Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Recreos escalonados y asientos fijos en el transporte, así será el protocolo en los centros

30/07/2020 - 

VALÈNCIA.  (EP) La Conselleria de Sanidad Universal y la de Educación han enviado a los centros educativos no universitarios el protocolo de protección ante la transmisión de la covid-19 para el curso 2020-2021, que, entre otras medidas, recoge la conveniencia de escalonar las  salidas del alumnado al patio y de establecer lugares fijos en el transporte escolar durante todo el año.

De esta manera, el protocolo contempla las medidas de actuación determinadas por las autoridades sanitarias de la Conselleria de Sanidad, que ha realizado varias reuniones con el departamento de Educación para informar en todo momento de como se ha desarrollado este documento.

El objetivo central de estas directrices es "establecer las actuaciones que hay que tomar para asegurar una vuelta a las aulas en septiembre de manera segura, saludable y sostenible, a través de la aplicación de medidas de promoción de la salud, la protección y la prevención adaptadas a las diferentes etapas educativas". Es también una guía para facilitar la gestión adecuada de los casos con SARS-CoV-2 a través del establecimiento de protocolos de actuación y coordinación factibles, destacan desde la Generalitat.

El documento recopila medidas para el mantenimiento del distanciamiento interpersonal. Como norma general, se mantendrá una distancia de al menos 1,5 metros en las interacciones entre las personas de la comunidad escolar en todo el recinto educativo.

Se fomentará, con el fin de limitar los contactos, el transporte activo --a pie o en bicicleta-- al centro educativo, para ello se promocionarán en colaboración con los ayuntamientos, rutas seguras y se facilitaran aparcamientos de bicicletas.

Siempre que sea posible se establecerán zonas de entrada y salida al recinto educativo diferenciadas. Además, se deben programar de forma escalonada para evitar aglomeraciones. Añade el protocolo que para los menores acompañados de familiares puede resultar de interés práctico señalar una distancia a 2 o más metros del acceso al recinto, desde donde poder dejar a los niños y niñas para que accedan de forma autónoma al centro.

Se insta igualmente a reducir al mínimo los desplazamientos de grupos de escolares por el centro facilitando en lo posible que sea el profesorado el que acuda al aula de referencia o realice sus sesiones de forma telemática. El tránsito de alumnado por el interior del edificio y escaleras se hará de forma ordenada y manteniendo la distancia de seguridad.

Con este fin, se recomienda señalar líneas de separación en el centro de los pasillos e indicar la conveniencia de circular siempre por la zona indicada para cada dirección ("carril o camino derecho"). Se procederá de igual forma en las escaleras y se indicará la recomendación, en lo posible, de no tocar los pasamanos o barandillas.

Asimismo, se insta a priorizar, siempre que sea posible, el uso de los espacios al aire libre para la realización de las actividades educativas y de ocio. Como ya es sabido, se pide el establecimiento hasta cuarto de Primaria de grupos de convivencia estable --los llamados grupos burbuja--.

Respecto a las zonas comunes, se hace un llamamiento para priorizar en lo posible, la utilización de los espacios al aire libre para la realización de actividades educativas y de ocio. A fin de mantener las medidas de distanciamiento en el patio o recreo se procurará escalonar los horarios de descanso; recomendar el uso de mascarillas como medida de protección; garantizar que se respete la distancia de seguridad a la salida y retorno en el aula;  señalizar la distribución del alumnado por sectores y reforzar la vigilancia a la hora del patio para garantizar la atención adecuada al alumnado.

En el uso del patio por parte de los grupos de convivencia estable, se tiene que garantizar que entre cada uno de ellos haya suficiente distancia para evitar el contacto entre los diferentes grupos. Cuando las condiciones climatológicas no permitan acceder al patio exterior y en el caso de que el centro no disponga de espacios alternativos, el alumnado permanecerá en su aula bajo la vigilancia, preferentemente, del último profesor o profesora con el cual ha estado. En este caso hay que procurar mantener el aula ventilada durante el recreo.

También hay que verificar que la distancia de seguridad esté garantizada en todas las zonas comunes (comedor, aseos, vestuarios, etc.) bien mediante disminución del aforo bien mediante acceso escalonado. En bibliotecas, sala de informática, salas de descanso, de encuentro, reuniones, talleres y acogida, también debe ser contemplada esta medida.

Por lo que se refiere a las interacciones con personas externas a la organización del centro educativo, se reducirán al mínimo y se evitarán gestos de afecto o cortesía social con los usuarios y las usuarias que supongan contacto físico, incluido el dar la mano. En esta misma línea, durante el periodo de incorporación progresiva en el centro del nuevo alumnado de Educación Infantil, no estará permitida la participación y la colaboración de los progenitores y las progenitoras dentro del aula.

Extraescolares

El programa actividades complementarias y extraescolares se ajustará a la evolución de la pandemia Covid-19, y se promoverán especialmente las actividades complementarias que se desarrollen fuera del centro educativo. Los centros podrán organizarlas siempre que se pueda garantizar la distancia mínima interpersonal, y que, además, se disponga de un registro con la relación del alumnado asistente, de forma que, en el caso de detectar un contagio, se pueda hacer la trazabilidad sobre las personas que se deberían aislar.

En el servicio de transporte escolar colectivo, la mascarilla será obligatoria para las personas mayores de 6 años y recomendado para mayores de 3 años. La asignación de asientos se fijará a principio de curso y quedará reflejada en un documento por parte de la persona acompañante del servicio y se mantendrá durante todo el curso académico.

El alumnado usuario de transporte esperará en las paradas, manteniendo la distancia física y en orden para acceder al vehículo en fila y por la puerta de delante. Se reservará el inicio de la cola a las personas que ocuparan los asientos de detrás. La bajada se hará en el orden inverso, sin aglomeraciones y evitando contactos.

Se deberán coordinar los horarios de las rutas y centros escolares, para optimizar el tiempo en las entradas y salidas del centro. Protocolo para el servicio de comedor escolar.

Comedor

Finalmente, en el comedor escolar, habrá que realizar un correcto  lavado de manos al empezar y finalizar. Desde la administración se incide en que la hora de comer "supone diferentes retos, dado que las mascarillas no se pueden usar mientras se come y los comedores de muchos centros suelen estar muy concurridos". Por ello, se propone organizar el espacio y los horarios para mantener la distancia de 1,5 metros --esto no es necesario entre los alumnos del grupo burbuja--; marcar circuitos de entrada y salida y lugares de espera previos al servicio (aquí sí se llevará mascarilla); mantener bandejas cubiertas que serán recogidas por los comensales bajo la supervisión de un monitor o ser dispensadas y recogidas por una única persona.

En cualquier caso, se deben diferenciar claramente las bandejas que tienen como destino comensales con alergia e intolerancia alimentaría y estas deberán ser etiquetadas claramente indicando el contenido de las sustancias que provocan alergias o intolerancias y a quién van destinadas.    

Noticias relacionadas

next
x