X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de mayo y se habla de elecciones 26M SANT JOAN D'ALACANT benidorm SANTA POLA

deberán correr con los gastos de los impuestos de las hipotecas

La banca se despeña en Bolsa tras la resolución del Supremo que le carga los impuestos de las hipotecas

18/10/2018 - 

MADRID (EP). Los seis bancos del Ibex 35 encabezaban las caídas en la media sesión de este jueves, después de conocerse la sentencia del Tribunal Supremo que determina que son las entidades las que deberán abonar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados en las escrituras públicas de préstamo con garantía hipotecaria y no los clientes.

Las entidades más penalizadas eran CaixaBank, que se desplomaba un 7,7%, hasta los 3,52 euros por título; Bankia (-6,67%), que perdía los 3 euros por acción, y Banco Sabadell, que caía un 6,41%, hasta los 1,18 euros, en torno a las 12.00 horas. Por su parte, Bankinter se dejaba un 5,5% en la media sesión, hasta los 7,41 euros por acción; BBVA retrocedía un 2,79%, hasta los 5,15 euros por título, y Banco Santander veía disminuir el precio de sus acciones hasta los 4,15 euros, un 1,58% menos que al cierre de la jornada anterior.

El Tribunal Supremo ha modificado su jurisprudencia anterior y, en una nueva sentencia conocida este jueves, ha determinado que son las entidades bancarias las que deben abonar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados en las escrituras públicas de préstamo con garantía hipotecaria y no los clientes, como determinó en una sentencia previa del 28 de febrero de este mismo año.

La sentencia de la sala Tercera del Supremo, del 16 de octubre y cuyo ponente ha sido el magistrado Jesús Cudero, interpreta el texto refundido de la ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD) y su reglamento y concluye que no es el prestatario el sujeto pasivo de este último impuesto en las escrituras notariales de préstamo con garantía hipotecaria (como su jurisprudencia anterior sostenía), sino la entidad que presta la suma correspondiente.

Tiene en cuenta, para ello, que el negocio inscribible es la hipoteca y que el único interesado en la elevación a escritura pública y la ulterior inscripción de aquellos negocios es el prestamista, "que solo mediante dicha inscripción podrá ejercitar la acción ejecutiva y privilegiada que deriva la hipoteca".

Noticias relacionadas

next