X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Gobierno fijará la próxima semana las líneas generales de los Presupuestos 2019

Foto: Ricardo Rubia/EP
7/10/2018 - 

MADRID/BERLÍN (EFE). El Gobierno fijará la próxima semana las líneas generales del proyecto de Presupuestos que reflejarán, según dijo este domingo el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, una "apuesta clara" por la igualdad entre los permisos de paternidad y maternidad y por la universalización de la educación de cero a tres años.

En una breve intervención sin preguntas al inicio de la carrera de obstáculos por la conciliación y la corresponsabilidad, organizada por el Club Malasmadres, en Alcobendas (Madrid), Sánchez ha asegurado que el Gobierno "está en forma, avanza y va a lograr las metas que se propone, y una de ellas es la igualdad".

Fuentes de Moncloa han precisado las palabras de Sánchez -que al inicio de la carrera comentó que los Presupuestos se presentarán la próxima semana- y han explicado que el presidente se refería al envío a Bruselas del borrador de Presupuestos el 15 de octubre, si bien previamente, la próxima semana el Ejecutivo informará de las líneas generales de las cuentas públicas.

De hecho, el lunes 15 de octubre es la fecha límite en la que el Ejecutivo debe enviar a la Comisión Europea su borrador presupuestario para el próximo año.

También ha asegurado que si en esta legislatura se logra una ley de igualdad entre hombres y mujeres y se acaba con la brecha salarial, desde el punto de vista legal, "habremos hecho muchísimo por el progreso y la prosperidad, y ese -ha afirmado- es el compromiso que tenemos".

Calviño, "a favor de la austeridad" si no daña crecimiento y estabilidad

La ministra española de Economía, Nadia Calviño, se muestra en una entrevista publicada este domingo en el diario alemán Handelsblatt "muy a favor de la austeridad", pero "sólo cuando no pone en peligro el crecimiento económico y la estabilidad".

La economía y las finanzas, argumenta la ministra, "sólo son sostenibles cuando un país es estable también desde el punto de vista social", y apunta que en los últimos años "se ha ensanchando la brecha entre ricos y pobres" en España, y ha aumentado la pobreza infantil y el porcentaje de población en riesgo de pobreza.

 
"Si queremos mantener nuestra economía social de mercado y evitar que los populistas ganen adeptos, tenemos que preocuparnos por que todos se beneficien del crecimiento económico", razona.

Calviño explica que el Gobierno español va a hacer "un esfuerzo" para reducir el déficit público hasta el equivalente al 1,8 % del producto interior bruto (PIB) en 2019, cuando su pronóstico para el de este ejercicio -revisado al alza al acceder al ministerio- es del 2,7 %.

Superávit primario

El Ejecutivo español aspira a lograr en 2019, por primera vez en más de una década, un superávit primario y a reducir el déficit estructural en cuatro décimas porcentuales, "eso en un país en el que el gasto público está claramente por debajo de la media europea y que en los últimos años ha reducido fuertemente el gasto en sanidad y educación".

El cambio de prioridades y el aumento del gasto en algunas partidas, señala, no están reñidos con la estabilidad presupuestaria.

"Queremos restablecer algunas partidas presupuestarias y simultáneamente reducir el déficit estructural. Lo financiaremos con recaudaciones fiscales adicionales, por ejemplo sobre las grandes empresas digitales, sobre transacciones financieras, sobre los ingresos superiores a 150.000 euros anuales y con impuestos medioambientales", explica.

Calviño subraya asimismo que una fórmula para combatir la desigualdad social es incidir en el mercado laboral, que se "ha flexibilizado más y más en los últimos años" y "gran parte de los nuevos contratos tienen una duración de tan sólo unos días, semanas o meses".

"Además, los sueldos han bajado tanto que ya muchos españoles no pueden vivir sólo de su salario. Tenemos que luchar contra el abuso de contratos temporales. No deben servir para ocupar puestos de trabajo fijos con contratos ilimitados que se prologan", afirma.

Crecimiento desacelerado

La ministra reconoció que el crecimiento se está desacelerando -aunque "sigue siendo dinámico"- y apunta a un contexto externo adverso, con el fin de la política expansiva del Banco Central Europeo (BCE), las tensiones comerciales y el "brexit".

"Hay que aumentar la productividad y la calidad del trabajo para que mejoren los salarios sin que España pierda competitividad a nivel internacional", avanza.

Con respecto al hecho de que el Gobierno español esté conformado mayoritariamente por mujeres, Calviño asegura que la "mezcla distinta entre mujeres y hombres trae puntos de vista más diversos al debate", puede contribuir a que "se reconozcan mejor los riesgos" y acelera las discusiones porque las mujeres piensan "de forma más práctica".

Sobre la venta de Bankia, la ministra recuerda que el Ejecutivo se ha propuesto vender su participación para finales de 2019, pero sólo "cuando el precio sea adecuado"

"Bankia es muy sólida, tiene una gestión profesional y da buenos resultados. Pensamos que vale más que su actual valor en bolsa", concluye.


Noticias relacionadas

next
x