X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

DE MODAS

La moda por los aires

La aerolínea china Hainan Airlines presentó en París durante la última Semana de Alta Costura sus nuevos y elegantes uniformes. La moda no ha tenido nunca miedo a volar y, desde hace décadas, son muchos los diseñadores que han creado los uniformes de algunas compañías aéreas. De la edad de oro de la aviación hasta nuestros días, así visten los que van al cielo.

22/08/2017 - 

VALÈNCIA. Cuando los vuelos comerciales se popularizaron en la década de los 50, volar era algo más que desplazarse de un lugar a otro en el menor tiempo posible. La experiencia del viaje en avión era una parte más de disfrutar de las vacaciones, un momento de desconexión cuando se viajaba por motivos laborales y parte de la aventura si se tenía la suerte de hacer un vuelo transoceánico. Los vasos eran de cristal, los cubiertos metálicos y fumar durante el vuelo no se consideraba un problema para la seguridad del pasaje. Los aviones eran espaciosos con asientos tan mullidos que parecían recrear un pequeño salón. Nadie revisaba escrupulosamente las medidas y peso de las maletas que, por supuesto, nada tenían que ver con las actuales tan impersonales. Las azafatas y el resto de tripulación debían tener el aspecto de modelos publicitarios, la amabilidad y simpatía de una actriz de cine o de un personaje de la televisión y desprender la misma confianza de un superhéroe mientras señalaba las salidas de emergencia y explicaba las medidas de seguridad a los pasajeros. Por supuesto, sus uniformes debían estar a la altura -nunca mejor dicho- y completar el aura glamurosa que debía envolver el hecho de volar. Piensen en Don Draper de la serie Mad Men durante un vuelo de la compañía Pan Am a principios de los años 60 y ya habrán recreado a la perfección la escena. Eran otros tiempos y volar otra cosa.

La moda jamás tuvo vértigo y se elevó a las alturas formando parte de los uniformes de las compañías aéreas más importantes del mundo. Algunos de los diseñadores más prestigiosos crearon para ellas uniformes que han pasado a la historia de la moda y que en su momento supusieron una auténtica revolución y reflejaron fielmente las tendencias del momento. 

Si observamos la evolución de los uniformes de las aerolíneas más importantes estaremos repasando las tendencias de moda más populares de las últimas décadas. De la inspiración militar y la sobriedad en los años 50 al atrevimiento de la “Era Espacial” de los 60 con minifaldas, botas altas e incluso tops, la elegancia jet-set en los 70s con pantalones campana y blusas con lazada, los 80s con hombreras y americanas XL, el minimalismo de los 90 y la funcionalidad de los últimos años.

Volar ha dejado de ser un privilegio al alcance de unos pocos y un momento especial por lo que los uniformes de la tripulación, a excepción de algunas aerolíneas de mayor nivel, se han convertido en prendas carentes de estilo y dificilmente distinguibles entre compañías.

En este ámbito, como en muchos otros, la funcionalidad le ha ganado la batalla a la moda. Una victoria que en algunos casos va más allá de la estética y afecta directamente a la salud. Es el caso de las azafatas de American Airlines que han declarado la guerra a la compañía por sus nuevos uniformes. El año pasado los sustituyeron por unos de color gris oscuro que han provocado en muchos de sus trbajadores importantes reacciones alérgicas, urticarias y migraña.

 

Mi uniforme es de Balenciaga, ¿y el tuyo?

Grandes nombres de la moda han colaborado con diferentes líneas aéreas para crear los uniformes de su tripulación. Desde Chistian Dior a Cristóbal Balenciaga, los españoles Pertegaz, Adolfo Domínguez y entre los más recientes, Vivienne Westwood o Zac Posen. Diseñadores de altura para cursar los cielos.

