Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

según la uco, El pago se realizó mediante la compra de una sociedad en Luxemburgo

Los Cotino pagaron 2,2 millones a Juan Francisco García, que presidió la mesa de contratación de las ITV

13/02/2020 - 

VALÈNCIA. El caso Erial, que investiga el presunto amaño de la adjudicación de los contratos de las ITV y del Plan Eólico en la Comunitat, y el posterior pago de comisiones, sigue sumando nuevos indicios contra los implicados. Entre los imputados se encuentran el expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana; el exconseller Juan Cotino y sus sobrinos José y Vicente Cotino; los supuestos testaferros del expresidente Joaquín Barceló y Francisco Grau; el presidente de la mesa de contratación que adjudicó las ITV y jefe de gabinete de Zaplana, Juan Francisco García, o la mujer y una de las hijas de Zaplana.

Entre las novedades surgidas tras el levantamiento de la última parte secreta del sumario se encuentra un pago realizado por los Cotino a Juan Francisco García, presidente de la mesa de contratación de las ITV en el concurso de 1997 con el que, según los investigadores, la familia Cotino dio un pelotazo de 46 millones de euros con la venta de sus estaciones que resultaron ganadoras. Un adjudicación que, según un informe pericial de la Agencia Valenciana Antifraude, fue manipulada para favorecer a los Cotino.

Así, en el croquis hecho por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), se puede ver con claridad como Sedesa, empresa de los hermanos José y Vicente Cotino, sobrinos del exconseller Juan Cotino, realizaron un ingreso de 2.186.000 euros en la sociedad Fénix Investments. Una sociedad que, poco tiempo después, adquirió Juan Francisco García. La vendió cinco años después.

Es más, García se acogió a la amnistía fiscal de 2012 para regularizar ese dinero del que no podía acreditar su procedencia. Según un informe de la UCO, García presentó la declaración para acogerse a la amnistía fiscal en los últimos días del plazo abierto por el ministro del PP Cristóbal Montoro. Declaró "valores representativos de la participación en los fondos propios de cualquier tipo de entidad" por importe total de 2.334.390 euros, por lo que ingresó como impuesto el 10%, 233.439 euros, tal como establecían las condiciones de la amnistía fiscal.

Juan Francisco García. Foto: EFE/Sergio Barrenechea

El dinero provenía de Luxemburgo, concretamente de la venta de la sociedad Fenix Investments, radicada allí. Ahora, tras el levantamiento del secreto del sumario, la UCO afirma que la sociedad Sedesa, vinculada a la familia Cotino y adjudicataria de las ITV, transfirió a Fenix Investments entre los años 2005 y 2007 un montante total de 2.186.000 euros.

Poco tiempo después de la última de las transferencias (05-12-2007), "se producen una serie de cambios en el personal que administra la sociedad (28-1-2008)" y a su vez Juan Francisco García adquiere las acciones de la mercantil (27-12-2007), sin que se hayan localizado movimientos bancarios que avalen dicha adquisición.

Es decir, García compró Fenix Investments sin aparentemente pagar ningún dinero, la firma no registró ninguna actividad durante cinco años y en 2012, aprovechando la amnistía fiscal, la vendió por 2,33 millones de euros, cantidad similar a la que la sociedad había recibido de los Cotino. La UCO sostiene que esta fue la forma en la que uno de los beneficiarios de la adjudicación del servicio de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), la familia Cotino, pagó a quien impulsó dicha privatización y fue vicepresidente de la mesa de contratación de ese concurso.

Este pago, sumado al presunto soborno recibido por el expresidente de la Generalitat de las ITV y las eólicas, dejarían el montante total pagado por la familia Cotino en 13,4 millones de euros. 13,4 millones, una cantidad irrisoria teniendo en cuenta que la UCO cifra en 86,5 millones de euros los beneficios para la familia Cotino tras la venta de las concesiones de las ITV y del plan eólico.

Trazabilidad

Pero la UCO, además de encontrar el hilo conductor entre García y los Cotino, además, ha encontrado otro punto de trazabilidad entre la empresa comprada por García y la trama Zaplana. En el croquis de la Guardia Civil se puede observar como Fénix Investments recibió el 28 de septiembre de 2005 una transferencia de 1,4 millones de euros de la primera empresa matriz de la trama, la supuestamente creada por los Cotino para pagar las mordidas a la trama, Imison Internacional.

Vicente Cotino. Foto: INMA CABALLER

Dos años después, el 14 de diciembre de 2007, 1.398.000 euros volvieron a Imison desde Fénix y, tan solo 13 días después, Juan Francisco García adquirió la empresa con el dinero que supuestamente la familia del exdirector general de la Policía había ingresado por ‘los servicios prestados’.

Esta sociedad demostraría que el dinero fluyó de paraíso fiscal a paraíso fiscal incluso antes de que el intermediario, e ingeniero financiero Fernando Belhot, entrara en la partida. Pues de hecho, desde Imison el dinero de las supuestas mordidas salió a tres sitios. El primero, a Medlevante, la empresa supuestamente creada para los ‘pelotazos inmobiliarios’ que ayer publicó en exclusiva Valencia Plaza. El segundo a Fénix Investments, empresa pantalla para el supuesto pago de comisiones. Y en tercer lugar, para el ir y venir de dinero que quería la trama tener en efectivo en España.

Noticias relacionadas

next
x