X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

recomendación

Rentabilice sus ahorros a través de fondos de inversión

28/05/2018 - 

MADRID. A lo largo del último mes, si bien los mercados de renta variable -en especial los norteamericanos- han recuperado parte del brillo perdido durante febrero y marzo -gracias a los buenos datos sobre beneficios empresariales-, los mercados de renta fija han seguido sufriendo leves correcciones en sus precios

El repunte de los tipos de interés en Estados Unidos (el bono a 10 años americano cotiza ya en el entorno del 3%); el alza de las primas de riesgo en la zona euro (principalmente en los mercados periféricos ante la incertidumbre que genera la formación de un posible gobierno más populista de lo deseado en Italia tras los acuerdos entre el partido Movimiento Cinco Estrellas y la Liga del Norte) y el incremento de los tipos de interés en los principales mercados emergentes (a la revalorización del dólar y la subida de tipos en USA se le une la preocupante situación macroeconómica en Argentina) no están dando tregua a los gestores de renta fija, cuya labor, a la hora de conseguir rentabilidades positivas, ya era bastante complicada en un entorno de tipos históricamente reducidos.


Con todo ello, no es extraño que nos encontremos en este momento, con la gran mayoría de los fondos de renta fija, tanto de corto plazo como de largo, tanto de deuda investment grade como high yield, en negativo y ocasionando pérdidas en las carteras que, tradicionalmente, se consideran de perfil más conservador. Mientras tanto, gran parte de los fondos de renta variable vuelven a estar en positivo en el acumulado de año dando brillo a las carteras de los inversores con perfiles más agresivos.  

Entre las categorías de fondos que mejor se han comportado en el último mes se encuentran las relacionadas con el sector energético -el precio del petróleo se ha revalorizado cerca de un 6% en el mes- así como los fondos del sector tecnológico y los que apuestan por la renta variable china y británica. En el lado opuesto, las categorías que más pierden, son los que apuestan por la renta variable turca (en el mes, la bolsa turca ha caído un 6%), brasileña (el índice iBovespa ha corregido un 4%) y mexicana (el índice IPC de la bolsa de México ha caído un 6,4% en el mes) y los que invierten en renta fija emergente en divisa local.

Volatilidad en aumento

En este entorno de mercado, en el que la volatilidad va a seguir repuntando, si bien seguimos confiando en los mercados de bolsa consideramos importante extremar de nuevo la cautela; en especial en los perfiles más conservadores. En el caso de aquellos inversores que lo hayan pasado muy mal con las caídas producidas en sus inversiones en meses anteriores, recomendamos que aprovechen el rebote registrado para reducir las posiciones en activos de mayor riesgo.

Respecto a nuestras carteras destacar el buen comportamiento durante las últimas cuatro semanas de la gran mayoría de los fondos mixtos de renta variable y fondos puros de bolsa seleccionados. Entre los más rentables del mes, se encuentra el producto True Value. Este fondo invierte en acciones de compañías situadas en países de la OCDE, bajo un estilo de inversión orientado a valor ('value'). Su objetivo (no garantizado) es obtener rentabilidades de doble dígito a largo plazo (3-5 años), intentando superar el rendimiento de los principales índices con una volatilidad menor.


Asesorado por Alejandro Estebaranz y José Luis Benito, aunque bajo el paraguas de Renta 4 como gestora legal, el fondo invierte en valores de alta calidad con una expectativa de crecimiento superior a la media y con un sesgo hacia la mediana y pequeña capitalización. Siguiendo la filosofía del 'value investing' (uno de cuyos máximos exponentes es Warren Buffett), seleccionan compañías poco seguidas por el mercado, que tengan negocios poco expuestos al ciclo y sean predecibles, que cuenten con un bajo endeudamiento y buenos equipos de gestión.

A cierre del primer trimestre de 2018, la cartera tenía más de un 94% en bolsa después de haber reducido drásticamente la liquidez para tomar provecho de la volatilidad del mercado (casi la mitad está en compañías de tamaño mediano). El nivel de liquidez actual es del 6% siendo la media histórica del 15%.  

Por divisas, un 25,5% de la cartera está en euros; por lo demás, tiene: un 27,5%% en dólares USA, un 16% en dólares canadienses y otro tanto libras esterlinas. No obstante, el fondo tiene el riesgo de divisa cubierto a euros, vía futuros (salvo en algún caso como veremos a continuación). A nivel temático, un 25% de las compañías en cartera son tecnológicas, un 21,5% de consumo discrecional y un 17% financieras. Por el contrario, los fondos de renta fija, como se indicaba al principio, son los que presentan un peor comportamiento en el mes y en el acumulado del año. La actual situación de los tipos de interés (tipos bajos, pero con tendencia al alza) no favorece a esta modalidad de fondos ni a corto ni a medio plazo. 

Sesgo 'market neutral'

En consecuencia, vamos a reducir el peso destinado a estos productos en la cartera de perfil conservador y a eliminarlos de la cartera agresiva. Como alternativa vamos a incorporar un nuevo fondo de retorno absoluto: Penta Inversión. Este producto tiene como objetivo, no garantizado, superar al Euribor a 3 meses más un diferencial de 350 puntos básicos, con una volatilidad media anual máxima del 4%.Para lograr ese objetivo de retorno absoluto, su gestor, Juan Cueto, estructura la cartera de la siguiente manera:

El grueso del patrimonio lo destina a estrategias 'long/short equity' con sesgo 'market neutral'. Las posiciones largas, en su mayoría, son inversiones directas en acciones -en menor medida también futuros y opciones sobre determinados índices-. Por su parte, las posiciones cortas se materializan a través de venta de futuros sobre diversos índices sectoriales paneuropeos, así como sobre índices nacionales o supranacionales (Eurostoxx50, S&P 500, Dax...). Por tanto, podría calificarse casi como una estrategia de 'equity hedge'. Además se realizan operaciones con futuros de divisas con la finalidad de cobertura y/o inversión.


Otra parte del fondo está invertida en bonos: corporativos, convertibles, subordinados…, con los que el gestor trata de optimizar la tesorería (antes esta parte se gestionaba fundamentalmente vía depósitos bancarios), sin tomar demasiado riesgo duración, pero con la posibilidad e invertir tanto en bonos de compañías grandes como de empresas de pequeña y mediana capitalización, menos explotadas por el mercado.

Finalmente, hay una parte marginal en valores objeto de movimientos corporativos, aprovechando el diferencial entre la cotización y el precio ofrecido, y que suele representar en torno al 5% de la cartera. El gestor suele combinar operaciones con distintos niveles de riesgo para controlar la volatilidad.

Cotizadas del MAB

Para el grueso de las estrategias 'long/short', el universo de inversión se centra en la zona euro, que representa cerca del 95% del patrimonio, mientras que el restante 5% se encuentra invertido en Estados Unidos (en valores que el gestor sigue desde hace tiempo como es el caso de BlackBerry o Fossil).

Actualmente, España representa el 39% del total donde tiene algunas grandes compañías como Telefónica o Inditex pero donde sobre todo podemos encontrar compañías más pequeñas, incluso alguna cotizada en el MAB, el Mercado Alternativo Bursátil; repartiéndose el resto entre Alemania, Benelux, Francia, Italia y Finlandia fundamentalmente. En cuanto a sectores, la cartera, orientada sobre todo a la mediana y pequeña capitalización, se encuentra bastante diversificada.

Equipo de análisis de Profim Asesores EAFI

Noticias relacionadas

next