X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Que comiencen los juegos: la primera 'no-reunión' del Botànic II 

9/05/2019 - 

VALÈNCIA. Primera reunión informal -y no conjunta- entre los líderes de los partidos que integrarán, a priori, el futuro Botànic II. Después de que los resultados electorales ofrecieran una victoria al bloque de izquierdas -52 escaños frente a los 47 que obtuvo la derecha-, este jueves se inició la ronda de contactos entre PSPV, Compromís y Podem. 

Primero, una cita entre el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta, Mónica Oltra, por la mañana de forma "discreta" en un domicilio particular. Por la tarde, un encuentro, también informal, entre la portavoz del Consell y el candidato de Podem a la Presidencia del Gobierno valenciano, Rubén Martínez Dalmau

Las distintas fuentes consultadas por este diario aseguraron que no se abordaron cuestiones concretas de la composición del futuro Consell ni competencias concretas de los departamentos del Botànic II. El encuentro estuvo dirigido a valorar los resultados electorales y dialogar sobre la inminente cita de los comicios municipales y cómo podrían resolverse en favor del bloque de izquierdas en lo que respecta a ayuntamientos y diputaciones.

En la reunión, que las fuentes consultadas interpretaron como un acercamiento de posturas de cara al grueso de las negociaciones, también flotó la decisión del adelanto electoral impulsado por Ximo Puig, una decisión que en su día causó fuerte malestar en Mónica Oltra y en el seno de Compromís.

Contradicciones a lo largo de la jornada

La expectación por conocer cuándo y en qué términos se iba a producir la primera reunión entre los líderes de los tres partidos que firmarán el Acuerdo del Botánico II -PSPV, Compromís y Podem- era alta. 

No en vano, el adelanto electoral decretado por Puig sin el apoyo de Compromís -aunque sin la hostilidad de Podem-, hizo que la legislatura pasada se cerrara de forma adversa. Una situación que auguraba unas complejas negociaciones futuras si los resultados en las urnas permitían reeditar el pacto firmado en 2015. 

Ahora bien, no solo la forma abrupta en la que se zanjó el pasado mandato dibujaba un escenario complejo para afrontar una negociación de un futuro Ejecutivo. En esta ocasión, además, Unides Podem -integrada por el partido morado que lidera Antonio Estañ y por Esquerra Unida- tiene intención de entrar a formar parte del Consell, por lo que el reparto de carteras tendría que acordarse entre cuatro partidos y no solo entre dos como en 2015, lo que en principio complicaría aún más la división de competencias.

Con estos mimbres, y diez días después de que se produjeran las votaciones del 28 de abril, este miércoles se especulaba con una reunión a tres entre Puig, Oltra y Dalmau. Una cita sobre la que a lo largo del día circularon varias versiones: desde que no se había producido, hasta que la "reunión a tres" en realidad no era tal, sino más bien un encuentro informal entre Puig y Oltra en un domicilio particular para evitar ser vistos.

A primera hora de la mañana, los socialistas afirmaron que no había prevista ninguna reunión entre los tres líderes, mientras el propio Dalmau se quejaba de que él no había sido invitado a participar en ningún encuentro. Las declaraciones del líder morado hicieron que en el PSPV se barruntara que había sido Compromís quien había filtrado a la prensa que se iba a producir un encuentro de estas características y se apresuraron a trasladar al líder de Podem que la cita de la que se hablaba en realidad iba a ser solo entre Puig y Oltra. 

Por su parte, Compromís negó a sus socios que hubieran filtrado a la prensa que los partidos del Botánico iban a mantener una reunión ese mismo día y, a su vez, también negaron a los medios de comunicación en un primer momento que hubiera habido un encuentro formal para más tarde matizar que lo que se había producido era una cita en un domicilio particular entre el número uno y la número dos del Ejecutivo valenciano; algo que no consideraban "una reunión oficial", y por lo que en un principio habían negado que se hubiera producido. 

En Podem, que primero afearon enterarse por la prensa de dicha asamblea y explicaron que desconocían que ésta iba a producirse, subrayaron por la tarde que sí sabían que se había mantenido un encuentro, pero entre Oltra y Puig, no con ellos. Y añadían que hoy, este jueves, vendría "la segunda parte", de lo que se entendía que se produciría otra reunión más. 

Un añadido que pronto se apresuraron también a rectificar después de que el comunicado oficial del encuentro mantenido entre Puig y Oltra especificase que la reunión formal entre los tres líderes de PSPV, Compromís y Podem sería el próximo martes 14 de abril. 

Puig y Dalmau se renuirán este jueves

Sin embargo, en el desliz de Dalmau también había parte de verdad, pues este jueves sí tendrá lugar otra reunión. No será la oficial entre los tres, pero sí será otro encuentro entre las partes: el jefe del Consell y Dalmau mantendrán una cita informal que quedó agendada por parte de los socialistas tras confirmarse que Oltra y Dalmau se habían visto la tarde del miércoles sin el president de la Generalitat. 

Noticias relacionadas

next
x