X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Dolores Delgado acudió a la comida con el excomisario invitada por Baltasar Garzón 

La ministra de Justicia comparecerá en el Congreso a petición propia por las grabaciones de Villarejo

24/09/2018 - 

VALÈNCIA. Las grabaciones realizadas por el excomisario José Manuel Villarejo, actualmente en prisión, de una comida a la que fue invitada la ministra de Justicia y exfiscal de la Audiencia Nacional, Dolores Delgado, han levantado mucho revuelo entre los dirigentes políticos. Hasta tal punto que el PP ha anunciado que tratará de reprobar a la titular de Justicia.

Sin embargo, desde el Ministerio de Justicia no han tardado en reaccionar, y anuncian que Delgado comparecerá ante el Congreso de los Diputados a petición propia. Y añaden que “va a seguir trabajando como hasta ahora para mejorar la calidad de la Justicia como servicio público”, de lo que se desprende que no tiene ninguna intención de dimitir, tal y como solicitan los sectores políticos más conservadores. 

Venganza

En referencia a las grabaciones de la comida, desde Justicia explican que, “José Manuel Villarejo se encuentra en prisión provisional como presunto autor de delitos muy graves. Su estrategia procesal es atacar al Estado y sus instituciones. Primero cargó contra la Jefatura del Estado con grabaciones relacionadas con el rey emérito. Ahora ataca al Ejecutivo en la persona de la ministra de Justicia”. Desde el PSOE se ve el goteo de grabaciones como una venganza personal del excomisario por seguir en prisión.

Desde el ministerio añaden que la comida que se recoge en la información publicada este lunes por la web www.moncloa.com, tuvo lugar el 23 de octubre de 2009, y que los invitados a la misma fueron convocados por el entonces Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional, Miguel Ángel Fernández Chico, para celebrar la concesión de una medalla al mérito policial al entonces comisario Villarejo por parte del Ministerio del Interior. Las fuentes explican que “Dolores Delgado no estaba invitada, pero acudió acompañando al entonces magistrado Baltasar Garzón a petición de éste”. 

Y sobre la relación entre ambos y que llevó a la ministra a acudir a la comida con el exmagistrado, dicen que Delgado “conoce a Baltasar Garzón desde hace 19 años en los que ambos participaron en la desarticulación de cárteles de la droga, comandos de ETA y el entramado institucional de la organización terrorista. Su amistad es pública y notoria”.

En referencia a otra de las personas presentes, el comisario principal Enrique García Castaño, el entorno de Delgado asegura que ésta trabajó en diversas ocasiones con él, al igual que otros muchos jueces y fiscales de la Audiencia Nacional. “El comisario García Castaño es uno de los principales expertos españoles en materia de terrorismo yihadista y de ETA”, apostilla al respecto.

Audiencia Nacional

Por último, fuentes de la Audiencia Nacional consultadas por Valencia Plaza aseguran que Villarejo se reunión, comió y tomó algo con casi todos los jueces y fiscales de la Audiencia Nacional debido a su trabajo. Estas fuentes no salen de su asombro con el revuelo organizado alrededor de la actual ministra y exfiscal, “igual que Villarejo grabó a Lola Delgado, pudo haber grabado a la mayoría de los magistrados y compañeros de la fiscal.

 Era un comisario, y cuando un comisario pide reunirse con un juez no se le dice que no. Otra cosa es que éste grabara conversaciones distendidas o fuera del trabajo y ahora sean utilizadas políticamente. Viendo lo visto, igual que ahora van a por ella, mañana pueden hacerse públicas grabaciones con cualquier otro miembro de la Audiencia Nacional”.

Noticias relacionadas

next