análisis

Nvidia y las restricciones de suministros 

26/05/2021 - 

MADRID. Nvidia (NVDA) publica sus resultados del primer trimestre este miércoles 26 de mayo tras el cierre de la jornada bursátil, con unas expectativas de ingresos de 5.390 millones de dólares y de un beneficio por acción de 3,28 dólares. El fuerte repunte de las acciones tras la caída de marzo sugiere que uno de los mayores fabricantes de chips de Estados Unidos está gestionando con éxito las restricciones de suministro que asfixian el crecimiento del sector en general. Si ése fuera el caso, la compañía tendría buenas cifras que compartir con los inversores cuando publique sus últimos resultados el miércoles.

La escasez de chips en toda la industria ha provocado que suban los precios de algunos productos, al tiempo que ha provocado retrasos en el cumplimiento de pedidos para otros. Los fabricantes de automóviles son los más afectados, ya que la grave escasez de chips que utilizan en sus vehículos ha obligado a algunos a interrumpir la actividad de sus fábricas. Tras este cambio repentino, desde un escenario de crecimiento robusto hasta las restricciones de suministro, está la demanda alimentada por la pandemia de todo tipo de productos, incluidos teléfonos móviles, ordenadores portátiles, computación en la nube y consolas de juegos.

Nvidia, con sede en California, es proveedor de los componentes clave necesarios para todas las grandes tecnologías de alto crecimiento del sector, incluyendo computación en la nube, inteligencia artificial, automatización robótica, computación móvil e internet de las cosas. Asimismo subcontrata su producción a Taiwan Semiconductor Manufacturing y Samsung Electronics, que apenas consiguen atender todos los pedidos. El director ejecutivo de NVDA, Jensen Huang, dijo a los inversores en febrero que tiene suficiente oferta para crecer a lo largo de este año, y algunos segmentos, como los centros de datos, no se verán afectados por la escasez de chips. Además de las restricciones de suministro, los inversores también se centrarán en las tendencias de la demanda durante el segundo semestre de 2021, ya que Estados Unidos parece ir a conseguir la reactivación completa de la economía este verano. Si eso sucede, podría normalizar la demanda de chips utilizados en juegos y centros de datos tras el auge impulsado por la pandemia.


Los proveedores de servicios en la nube -como Google y Amazon- utilizan chips gráficos Nvidia para algunos de sus servicios más utilizados en internet. Ese negocio es cíclico y podría estar entrando en una racha lenta tras la robusta actividad del año pasado. Intel, el mayor fabricante de chips, dijo el mes pasado que las ventas generadas por su Data Center Group en el primer trimestre fueron un 20% inferiores a las de un año antes y no cumplieron las expectativas de Wall Street. Aun así, Nvidia sigue siendo una buena opción para mantener en una cartera a largo plazo en el ámbito de los fabricantes de chips. La empresa tiene la combinación de productos adecuada, lo que la coloca en posición de producir crecimiento en los próximos años.

El fabricante de chips sigue observando un aumento de pedidos de equipos de juegos para por parte de los consumidores que siguen en busca de entretenimiento en sus casas debido a la pandemia. Los chips gráficos de Nvidia también son componentes importantes de las máquinas que ejecutan el código necesario para crear bitcoins y otras criptomonedas. El precio del bitcoin ha sido altamente volátil estos últimos meses.

Expectativas

Los analistas de Oppenheimer reiteraron su calificación de “rendimiento superior” para las acciones de NVDA antes de la publicación de resultados, afirmando que creen que "la subida cumplirá con las expectativas". Esa nota decía: "Creemos que experimentará una subida (con respecto a las previsiones originales de 5.300 millones de dólares) gracias sobre todo a los juegos. Las criptomonedas por sí solas contribuyen con 100 millones de dólares a esta ventaja. Creemos que la subida volverá a estar limitada por la escasez de oferta. Es probable que las restricciones persistan hasta finales de año, aunque la mejora gradual de la oferta respalda el crecimiento continuo en términos trimestrales".

Las acciones de Nvidia podrían verse sometidas a una gran presión si la compañía ve una desaceleración de la demanda de sus productos de centros de datos ante las restricciones de la oferta. Pero cualquier caída después de unas ganancias debe considerarse una oportunidad para construir una posición larga en estas acciones, que han demostrado ser una elección sólida debido a su fuerte potencial de crecimiento.

Haris Anwar es analista senior de Investing.com

next
x