X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de abril y se habla de ELCHE PODEMOS alicante PP LUIS BARCALA elecciones 2019 Vox PP ORIHUELA

La jueza deja en libertad a Zaplana

7/02/2019 - 

VALÈNCIA. La magistrada de instrucción número 8 de València ha decretado este jueves la puesta en libertad del expresidente de la Generalitat y exministro del PP Eduardo Zaplana. La jueza adopta esta medida porque las investigaciones sobre la salida de dinero están muy avanzadas. Según fuentes judiciales, la magistrada justifica en su auto que se ha recuperado en el extranjero parte del dinero supuestamente evadido por Zaplana.

No obstante, la magistrada ha adoptado una serie de medidas cautelares como la retirada del pasaporte, la prohibición de salir del territorio nacional y comparecencias periódicas en el juzgado para firmar, según las mismas fuentes.

La jueza adopta esta decisión al considerar que no existe ahora el riesgo de fuga que apreció en otras ocasiones para mantenerlo en prisión preventiva. Eduardo Zaplana se encuentra ingresado desde mediados de diciembre en el Hospital La Fe de València a causa de la leucemia que padece. Precisamente por este motivo, sus abogados habían solicitado en diversas ocasiones su puesta en libertad argumentando que existe un "riesgo vital".

La jueza acordó la prisión provisional, comunicada y sin fianza para Eduardo Zaplana, el pasado mes de mayo, tras ser detenido por presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.

La jueza que instruye el conocido como caso Erial ha dejado también en libertad provisional a los otros dos detenidos, el abogado Francisco Grau y el exdirectivo de Terra Mítica Joaquín Barceló.

Según han informado fuentes judiciales esta decisión se ha adoptado al haberse observado una considerable reducción del riesgo de fuga, tras haber logrado bloquear más de seis millones de euros supuestamente procedentes del cobro de mordidas.

Zaplana, que se encuentra ingresado en el hospital La Fe, lleva en prisión algo más de ocho meses desde que el 22 de mayo fuera detenido en el marco de la operación Erial. Según los investigadores, habría blanqueado cerca de once millones de euros derivados de dos contratos, las itv y el plan eólico, amañados. Ese dinero, tras el cual va la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil estaría en paraísos fiscales. 

Zaplana no recibirá el alta este jueves

El expresident de la Generalitat no recibirá el alta médica, de modo permanecerá ingresado en el Hospital La Fe de València, según han informado a EFE fuentes del equipo médico que le atiende.

Zaplana no ha sido visitado por los especialistas que tratan los problemas derivados de la leucemia que sufre y por la que fue trasplantado, tiene pendiente la realización de pruebas médicas y no se ha preparado la documentación que debe acompañar el alta, han confirmado las mismas fuentes.

'Caso Erial'

Eduardo Zaplana fue detenido el pasado 24 de mayo. Según el sumario, Zaplana, Barceló y Grau, así como el resto de investigados entre los que destacan el exconseller y exdirector general de la Policía Juan Cotino; su ex jefe de gabinete Juan Francisco García; su secretaria, Mitsouko Henríquez, y su mujer, Rosa Barceló, están imputados en diferente medida por delitos como cohecho, prevaricación, malversación, blanqueo de capitales, tráfico de influencias, fraude en la contratación, delito fiscal, falsedad documental y de formar una asociación ilícita y un grupo criminal organizado para delinquir.

En el caso Erial, el citado juzgado investiga, entre otras actuaciones, el presunto cobro de comisiones derivadas de la concesión de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV), realizadas en 1997 durante la gestión de Zaplana al frente de la Generalitat, y del Plan Eólico de la Comunitat Valenciana, puesto en marcha en 2003. 

La Fiscalía Anticorrupción, la magistrada y la Guardia Civil rastrean el supuesto blanqueo de casi once millones de euros en comisiones ilegales recibidas presuntamente por la adjudicación de contratos públicos relativos a la concesión de las ITV y el plan eólico, durante la etapa de Zaplana al frente de la Generalitat. La investigación del llamado caso Erial ha sido dirigida por Juzgado de Instrucción número 8 de València y por la Fiscalía Anticorrupción.

259 días en prisión, 51 de ellos en el hospital

Zaplana, enfermo de leucemia y trasplantado de médula en 2015, ha experimentado recientemente un deterioro físico que ha "alarmado" a quienes le atienden. Se trata de un empeoramiento propiciado por la enfermedad conocida como "injerto contra huésped" (EICH), una complicación que se puede producir cuando un sistema inmunitario trasplantado ataca a los órganos y tejidos del paciente que lo recibe (el huésped).

Desde su arresto, la defensa de Zaplana ha presentado varios recursos para pedir su puesta en libertad o el arresto domiciliario, alegando un "deterioro acusado" del estado de salud del exministro, que padece una leucemia desde hace cuatro años. En 2015 se sometió a un trasplante de médula.

Para solicitar la puesta en libertad de Eduardo Zaplana, la defensa argumentaba que la ley no permite mantener en prisión al investigado por más de seis meses fundamentándolo en riesgo de destrucción de pruebas.  Además, el riesgo de fuga, único fundamento posible de la prisión preventiva en este momento en el caso de Zaplana, "es inexistente dado su estado de salud, que le obliga, según los expertos que han emitido informes, a estar sujeto a tratamientos en el mismo hospital donde fue trasplantado".

259 días después de que entrara en prisión, de los que se ha pasado los últimos 51 días ingresado en el hospital La Fe de València. La puesta en libertad del expresident de la Generalitat ha sido una petición reiterada de su defensa y su familia, que durante las 37 semanas transcurridas desde su ingreso en la cárcel de Picassent han presentado varios informes médicos y recursos argumentando que su estado de salud es incompatible con el riesgo de fuga.

Durante el tiempo que ha estado en prisión, Zaplana ha recibido atención médica a diario en el establecimiento, se le ha autorizado seguir con las visitas programadas con su equipo médico de referencia en el Hospital La Fe de València que trata su leucemia, y cuando ha necesitado hospitalización extraordinaria se le ha concedido.

 
Precisamente, las últimas siete semanas las ha pasado en el hospital La Fe, donde fue ingresado el pasado 18 de diciembre y ha permanecido en régimen de aislamiento hospitalario, lo que le ha permitido recuperar alrededor de cuatro kilos de los diez que había perdido desde su ingreso en prisión hace ocho meses y medio.

La familia del exdirigente del PP ha reclamado hasta en cinco ocasiones su puesta en libertad provisional y han apelado a un cambio de criterio de la jueza y del fiscal del caso, y además distintos cargos políticos de prácticamente todo el espectro político han insistido en pedir públicamente su libertad por una cuestión de "humanidad".

Cinco días después de su ingreso hospitalario, el pasado 23 de diciembre, Zaplana hizo público un escrito en el que aseguraba que era "imposible" que pudiera fugarse de España, porque para él sería una "indignidad", y que era inocente de los cargos que se le imputan y quería defender su honor y su nombre.

Eduardo Zaplana se convirtió el pasado mes de mayo en el segundo expresident de la Generalitat del PP -de los cuatro con los que ha contado este partido en la Comunitat Valenciana- detenido y en el tercero investigado por la justicia por posibles delitos de corrupción. 

Noticias relacionadas

next