de su tía, sin darse cuenta de que por el camino también se aproximará a la exploración de ella misma. En ese proceso, tendrá una crucial relevancia la relación con una amiga, Carolina (Isabela Bressane), con una mentalidad mucho más moderna y abierta que ella, que ha sido criada en un entorno conservador marcado por los miedos de su progenitora. Ambas familias tienen raíces alemanas, pero mientras que la de Joana sigue anclada en las tradiciones, la de Carolina adopta un espíritu mucho más contemporáneo y libre.

Carolina acompañará a Joana en ese itinerario íntimo descubriéndole una nueva dimensión en lo que se refiere a los vínculos afectivos que no tienen que circunscribirse únicamente a la heterosexualidad. Será entonces cuando se interne en un espacio muy privado que tiene que ver con su inocencia y desconocimiento, sus prejuicios y sus inseguridades.

'The First Death of Joana'

La directora plasma los encuentros entre ambas a medio camino entre la ensoñación y la realidad, de una forma profundamente sensorial en la que el espacio en el que se encuentran cobra una importancia fundamental. Una comunidad cerrada, en la que corren los rumores, pero rodeada de naturaleza, de entornos abiertos y agrestes en los que siempre sopla el viento, razón por la que se ha instalado una central eólica que marca el contraste entre lo viejo y lo nuevo, justo en ese momento de cambio en el que se encuentra Joana.

A Primeira Morte de Joana es una película que explora de forma profunda lo femenino, el deseo, la represión dentro de una estructura social patriarcal, la necesidad de liberarse de los tabúes y las relaciones entre las mujeres de diferentes generaciones.

Es una película de aura ensoñadora, repleta de pequeños detalles y construida a base de silencios que dicen más de los personajes que sus propias palabras. También hay rabia en su interior, la de la propia Joana, que se encuentra en una fase de negación y de confusión, en la que hay más preguntas que respuestas. A Cristiane Oliveira le gusta explorar esas franjas fronterizas en la que se mezclan los sentimientos y en las que cunde la extrañeza. Por eso, tanto su anterior trabajo como este, se encuentra repleto de zonas difusas, entre la revelación y el simbolismo.

Noticias relacionadas

EL CABECICUBO DE DOCUS, SERIES Y TV 

La figura del influencer ya la trató 'Un rostro entre la multitud' en 1957

Por  - 

Comunicadores que vienen del pueblo, hablan como el pueblo, le encantan al pueblo y son al mismo tiempo temidos y codiciados por los políticos. No hace falta buscarlos en los streamings o en las redes sociales, este fenómeno es tan viejo como la radio y la televisión. De hecho, una película de Elia Kazan y Budd Schulberg (autor de las pruebas documentales contra los nazis en Nuremberg) retrató el fenómeno de forma magistral. Los tics megalómanos del comunicador demagogo de hoy y sus componendas políticas, aquí son perfectamente reconocibles

EL CABECICUBO DE DOCUS, SERIES Y TV 

'El asesino de ovejas', una obra maestra sobre clase obrera rodada en fines de semana con 10.000$

Por  - 

Podría haber sido cosa de Rossellini o Satyahit Ray, pero era el barrio de Watts en Los Angeles y la película la rodó un estudiante negro de UCLA. Era su proyecto de fin de estudios. Charles Burnett hizo todo. El guión, la cámara, la fotografía, la dirección, el montaje... los actores eran gente del barrio. No había grandes ambiciones, pero ahora se considera una de las 100 películas esenciales de la historia. Contar, no contaba nada, por eso contaba mucho. Era la vida, sin más, en ese barrio obrero

next
x