X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

UNICAJA, EL PEOR PARADO

Oasis en la banca: solo BBVA y Banco Santander lograron subir en bolsa en el primer trimestre

2/04/2019 - 

VALÈNCIA. La banca española cotizada comenzó con muy buen pie el mes -impulsando al Ibex 35 un 1,1% hasta los 9.341 puntos- gracias a las palabras del vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, reconociendo que el organismo europeo está analizando si los bancos necesitan algún tipo de compensación por los tipos de interés negativos... aunque todavía no ha tomado ninguna decisión.

Sin embargo, echando un vistazo a los primeros tres meses del año la cosa fue completamente diferente donde solo BBVA y Banco Santander lograron anotarse avances en el parqué bursátil en buena parte por aquello de estar en el radar inversor de los grandes inversores del planeta. Así, la entidad presidida por Carlos Torres, que fue reelegido por la junta de accionistas hace dos semanas, presentó el mejor comportamiento entre las nueve entidades que cotizan en el Mercado Continuo tras revalorizarse un 9,87%, lo que ha incrementado su capitalización en 3.054 millones de euros hasta despedir marzo con 33.960 millones. Todo ello pese al 'affaire Villarejo', que llevó al presidente de honor de la entidad, Francisco González, a abandonar "temporalmente" los cargos en la Fundación.

Por detrás, en términos porcentuales que no absolutos, se situó la entidad liderada por Ana Patricia Botín, cuyas acciones se auparon un 5,90%. El también llamado 'banco rojo' elevó su valor en bolsa en 3.742 millones de euros para cerrar el trimestre con 67.292 millones. Ambas entidades fueron un oasis dentro de la tendencia bajista que se impuso en un sector condicionado -y mucho- por la política monetaria ultralaxa del Banco Central Europeo (BCE).

El banco peor parado -y el peor valor de todo el Mercado Continuo- fue Unicaja, cuyos títulos corrigieron un 16,70% para acabar convirtiéndose en una 'penny stock' más al cerrar por debajo de la cota del euro. Su capitalización se redujo en 309 millones de euros despidiendo marzo en los 1.543 millones. A continuación se dejó ver precisamente la entidad con la que sigue negociando su cada vez más probable fusión: Liberbank. El banco dirigido por Manuel Menéndez cayó en bolsa un 13,64% tras dejarse 184 millones de euros y reducir su valor hasta los 1.165 millones.

CaixaBank y Banco Sabadell fueron los otros dos bancos en presentar pérdidas bursátiles entre enero y marzo de este año a doble dígito. El primero retrocedió un 12,01%, es decir, 2.273 millones de euros menos de capitalización -que se redujo hasta los 16.652 millones-; mientras que el segundo acusó una caída del 11,26% -en términos absolutos fueron 631 millones- para despedir el trimestre con un valor en bolsa de 4.996 millones y con los accionistas mostrando su disconformidad con la cúpula, tal y como lo manifestaron en la junta de la pasada semana.


Tampoco les fue bien a Bankia (-9,66%), cuyo valor en bolsa cedió 772 millones de euros hasta situarse en los 7.126 millones; y a Bankinter (-1,86%) dejándose atrás 116 millones y capitalizando por 6.103 millones tras presentar los mejores resultados de toda su historia cosechados en 2018

Mientras tanto, y tras el mensaje de ayer del 'número 2' de BCE -y el que fuera ministro de Finanzas en el Gobierno de Rajoy-, los bancos esperan a recibir una ayuda de la autoridad monetaria europea en forma de una suavización de la tasa de depósitos. Algo que sería muy positivo para el sector aunque "especialmente para los bancos de Alemania y Francia porque serían las más beneficiadas al contar con un gran exceso de liquidez", apunta Marcos Troiano, responsable de calificación de Instituciones Financieras de Scope Ratings.

Préstamos inmobiliarios fallidos

A su juicio, "los bancos suelen quejarse del impacto negativo en sus ingresos -que es cierto- pero lo que no dicen a veces es que los bajos tipos de interés les ayudan por el lado de la calidad de los activos: cuando hay que financiar un gran volumen de préstamos en mora, por ejemplo, los bajos tipos de interés hacen más fácil mantenerlos durante más tiempo". 

El experto va más allá al recordar que cuando se vende NPLS -préstamos inmobiliarios fallidos- "el nivel de mercado de los tipos de interés determina las condiciones de financiación para los compradores y, por tanto, el precio que están dispuestos a pagar. Si los tipos de interés hubieran sido más elevados, los bancos españoles e italianos habrían tenido más dificultades para vender activos improductivos".

Noticias relacionadas

next
x