X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CUMPLE 1.000 DÍAS COMO PRESIDENTE

Telefónica pierde una quinta parte de su valor durante el mandato de Álvarez-Pallete 

10/01/2019 - 

VALÈNCIA. Se acaban de cumplir los 1.000 primeros días con José María Álvarez-Pallete al frente de Telefónica, cuyo balance arroja una caída en bolsa del 20,37% por cuanto el día de su nombramiento -8 de abril de 2016- las otrora 'matildes' cerraron en los 9,452 euros frente a los 7,527 euros que lo hicieron ayer. O lo que es lo mismo: la operadora se ha dejado en el camino una quinta parte de su valor -lo mismo que Euskaltel- frente al 4,70% que se ha revalorizado el Ibex 35 en el mismo periodo de tiempo.

Cierto es que dos de las principales 'telecos' europeas como son British Telecom y Vodafone se han dejado más en el camino en los últimos 1.000 días, con fuertes descensos del 46,85% y 32,84% respectivamente; mientras que Deutsche Telekom y Orange han cedido un 2,22% y 3,51% respectivamente desde entonces. Pero no menos cierto es que Telefónica (TEF) se revaloriza en lo que va de año un 2,5% tras haber llegado a ganar el 5% y se haya desinflado tras los dos últimos cierres negativos.



Pero no solo eso sino que TEF se convirtió en "uno de los motores del Ibex 35 en el último trimestre de 2018", tal y como apuntaba Álvaro Giménez-Cuenca de XTB en su análisis publicado en este diario el pasado 11 de diciembre. "La compañía sigue teniendo recorrido alcista, tanto por fundamentales al ser una compañía muy devaluada como por la figura que dibuja en aspecto técnico", advertía entonces recomendando poner un 'stop loss' en la zona de los 7,30 euros por si corregía. Y corrigió porque llegó a tantear los 8 euros.

El balance negativo de Telefónica durante la 'era Pallete' va en línea del que presentó a lo largo de los casi 16 años que estuvo al frente de la operadora César Alierta. Fue a finales de marzo de 2016 cuando el veterano empresario aragonés anunció el relevo a su 'número dos' como su sucesor, que posteriormente lo refrendó el consejo de administración de la 'teleco' el 8 de abril.

'Bailando con la más fea'

A lo largo del periodo de Alierta, Telefónica se dejó en el camino casi un 60% pero conviene recordar que 'le tocó bailar con la más fea' al tener que sortear la peor crisis de la historia contemporánea española. Por no hablar de que sufrió la apertura del mercado de las 'telecos'; mientras tuvo que afrontar la privatización total de la compañía y sufrir la apertura del mercado de las 'telecos'. 

Alierta tomó el relevo de Juan Villalonga, cuyo mandato se extendió desde junio de 1996 hasta julio del año 2000, viviendo uno de los mayores esplendores de la economía española. No en vano la cotización de Telefónica en bolsa se multiplicó por casi cinco veces durante el mandado del que fue el noveno presidente de la historia de Telefónica. Antes lo habían sido Cándido Velázquez, Luis Solana, Salvador Sánchez-Terán, Tomás Allende, José Antonio González-Bueno, Antonio Barrena, José Navarro Reverter y Estanislao de Urquijo y Ussía, el primero de todos.

Álvarez-Pallete (izquierda) y César Alierta
Álvarez-Pallete manifestó a finales de noviembre pasado -dentro del Encuentro Directivos 2018 donde se presentó el nuevo plan estratégico bautizado como 'Reconecta'- que "el gen del cambio está en el ADN del equipo de Telefónica". El actual presidente remarcó que la operadora tiene actualmente cuatro oportunidades de crecimiento en la conectividad, los servicios prestados sobre ésta, el Big Data y la Inteligencia Cognitiva.

El nuevo plan estratégico de TEF, que sustituye al presentado en 2015 bajo el nombre de 'Elegimos todos', se resume en cinco ejes claves entre los que se incluye tanto el crecimiento en relevancia para los clientes como el crecimiento en ingresos, con el foco en monetizar una propuesta de valor atractiva que incluya tanto los productos y servicios de Telefónica como los de terceros bajo un "ecosistema de partners abiertos".

Reduciendo deuda sin grandes desinversiones

Asimismo, el plan también se sustenta en un crecimiento de los retornos gracias al aumento de los ingresos, las eficiencias generadas por la digitalización, la simplificación y una gestión basada en el retorno del capital empleado (ROCE). Los otros dos ejes son el crecimiento sostenible y responsable y la motivación del equipo de profesionales de Telefónica, "elemento clave capaz de multiplicar el crecimiento".

Álvarez-Pallete, que ha reducido la deuda sin tener que llevar a cabo grandes desinversiones, destacó durante dicha presentación que Telefónica está ahora en una posición de solvencia y liquidez "envidiable", ya que ha hecho gran parte de los deberes. "No es importante si el vaso está medio lleno o medio vacío, lo único que importa es que tenemos un mundo de oportunidades para llenarlo", apuntó entonces un ejecutivo con raíces valencianas como contó a finales de marzo de 2016 Valencia Plaza.

Noticias relacionadas

next
x