X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El 20% cuenta con equipos de entre 5 y 10 personas 

'Startups' que crean empleo de forma diferente

20/11/2017 - 

VALÈNCIA. El mapa del emprendimiento 2017 ponía de manifiesto la progresiva maduración de nuestras startups y, con ello, su capacidad para extenderse en el tiempo y generar empleo. Los datos aportados en este sentido eran que casi la mitad de las startups nacidas en España cuentan con equipos de 2 a 5 personas, 2 de cada 10, las integran equipos de entre 5 y 10 empleados mientras que un 9% cuenta en su plantilla con un equipo de entre 10 y 20 trabajadores, un 2% más que en 2016. Además, se supone que el 87% estarían buscando hacer nuevas contrataciones. Decir que estas cifras tienen un fuerte impacto en el mercado laboral sería pretencioso, pero tampoco debe menospreciarse su contribución a la economía en tiempos de recesión, su capacidad de innovar y la transformación de la cultura empresarial.

En cuanto a los perfiles de empleo más demandados, están los desarrolladores de software y los expertos en marketing y ventas, seguidos de los jefes de operaciones. Desde el portal de empleo Infojobs se confirma esta mayor demanda de profesionales tecnológicos. “En los últimos años hemos visto un incremento muy importante de las vacantes de empleo para el sector de la informática y las telecomunicaciones, donde las startup han contribuido también a la generación de empleo. De hecho, la demanda de estos profesionales no solo se ciñe al sector puramente tecnológico, sino que el proceso de digitalización de las empresas tradicionales y el boom de las startups ha acrecentado esta demanda”, afirma Dominique Cerri, directora general de Infojobs.

Sueldos por encima de la media

Otro de los datos que aportan desde la bolsa de empleo es el referente a que las vacantes en el sector de Informática y las Telecomunicaciones ascendió en el año 2016 a 332.861 ofertas de trabajo, equivalente a un 6% más que el año anterior. Estos serían, pues, los sectores que, a día de hoy, generan más oportunidades de trabajo en España con “menos inscritos por vacante y salarios por encima de la media nacional (28.300 euros brutos de promedio anual). De éstas, más de la mitad  de las ofertas eran para trabajar en la Comunidad de Madrid, y casi un 23%, en Barcelona”, asegura Cerri.

En este sentido, en Campus Madrid se vanaglorian del hecho de que las startups que se alojan en sus instalaciones han creado más de 2.354 puestos de trabajo y levantado más de 37,5 millones de euros de financiación desde su apertura en 2015. El tamaño medio de los equipos de este ecosistema es de 4 miembros y, a comienzos de 2017, más de 240 organizaciones buscaban nuevos integrantes para la organización. Este es el motivo de la celebración del evento anual Startup Tech Job Fair para ayudar a las empresas emergentes a captar talento y orientar en la búsqueda de empleo a aquellos interesados en trabajar con ellas.

Algunos ejemplos

La última edición de la feria de Campus Madrid contó con la presencia de empresas de la talla de Hawkers, Glovo, Chicfy, o El Tenedor. Todas ellas claros exponentes de organizaciones que están ya más cerca del mundo empresarial que de las startups, por su crecimiento exponencial. Así, por poner un ejemplo, Hawkers, que nació en 2013, anda ya por los 120 empleados mientras que en El Tenedor (2007) presumen de proporcionar empleo a cerca de 600 personas.

Relevante es también el caso de Spotahome. Esta plataforma online para alquilar alojamientos no vacacionales de media y larga duración fue lanzada el 5 de marzo de 2014. Era el proyecto empresarial de sus 4 fundadores: Bryan McEire (Costa Rica), Hugo Monteiro (Portugal), Bruno Bianchi (Argentina, Italia) y Alejandro Artacho (España). El mismo espíritu multicultural del que han hecho gala desde sus orígenes es el que mantienen ahora en su plantilla de 200 empleados de 30 nacionalidades distintas en la oficina de Madrid. “Tenemos que hablar todo el tiempo en inglés porque, si no, allí no hay quien se entienda”, declara Daniel Tallón, director de marketing de Spotahome.

Pero, además de fomentar la heterogeneidad, cambia también en estas organizaciones la forma de seleccionar al personal, partiendo de la base de que las necesidades son distintas. “En nuestra empresa se aplica un filtro cultural muy fuerte. Buscamos a personas jóvenes cualificadas, pero, sobre todo, con mentalidad abierta, con iniciativa y con actitud para adaptarse a los cambios. Personas que respiren como nosotros, sin fronteras, a las que les guste viajar y no tengan reparo en desplazarse”, es como describe Tallón los rasgos predominantes de una plantilla con una media de edad que está entre los 29 y los 30 años. Dicen también tirar de redes como Linkedin o portales de empleo para reclutar a empleados.

El riesgo del crecimiento

Los hay, no obstante, que no se muestran tan entusiastas con este tipo de organizaciones. David Criado, fundador de Vorpalina, se define como facilitador del cambio. En su trabajo dice ayudar a muchas empresas que se encuentran anquilosadas por el exceso de jerarquización y el tedio de sus empleados. Criado ve en organizaciones como las startups una esperanza a la modernización empresarial de nuestro tejido, aunque advierte del riesgo de acabar replicando lo de siempre una vez que alcanzan el crecimiento. “Hay que tener una visión muy clara y mantener la vigilancia de la meritocracia para no  terminar imitando la estructura de las organizaciones grandes cuando creces. A mí, por ejemplo, me parecen sospechosas esas startups que lo primero que hacen es repartir cargos entre los fundadores. Da igual que la terminología sea en inglés, pero eso de que la primera preocupación sea ponerse títulos…”.

next