En 1962 Christian Dior (imagen de la derecha) diseñó los sobrios uniformes de Air France con casquete y lazo que servirían años más tarde de inspiración a Christian Lacroix que en 2005 se encargó de crear los uniformes de la aerolínea francesa. También en 1962 pero en España, Pertegaz ideaba los uniformes de Iberia compuestos por una falda recta y chaqueta amplia en un atrevido color rosa que bautizó como “Rosa Real”, una capa y botas protegía a las azafatas de las bajas temperaturas.

El maestro Cristóbal Balenciaga fue el elegido a finales de los años 60 por Air France para diseñar la vestimenta de su tripulación cuya elegancia y sencillez se alejaba de la tendencia hippie y ye-yé de la época. En el extremo contrario a Balenciaga se encontraban los diseños de Pierre Cardin para Union de Transports Aériens, Mary Quant que vistió con sus famosas minifaldas a las azafatas o Pucci que rompió con sus estampados la monotonía de los uniformes de Braniff.
Ya en plenos años 70, Courrèges llenó de color y pantalones campana al personal de a bordo, Halston los vistió en tonos beige siguiendo la tendencia jet-set y nadie ganó en atrevimiento a la texana Southwest Airlines que convirtió a sus azafatas en una especie de go-gos con microshorts y botas altas blancas.
Ya en las décadas de los 80 y 90s, Yves Saint Laurent se encargó de los uniformes de Qantas, Giorgio Armani de Al Italia y Nina Ricci hizo lo propia para Air France. La lista es más larga y entre los fichajes más recientes se encuentra Vivienne Westwood para Virgin Atlantic o el joven Zac Posen vistiendo al personal de Delta Airline.

En España, a los diseños de Pertegaz para Iberia le siguieron años más tarde los de Elio Berhanyer entre 1972 y 1989 para dar paso en los 90 a Adolfo Domínguez que incluyó los pantalones como opción también para las azafatas. En la actualidad, Iberia Express ha presentado recientemente sus uniformes diseñados por la firma de moda El Ganso dándole un aire más juvenil a su tripulación.

Azafatas de Alta Costura

Las azafatas y auxiliares de vuelo más elegantes del mundo son los de la compañía china fundada en 1993, Hainan Airlines. Así quedó demostrado en el desfile-presentación que tuvo lugar el pasado mes de julio durante la Semana de Alta Costura de la capital francesa. No es para menos porque sus  uniformes no tienen nada que envidiarle a muchos diseños. Los nuevos uniformes de Hainan creados por Laurence Xu, diseñador chino afincado en París, se inspiran -salvando las distancias-, en la sofisticación de los modelos de Alta Costura. Las azafatas llevan vestidos que recuerdan al estilo de los trajes de Cheongsam, vestimenta típica china empleada para las grandes ocasiones que, a su vez,  se combinan con una mirada occidental en cuanto a colores y tejidos. La parte inferior del vestido está decorada con motivos que recuerdan al mar y las montañas, mientras que las nubes llenan el escote de aire deportivo. Zapatos de tacón, tocado tipo casquete y abrigo con capita. Tradición, tendencia y cierta inspiración años 50. Para ellos, más sobrios, el conjunto en gris perla cuenta con chaqueta de cuello mao y zapato negro. Si alguna vez viajan con Hainan tengan en cuenta que ese pantalón de pijama y la sudadera tan cómoda que utilizan para volar, desentonarán bastante con el cuidado vestuario de la tripulación.

Hainan Airlines, diseños de Laurence Xu
Hainan Airlines está considerada la mejor compañía aérea china y una de las mejores del mundo. Ahora además es también una de las más elegantes convirtiendo los pasillos de sus aviones en improvisadas pasarelas sobre el cielo. El director de la compañía ha declarado que este cambio en el vestuario de su personal de aire no solamente tiene que ver con la estética de los uniformes, sino que busca dar una imagen más moderna e internacional de China que, precisamente no suele destacar por la calidad ni elegancia de su moda. Una buena manera de exportar diseño “made in China” que nada tiene que ver con la que estamos acostumbrados.

Noticias relacionadas

next
x