OPINIÓN

La pandemia acelera como nunca la adopción de las tecnologías digitales

Los inversores se tienen que enfocar para este año en temáticas de inversión como ecommerce, fintech, datos digitales, seguridad y protección y tecnología sanitaria

19/05/2021 - 

MADRID. Es importante resaltar que antes de la llegada de la Covid-19, ya se estaba produciendo un cambio hacia la digitalización de la economía. Los acontecimientos actuales han acelerado esta disrupción, como se observa en el cambio de gasto del mercado hacia los negocios digitales. La covid-19 está cambiando la forma en que vivimos y trabajamos. La adopción de la tecnología digital a gran escala sobrevivirá a la pandemia mucho después de que se levanten las restricciones a la actividad.

Desde UBS AM creemos que la pandemia ha acelerado la adopción de las tecnologías digitales a un ritmo más rápido que nunca y, los inversores deberían abrazar y dar la bienvenida al futuro digital. Por ello, hay creemos que para este año los inversores se tienen que enfocar en las siguientes temáticas de inversión: ecommerce, las fintech, los datos digitales, la seguridad y la protección, la tecnología sanitaria y, la tecnología habilitadora. 

Nuestro posicionamiento se basa exclusivamente en la selección de valores bottom-up, no otorgamos una asignación a cada temática en base al análisis macro o top-down. Actualmente, encontramos las empresas más atractivas en las temáticas de ecommerce, tecnología habilitadora y datos digitales. Últimamente hemos aumentado nuestra exposición a las fintech y seguimos buscando oportunidades en las empresas healthtech.

Asimismo, tras una elevada rentabilidad desde el comienzo de la pandemia, el sector tecnológico ha caído recientemente más de un 10%, provocado por la subida de los tipos de interés. Sin embargo, este tipo de correcciones, sobre todo después de fuertes repuntes, no son inusuales.

Los motores de crecimiento de las empresas expuestas a la transformación digital siguen intactos. El estímulo fiscal, combinado con la reapertura de las economías, ha provocado un repunte de los tipos de interés en medio de la preocupación por la inflación y ha desencadenado una rotación hacia acciones más expuestas al ciclo. Sin embargo, la Reserva Federal sigue siendo constructiva con respecto a los tipos, citando factores temporales de inflación. Por lo tanto, nuestras perspectivas a largo plazo en cuanto a la tecnología siguen siendo positivas.

¿Cuál es la próxima gran disrupción digital? 

La transformación digital cambiará irremediablemente nuestra forma de vivir, trabajar y de ocio. Seguimos explorando nuevas posibilidades en áreas diversificadas y vemos un importante potencial en:

  • Tecnologías habilitadoras: 5G, aprendizaje automático e infraestructura en la nube. El 5G es una tecnología habilitadora fundacional. Es un cambio de paradigma en la capacidad de los dispositivos para comunicarse de forma robusta a escala que debería impulsar el Internet de las Cosas, la conducción autónoma y el edge computing. Actualmente tenemos una exposición de aproximadamente el 15% al 5G en la estrategia.
  • Fintech: La pandemia ha obligado a las empresas a enfrentarse a un amplio abanico de nuevos sistemas de pago (móvil, táctil), así como a nuevas modalidades de distribución, como la distribución online. La adopción se ha acelerado, ya que las empresas necesitan ahora gestionar canales de venta a distancia.
  • Tecnología sanitaria o Healthtech: La pandemia ha provocado que el sector sanitario adopte aún más la transformación digital. La telemedicina debería seguir ganando adeptos y podría tener un mayor potencial para tratar los nuevos cuidados crónicos, además de los agudos. La cirugía robótica es prometedora. Estos sistemas hacen que los procedimientos complejos sean más seguros con una invasión mínima. Y no hay que olvidar la medicina genómica, un espacio con gran potencial de crecimiento.

Otro ámbito muy interesante es la llamada 'economía de la suscripción'. Creemos que el mercado de la suscripción digital podría más que duplicarse hasta alcanzar los 1,5 billones de dólares en 2025, con una tasa de crecimiento anual prevista de alrededor del 18%. Esto lo convertiría en uno de los sectores de más rápido crecimiento a nivel mundial, construido en torno a una base diversificada de clientes tanto consumidores como empresas.

Jaime Raga es responsable de relación con clientes de UBS AM Iberia

Noticias relacionadas

next
x