Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista | director Del ciclo 'Smart Business: Innovación & Valores' de castellón

Norberto Martínez: "Lo que le dará valor a las empresas es el humanismo de las nuevas generaciones"

15/01/2021 - 

CASTELLÓ. Tras dos décadas dedicado profesionalmente a crear y dirigir proyectos innovadores editoriales y académicos, en busca de la excelencia y al servicio de la reputación de empresas privadas e instituciones públicas, Norberto Martínez se ha situado ahora al frente de Smart Business: innovación y valores, un ciclo anual de conferencias que se estrena este próximo 20 de enero en Castellón y que, de la mano de la Cámara de Comercio y de Caixabank, contará con la participación de expertos mundiales en negocios inteligentes procedentes de centros de investigación adscritos a universidades de prestigio como MIT, Berkeley y Cambridge.

Director del departamento de comunicación y marketing del colegio británico Caxton College, ha sido impulsor de numerosos foros de corte cultural y empresarial. Desde su óptica irrenunciablemente humanista, concibe la empresa como parte consustancial de una sociedad que hoy afronta importantes cambios relacionados con nuevos valores y oportunidades que, según señala, hay que aprovechar. De ahí nace este ciclo, un evento que permitirá conocer testimonios de figuras clave en este entorno empresarial con la mirada puesta en el nuevo tablero social sobre el que tan bien se desenvuelven conceptos como el medio ambiente, la economía circular, la IoT, la inteligencia artificial o la ética, entre otros.

-¿Por qué este ciclo? ¿Qué espera pueda aportar?
Queremos aportar conocimiento al tejido empresarial sobre un tema tan trascendente como es la sostenibilidad, que no es otra cosa que tomar partido por el desarrollo humano. Sócrates venía a decir que el conocimiento lleva a obrar moralmente a las personas. Por eso, mediante conferencias inspiracionales queremos que las empresas tomen conciencia de la importancia del cambio cultural que se está produciendo en la sociedad y que viene liderado por un pensamiento ético y responsable. Queremos ayudarles a que transformen sus modelos de negocio y se anticipen al cambio. Que desarrollen estrategias en las que prevalezca la innovación y los valores humanos como camino preferente para generar nuevas vías comerciales, para propiciar alianzas, para mejorar su competitividad, su liderazgo, su reputación, su cartera de clientes, mientras que, al mismo tiempo, ayudan a mejorar el planeta.

"debemos ser capaces de quedarnos con la cara más positiva ya que esta situación adversa ha despertado nuestra generosidad, cooperación, solidaridad, honestidad… virtudes imprescindibles para desarrollar una sociedad sostenible".

-La covid, ¿un problema o una oportunidad para este tipo de encuentros?
Esta pandemia ha puesto en evidencia la fragilidad del ser humano. Debemos de hacer autocrítica y darnos cuenta de que esta crisis la hemos provocado nosotros con un estilo de vida poco respetuoso con el medio ambiente. Pero, a pesar del panorama tan desolador que este virus nos está dejando, debemos ser capaces de quedarnos con la cara más positiva ya que esta situación adversa ha despertado nuestra generosidad, cooperación, solidaridad, honestidad… virtudes imprescindibles para desarrollar una sociedad sostenible. Ahora nos toca reconstruir la economía aplicando estos valores, muy distintos a los que nos han llevado hasta aquí. Por eso, este tipo de encuentros divulgativos son una oportunidad muy recomendable para que las compañías asimilen las grandes líneas maestras que deberían regir la nueva realidad postcovid.

-Sostenibilidad, economía circular, ioT... nuevos conceptos que han llegado para quedarse. ¿Qué aspectos considera que tienen más eco hoy en las empresas?
Hace tiempo que las grandes empresas se dieron cuenta de que estamos viviendo un cambio de paradigma y que quien no tome la delantera en términos de innovación sostenible perderá capacidad competitiva en pocos años. Sin embargo, las medianas y pequeñas empresas llevan una velocidad más lenta. Muchas de ellas, desde sus zonas de confort, todavía no han asumido el potencial que puede aportar la sostenibilidad a su organización, y tampoco saben cómo aplicarla desde una perspectiva de oportunidad de negocio. Esa labor divulgativa es la que queremos hacer desde el ciclo de conferencias que organiza la Cámara de Comercio de Castellón. Las organizaciones que a medio plazo no marquen una estrategia alineada con los ODS, las que no inviertan en Inteligencia Artificial, las que no sean eco-eficientes, saldrán del tablero de juego. Las marcas sensibilizadas con la sostenibilidad son las favoritas de la generación Z, un segmento joven de mercado que va a madurar en los próximos años. Las empresas tienen que estar preparadas para esa demanda en términos de sostenibilidad.

