Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

opinión

La economía japonesa va viendo la luz cada vez más cerca

La analista advierte que la economía nipona ha mostrado un mayor dinamismo en el último trimestre de 2020 respecto a China, EE UU y la Eurozona

23/02/2021 - 

MADRID. La economía japonesa mostró un mayor dinamismo del proyectado en el último trimestre de 2020 respecto a China, EE UU y la Eurozona, a pesar del deterioro de la situación epidemiológica del país a partir del pasado noviembre. Así, entre octubre y diciembre la producción de Japón avanzó un 3,0% frente al tercer trimestre de 2019 tras registrar un repunte de un 5,3% trimestral en el tercer trimestre de 2020. Todo ello en un contexto marcado por la desescalada de la población a nivel global. En términos interanuales, el PIB de Japón se sitúo tan solo un 1% por debajo de su nivel del cuarto trimestre de 2019, dibujando hasta el momento una recuperación en forma de V.

Esta evolución ha estado apoyada principalmente por el incremento del consumo privado de un 2,2% respecto al tercer trimestre del pasado ejercicio, apoyado no sólo por el hecho de que el Gobierno japonés ha mantenido los niveles de restricción de la movilidad por debajo del resto de las principales economías, sino también por una menor tasa de desempleo (2,9% de la población activa en diciembre, frente al 8,3% en la Eurozona y un 6,3% en EE UU (dato de enero de 2021).

A pesar de este repunte de la producción, se prevé que la economía japonesa pueda sufrir una contracción de su PIB de en torno a un 1% trimestral en el primer trimestre de este año. Un cambio de tendencia transitorio que vendría explicado por el empeoramiento de la situación epidemiológica en enero, en el que el número de casos diarios de contagio alcanzó su nivel máximo desde el inicio de la pandemia con más de 7.000 casos diarios. 

Sin embargo, al igual que se ha observado en Europa y EE UU, recientemente se ha producido una significativa reducción de la incidencia del coronavirus, lo que podría llevar al Gobierno de Yoshihide Suga a anunciar el fin del estado de alarma a partir del 7 de marzo. Un factor que, unido al avance en el plan de vacunación nacional, consolidaría la senda de recuperación. En este escenario, se prevé que el crecimiento económico de Japón se sitúe en torno a un 3% anual en 2021.

Fátima Herranz es analista macro y de mercados de Singular Bank

Noticias relacionadas

next
x