Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la ocupación en agosto fue del 40% con descuentos del 30% en el precio

Los alquileres turísticos más novatos, los primeros en buscar inquilinos de larga estancia en Benidorm

7/09/2020 - 

BENIDORM. El boom de la conversión de las viviendas de alquiler de larga estancia al turístico se inició hace algo más de un lustro, cuando las plataformas web comenzaron a comercializarlo de manera global y ponerlo más accesible a los potenciales clientes. La crisis ha dejado al sector turístico en una posición complicada de la que esperan despertar en los próximos meses cuando haya una cura o una vacuna para la covid-19. Pero no todos lo van a poder soportar en el corto plazo.

El presidente de la asociación de apartamentos turísticos de la Comunitat Valenciana (Aptur), Miguel Ángel Sotillos, explicó que la ocupación media en agosto ha sido del 40%. Eso sí, la facturación ha caído en picado porque además de estos datos, los precios por noche han bajado con ofertas de hasta el 30% en la mayoría de los casos.

A preguntas de este diario, Sotillos señaló que empieza a haber propietarios que están retomando el alquiler tradicional en los últimos dos meses. Así, señaló que en torno al 10% o 15% de los que se convirtieron al arrendamiento turístico en los últimos años, están volviendo a buscar inquilinos de larga estancia para asegurarse ingresos cada mes y no depender de las fluctuaciones del mercado cada semana.

Como se decía, el sector transmite que está tocado con la crisis sanitaria y pide soluciones. "Lo que tiene que hacer el Estado es endeudarse. El turismo se va a recuperar sí o sí. Esta zona tiene demanda latente que cubrir cuando todo esto pase. La prueba está en la cantidad de personas que vinieron cuando dejaron volar en julio", comentó el presidente de Aptur, quien señaló que las empresas "están al límite de su capacidad de endeudamiento".

En cuanto al futuro más cercano, Sotillos opina que no deben cerrar para que el resto de empresas de la ciudad también mantengan cierta actividad con los clientes que puedan alojar: "Tenemos que evitar perder el conjunto que hemos creado a lo largo de los años".

Foto: RAFA MOLINA.

Por ello, señaló que "la idea es seguir abiertos todo lo que podamos". La situación es complicada ya que el perfil de cliente para otoño e invierno está en el senior y el turismo extranjero, pero ninguno lo tiene fácil, uno por las cuarentenas impuestas por la subida de contagios en España, y los otros por el miedo a contraer la enfermedad formando parte de los grupos de riesgo.

Con todo, el empresario informó que ahora empezarán campañas de publicidad buscando enganchar a nuevos segmentos, como es el de teletrabajar en la ciudad de los rascacielos viviendo en apartamentos turísticos. La campaña, en convergencia con Visit Benidorm, implica además la idea de habilitar un espacio de trabajo e internet que cubra las necesidades. Eso sí, tendrá que ser para empleados sin hijos o que éstos no tengan colegio presencial.

Noticias relacionadas

next
x