X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Naiara Davó: "Me he reído mucho con 'Friends', he visto cada capítulo 50 veces"

10/08/2019 - 

VALÈNCIA (EFE). La síndica de Unides Podem en Les Corts, Naiara Davó (Alcoi, 1987), confiesa en una entrevista con la Agencia EFE que ha visto la serie 'Friends' una "barbaridad" de veces, que le apasionan los bailes africanos, que la maternidad le ha obligado a aparcar el deporte y que su viaje pendiente es al Kurdistán.

-Para usted, ¿Friends es la mejor serie televisiva de todos los tiempos?

-Por supuesto. La veía en la época del instituto y recuerdo que estaba deseando que tocara la campana para salir corriendo y llegar a casa, porque entonces no había Internet y tenías que verla cuando la echaban en la tele. Me he reído muchísimo con ella, y hacía que me olvidara un poco de todo. Habré visto 50 veces cada capítulo, una barbaridad. De hecho, un año los Reyes me trajeron las diez temporadas completas de Friends y los volví a ver.

-¿Está enganchada a alguna serie actualmente?

-Me gustaría pero no. Tengo una niña pequeñita de dos años y no tengo tiempo. Además, no le gusta nada dormir, así que es muy complicado que pueda ver una serie.

-Haber vivido y trabajado en países como Brasil y Portugal, ¿han dejado alguna huella en usted?

-La verdad es que mucha. Brasil, otra forma de ver la vida y de entender los tiempos de trabajar y de conciliar. Viví en la parte nordeste de Brasil, de las más pobres. Me dejó mucho calor humano, muy buenos amigos que mantengo, y aprendí otra lengua. Portugal también me dejó otra cultura que no esperaba que fuera tan diferente a la nuestra: somos más mediterráneos aquí, allí son más Atlánticos. Conocí a gente fantástica de muchos lugares, porque vivía en Lisboa y había mucha inmigración de Mozambique, Angola o Cabo Verde. De ellos me llevo los bailes africanos que me enseñaron.

-Si entramos a una sala de bailes africanos y latinos, ¿la encontraríamos bailando?

-Sin duda. Si la sala africana está abierta, iré a esa, pero si no, a la de los latinos también. Descubrí esa pasión en Portugal y me enganchó muchísimo. Me descubrió un mundo completamente nuevo, muy divertido. Además, es otra forma de conocer a gente y conocer otras culturas. Por tanto, siempre que puedo me gusta ir a bailar.

-¿Qué tipo de música suele escuchar?

-Además de la música africana y latina, me gusta mucho el jazz, el soul, el blues ... No me preguntes de nombres, porque soy horrible para ellos y luego pasa que cuando quiero buscarla no sé a quién, porque no me los sé.

-¿Su opción por la comida macrobiótica es para no le pidan cocinar en una fiesta familiar o de amigos?

-Ja, ja, no. Es una forma de cocinar que se basa en mucha verdura cruda, mucha fruta, muchas legumbres, no hay carne, no hay pescado prácticamente y no hay lácteos. Opté por ella porque desde pequeñita he tenido muchos problemas de estómago, que no conseguí solventar hasta que descubrí otra forma de comer. Ha hecho incluso que me cambie el carácter, porque cuando te encuentras mal del estómago estás mal todo el día. Pero no será por escaparme de las fiestas: sé cocinar con azúcares y cosas así.

-¿El deporte forma parte de su día a día?

-Ya no. Sí que ha formado parte siempre, porque desde pequeña he practicado baloncesto y gimnasia. Me gusta mucho correr, el baile e incluso las máquinas del gimnasio, que todo el mundo dice que qué rollo. Pero casi desde que me quedé embarazada ya no he podido continuar con esa rutina.

-Ha trabajado esporádicamente como profesora de español en el extranjero. ¿Qué otros trabajos ha tenido?

-He tenido muchos trabajos precarios, como es normal en mi generación. En Portugal trabajaba para una empresa en la que hacía desde reclamaciones a venta por Internet o atención al cliente. He trabajado de recepcionista en una academia de baile. Y en la hostelería en fiestas de mi pueblo y cuando estudiaba en València. En Brasil trabajaba en voluntariado, en la organización de festivales culturales.

-Si hablamos de viajes, ¿cual es su destino pendiente?

-Muchísimos. Pero ahora mismo uno que no pude hacer: al Kurdistán. Hace un par de años teníamos que ir allí con una brigada para ver todo lo que estaba pasando y nos quedamos a las puertas de poder hacerlo por problemas de papeles. Se me ha quedado clavadito no poder hacerlo.

-¿Ha hecho acopio de libros para leer este verano?

-Es una tarea que tengo pendiente, porque mi hija es cierto que no duerme nada y con el trabajo ahora las horas de leer se me han reducido muchísimo. De hecho últimamente siempre pillo un libro y me duermo antes de pasar dos o tres páginas, por lo que tengo muchísimos que leer. Entre ellos, "Hijos del Nilo", de Xavier Aldekoa, y "Así se domina el mundo", de Pedro Baños. Novela histórica también tengo guardada, pero en verano me apetece más leer sobre culturas y política.

next
x