X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

su primera reunión desde agosto 2018

Pedro Sánchez recibe a Pablo Casado en su primera ronda de contactos tras las elecciones 

El presidente del Gobierno en funciones busca dar una imagen de normalidad en el diálogo entre partidos tras una dura campaña

6/05/2019 - 

VALÈNCIA. (EP). El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, se han saludado con un apretón de manos en su primera reunión en el Palacio de la Moncloa desde agosto de 2018. Este encuentro abre la ronda de contactos del jefe del Ejecutivo en funciones con los partidos tras las elecciones generales del 28 de abril

Sánchez ha salido a recibir a Casado en la escalinata que da acceso al Palacio de la Moncloa, adonde ha llegado el presidente del PP a bordo de un vehículo de alta gama en el que viajaban también su jefe de gabinete, Javier Fernández- Lasquetty, y su directora de Comunicación, María Pelayo.

Tras darse un apretón de manos y posar sonrientes ante las cámaras, ambos -vestidos con traje azul-- han entrado en el Salón Tapies donde se desarrollará su reunión. Se trata de la misma sala en la que habitualmente el jefe del Ejecutivo recibe a todas sus visitas.

Casado acude con propuestas

Fuentes del PP han anticipado que Casado acude a este encuentro con propuestas para bajar impuestos e incentivar la economía, así como para "adoptar medidas urgentes para garantizar la convivencia en Cataluña. Además, aunque le traslade propuestas, también está dispuesto a "escuchar a Pedro Sánchez.

Casado ya se reunió con Sánchez en Moncloa el 2 de agosto de 2018, pocos días después de haber sido elegido presidente del PP tras un congreso extraordinario del partido en el que se impuso a la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. En aquel largo encuentro, de más de dos horas, ambos se ofrecieron mutuamente pactos de Estado que luego no se concretaron.

De hecho, estos últimos meses han estado marcados por una gélida relación entre el líder del PP y el jefe del Ejecutivo, que se ha plasmado en numerosas sesiones parlamentarias. Esa ruptura institucional alcanzó su punto álgido cuando Casado acusó a Sánchez de ser "partícipe y responsable del golpe de Estado que se está perpetrando en España".

 

El martes, reunión con Rivera e Iglesias

La reunión de Sánchez con Casado es la primera de la ronda de contactos que ha abierto el jefe del Ejecutivo en funciones tras lo comicios del pasado 28 de abril. Este martes se reunirá con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a las 11.00 horas y, por la tarde, recibirá al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Con estos encuentros, Sánchez busca dar una imagen de normalización en el diálogo entre los partidos políticos, en especial con las formaciones del espectro de la derecha tras una campaña marcada por las descalificaciones y graves acusaciones. Lejos de seguir azuzando la confrontación, el presidente quiere testar la disposición del resto de partidos a superar sus diferencias con estas primera toma de contacto, según fuentes de su entorno.

Al menos por parte del Gobierno hay una intención clara de superar la tensión de los últimos meses y ser corteses y elegantes. Dentro de esa cortesía, se enmarca el gesto que ha tenido Sánchez citando en primer lugar a Casado como principal líder de la oposición. A pesar de la escasa distancia que le separa de la tercera fuerza, Ciudadanos, Sánchez ha querido citar este lunes solo al presidente del PP para remarcar este trato singular.

Noticias relacionadas

next