X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el presidente del cd castellón, vicente montesinos, entre los principales inversores

La 'startup' Rithmi busca 500.000 euros para fabricar su pulsera antiictus a final de año

14/06/2019 - 

CASTELLÓ. La startup castellonense Rithmi, que ha desarrollado el software para detectar problemas cardíacos e ictus en las fases iniciales, está inmersa en una ronda de financiación para comenzar a fabricar las primeras unidades de sus pulseras. Esto podría llegar, y acto seguido la comercialización de las mismas, "a finales de año o principios del próximo", destaca el CEO y fundador de la firma, Óscar Lozano

La ronda de financiación actual se divide en dos fases. En una Rithmi ya ha conseguido un préstamo blando por parte de Enisa -entidad que depende del Ministerio de Industria y que financia proyectos innovadores españoles- por valor de 125.000 euros. Pero para que esto se materialice, la firma debe concretar la obtención de los 360.000 euros restantes. Por el momento esta otra rama no marcha nada mal. 

En solo una semana Rithmi ha logrado compromisos por valor de 95.000 euros, de los cuales 71.000 ya han sido transmitidos, según consta en el portal de Capital Cell, la plataforma de crowfounding especializada en salud por la que la compañía castellonense ha optado para financiarse. Con 108 días por delante para cerrar la ronda de financiación, esto no parece que vaya a ser un problema para la startup nacida en la Plana, actualmente radicada en València, y que ha sido reconocida con diferentes distinciones, entre ellas del programa Órbita de la Diputación de Castellón

El presidente del CD Castellón apoya el proyecto

Entre los principales inversores que ya se han suscrito a la ronda de financiación figura el presidente del CD Castellón. De hecho, Vicente Montesinos es uno de los socios fundamentales de Rithmi, ya que con su impulsora Blast off partners se sumó al proyecto desde sus inicios, a principios de 2016, cuando se hizo con el 20% de la sociedad. 

Tres años y medio después la compañía está actualmente valorada en 1,7 millones y ello a la espera de lanzar las primeras unidades de su detector de arritmias no inclusivo. 

Multiplicar por 12 la inversión

Ahora, a partir de 500 euros, todo aquel que lo desee se puede sumar al proyecto. Como principal atractivo figura el retorno que la empresa estima que ofrecerá una vez pasados cinco años: multiplicar por 12 el dinero invertido. Y esto, según Lozano, es una estimación conservadora. "En Estados Unidos las startups vinculadas con la salud o cardiovasculares han multiplicado por 20 la inversión", señala. Desde Capital Cell señalan además que una "muy posible salida" de la firma castellonense es que su tecnología "acabe integrada en smartwatches de grandes fabricantes, lo cual representa un mercado enorme y por ahora relativamente mal cubierto".

De momento, la compañía está embarcada en la obtención de los últimos certificados para poder fabricar y lanzar al mercado sus primeras pulseras. Y estas parece que pueden tener una buena aceptación. Los impulsores de Rithmi han contactado ya "con hospitales, mutuas y aseguradoras", que se han mostrado "interesados" en el elemento que permite detectar la fibrilación auricular, la arritmia cardíaca más frecuente y uno de los factores de mayor riesgo de padecer un ictus, la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en hombres en una franja de edad determinada. 

next