-Qué valor tiene la ética y por qué cree necesario un cambio de mentalidad empresarial en este sentido.
La gran crisis del 2008 demostró que una sociedad sin ética provoca el caos. La codicia o el individualismo dejaron al aire nuestras miserias como sociedad. La verdadera revolución de este siglo, en mi opinión, no es tanto digital como humana. La sociedad civil tiene que pugnar para que la ética y la razón sean sus distintivos. Y las empresas, de cualquier sector, pueden ser los grandes prescriptores de esta tendencia. Si su comportamiento es transformador, generará mayor confianza entre el público y, por ende, verán reforzados sus modelos de negocio. Esta batalla está en nuestras manos. Si somos responsables y pensamos en el futuro, y no en la inmediatez del presente, conseguiremos una sociedad será mejor.

"Durante siglos la riqueza se ha originado a partir de la posesión o explotación de recursos naturales. Sin embargo, ahora, la riqueza se encuentra en quien es capaz de crear, innovar, investigar, aportar conocimiento y desarrollar negocio".

-Deme una breve justificación de por qué este ciclo de conferencias es necesario. Qué novedades puede aportar.
No me atrevería a decir que es necesario pero sí que puede ser de ayuda porque cuenta con conferenciantes de algunos de los centros académicos más prestigiosos del mundo como MIT, Cambridge, Harvard, Berkeley. En esos ecosistemas disruptivos nacen las ideas más innovadoras que con el tiempo forman parte de nuestra cotidianidad. Por eso escucharles y conocer en lo que están trabajando representa una oportunidad para muchos sectores empresariales e industriales ya que sus conferencias van a ser transversales y recorrerán terrenos como el diseño, la ingeniería, la biotecnología, la inteligencia artificial. Así mismo, escuchar a directivos de grandes empresas explicar casos de éxito en materia de innovación sostenible, va a ser muy enriquecedor.

El crecimiento a largo plazo de una compañía dependerá de adaptar su modelo de negocio a los principios de sostenibilidad que demandan innovación. Durante siglos la riqueza se ha originado a partir de la posesión o explotación de recursos naturales. Sin embargo, ahora, la riqueza se encuentra en quien es capaz de crear, innovar, investigar, aportar conocimiento y desarrollar negocio. Las empresas deben atraer al talento y cuidarlo.

-Y a qué sectores empresariales cree que afecta de manera más directa.
A todos. De este salto evolutivo no se libra nadie. Las empresas que no innoven, que no sean creativas, que no sean críticas, que no comuniquen bien, que no aborden la economía circular, que no sean responsables, van a sufrir del mismo modo que sufrieron muchos sectores que tardaron en reconvertirse del mundo analógico al digital. Aproximadamente el 75% del valor de una empresa viene dado por sus intangibles. Si una compañía es percibida por tener una actitud ambiental, social o sanitaria deficitaria, puede poner en riesgo su supervivencia. Es necesario que los líderes empresariales analicen bien sus modelos de negocio tradicionales e identifiquen nuevos productos o servicios alineados a un pensamiento verde.

-¿Puede entenderse una industria 4.0 sin estos nuevos valores que tienen que ver con la ética y la responsabilidad social cuando hablamos de aspectos tecnológicos, robotización, big data...?
Estaríamos hablando de una industria deshumanizada y creo que justamente lo que le va a dar valor a esa nueva industria es el nuevo humanismo que se está encarnando en las nuevas generaciones. Sabemos que el factor humano puede contribuir a darle un sesgo subjetivo a la tecnología tal como se ha comprobado en muchos algoritmos. Y eso es muy peligroso cuando hablamos en términos de justicia por ejemplo. Por eso, la ética es prioritaria en esta nueva era tecnológica. Volviendo a los clásicos, me atrevería a decir que, como sociedad, deberíamos establecer una nueva paideia. En este caso, el sistema educativo tiene un papel destacado para formar en valores a los jóvenes.

-Cuál es el papel de las Pymes en el desarrollo de este nuevo modelo.
Cuando las pymes salgan de la economía lineal para entrar en la circular y desmantelen liderazgos basados en estructuras organizacionales poco eficientes, en ese instante la sociedad habrá ganado una batalla importante en su ascenso hacia el desarrollo sostenible. Creo que tienen un rol muy importante que desempeñar. Por eso, hay que abonarles el terreno, ayudarles a su transformación, aportándoles conocimiento, ayudarles con financiación… En ese terreno, organismos como las Cámaras de Comercio y otras instituciones públicas tienen un papel fundamental para asesorar, formar y acompañar a las empresas en su adaptación a la nueva realidad. Asimismo, es bueno que las empresas comprometidas con la sostenibilidad, compartan sus iniciativas de éxito para que sirvan de referente a las más pequeñas.

Si te quieres suscribir al ciclo de manera gratuita o conocer más del congreso pincha aquí.

Noticias relacionadas

next
x