Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

blackrock sube su participación hasta el 5,41%

La 'roca negra' mueve ficha en un Banco Santander al que se le atragantan los 4 euros

25/10/2019 - 

VALÈNCIA. El gigante mundial de la inversión BlackRock, que mueve más de cuatro veces el PIB de España, ha incrementado su posición en el Banco Santander (SAN) por primera vez desde hace 14 meses, tal y como lo ha constatado este diario de la base de datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Así, la firma fundada y presidida por Larry Fink elevó este pasado lunes 21 de octubre su participación hasta el 5,412% desde el 5,387% de la comunicación anterior del 7 de mayo de este año.

La última vez que la 'roca negra' incrementó su peso en la entidad presidida por Ana Botín fue el 1 de agosto de 2018, cuando entonces tenía el 5,691%. De esta manera, BlakRock se consolida como el principal accionista del banco, con una participación valorada en más de 3.550 millones de euros a precios de mercado. La gestora estadounidense cuenta actualmente con un 4,886% del total de derechos atribuidos a las acciones del SAN, frente al 5,185% anterior, mientras que los derechos a través de instrumentos financieros se han elevado desde el 0,202% hasta el 0,526%, lo que en total le otorga ese control del 5,412% del capital del banco de origen cántabro.

Mientras tanto, los 4 euros siguen siendo una fortaleza inexpugnable para un SAN que venía lanzado desde el 3 de septiembre revalorizándose un 15%, tal y como contó Valencia Plaza la semana pasada. Pero dicho precio (4 euros) parecen -de momento- inquebrantables y que no logra superar al cierre desde el pasado 29 de julio. Ayer logró franquearlos durante la sesión (4,042 euros) pero acabó cerrando en los 3,95 euros cediendo un 0,93%. Pese a todo sigue ofreciendo una rentabilidad positiva anual del 2,40, con una capitalización de 65.633 millones de euros.

Todo ello en un momento de fuerte negociación de las 'santanderes' -como se les conoce en la jerga bursátil-, dado que en buena parte de las últimas sesiones ha logrado superar su media diaria anual situada en los 38,77 millones de títulos, según los datos de Infobolsa. Ayer, por ejemplo, se intercambiaron de manos 44,64 millones de acciones. Un fuerte movimiento a días vista del dividendo que abonará el SAN el próximo 1 de noviembre, a razón de 0,10 euros por título, a cuenta de los resultados del presente ejercicio.


Pero en la víspera del pago del dividendo, la entidad de origen cántabro presentará sus resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año. Será antes de la apertura bursátil del próximo 30 de octubre y las cuentas se verán afectadas por el Brexit, además de por el complicado entorno regulatorio y la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE); estos dos últimos factores que están impactando en todo el sector bancario.

Y es que el Banco Santander llevó a cabo hace cinco semanas una revisión del fondo de comercio adscrito a su filial británica, que arrojó como resultado un deterioro por importe aproximado de 1.500 millones de euros como consecuencia al difícil entorno regulatorio y a la incertidumbre generada por el Brexit en el crecimiento económico de Reino Unido. En concreto, el ajuste, que tendrá impacto en el beneficio atribuido, se debe principalmente al cambio en las expectativas para Santander UK como consecuencia de un entorno regulatorio complejo, entre otras razones por los distintos efectos negativos de la regulación que obliga a los bancos a separar el negocio de banca minorista del de banca de inversión.

Incremento de los costes

El cambio normativo ha supuesto un aumento de activos en la sucursal de Londres de la matriz española de aproximadamente 40.000 millones de euros (de los que 25.000 millones son de un traspaso inicial de activos desde Santander UK), así como un incremento de los costes al duplicarse algunas funciones, lo que a su vez ha dado lugar a una disminución en la capacidad de generación de beneficios de Santander UK. 

Pero el ajuste también es resultado del incremento en la presión competitiva en Reino Unido y del impacto de la incertidumbre generada por el Brexit en el crecimiento económico del país. El apunte contable del saneamiento se realizará en las cuentas consolidadas del grupo en el tercer trimestre de 2019.

Noticias relacionadas

next
x