X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

consideran el Decreto Ábalos’ una “chapuza jurídica"

La ‘Startup Nation’ de Pedro Sánchez: los emprendedores hablan

22/10/2018 - 

VALÈNCIA. “Uno de los grandes planes de este Gobierno es convertir España en una Nación Emprendedora: un país donde el talento en los sectores de actividad de futuro no necesite irse a otro país para desarrollar su carrera; un país donde los jóvenes puedan encontrar en los emprendimientos tecnológicos una salida profesional con igual o más facilidad que en cualquier otro sector; un país donde ni la renta, ni la edad, ni el género o el lugar en el que se vive determine las oportunidades de las personas con grandes ideas”. El párrafo se extrae de un post titulado ‘España sí es país para startups’ que publica en su blog Francisco Polo, emprendedor social, fundador de Actuable, y ahora Secretario de Estado para el Avance Digital en el Gobierno de Pedro Sánchez.

En consonancia con las palabras del secretario, se pronunció el presidente en el acto de clausura de la última edición de South Summit. No hubo abucheos, pero sí que a muchos emprendedores les sorprendió el discurso que acompañó de la presentación del paquete de medidas con el que pretende convertir a España en una nación emprendedora. El foro puede que fuera el apropiado, pero no el momento, cuando pocos días antes el Ejecutivo había aprobado un real decreto que impone serias restricciones a la actividad de los VTC y pone en manos de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos la solución al conflicto del sector del taxi con compañías como Uber o Cabify.

Un día antes de que el jefe del Ejecutivo anunciara las medidas, se había referido el multiemprendedor Bernardo Hernández al que se conoce como ‘Decreto Ábalos’ tachándolo de “chapuza jurídica” y acusando la notable devaluación de una de las startups más importantes de España. “No se me ocurre nada más opuesto a una ‘startup nation’ que ese decreto”. Las palabras del que fuera cofundador del Idealista parecían alineadas a esa sospecha a la que se refirió Pedro Sánchez en su discurso, cuando lamentó tener la sensación de que “la gente que se mueve en el mundo de las startup nos veis como algo ajeno, como un obstáculo, en lugar de un actor cooperativo con vuestro desempeño”. 

Las medidas

Y para desterrar dicha creencia, aprovechó el Presidente su intervención en un acto repleto de emprendedores para avanzar, grosso modo, cuáles son esas medidas. Entre estas destacan rebajas fiscales; ajustes en el marco legal para adaptarse a las singularidades de las startups y una red conectada de aceleradoras e incubadoras. No es mucho, pero el gesto fue agradecido a medias. “Es la primera vez que un Presidente del Gobierno habla de lo importante que es la creación de empresas tecnológicas en España. Y eso es meritazo de @franciscopolo…No me olvido del desastre de nuestro Gobierno con Cabify, IRPF, IS, tasa a las tecnológicas y demás. Eso mata la innovación es España”, publicaba ese mismo día en su cuenta de Twitter Iñaki Arrola.

Francisco Polo, secretario de Estado para el avance digital.

Cierto que el nombramiento de Francisco Polo cuenta con buena acogida en la comunidad emprendedora, pero ello no le ayudará a evitar críticas ni en aras de la amistad. “Somos muy amigos, y ya sé que la política es compleja, pero, ya le he dicho, que obras son amores y no buenas intenciones”, decía Bernardo Hernández.

Qué piden los emprendedores

También la Asociación Española de Startups publicó el mismo del discurso de Pedro Sánchez un comunicado en su web donde, en boca de su presidente, Carlos Mateo, la asociación pone de manifiesto que “hablar de Nación Emprendedora está bien como primer planteamiento estratégico, pero es necesario profundizar y ampliar en las medidas concretas que ha anunciado”.

Al reconocimiento de la singularidad de las startups, opinan en la asociación que habría que sumar otras reivindicaciones antiguas como son “la reducción drástica de las cargas burocráticas para crear y hacer crecer una startup en nuestro país; la eliminación de las cuotas de autónomos societarios en los primeros momentos de la vida de la startup en los que ésta no factura; la mejora del tratamiento fiscal de las inversiones por parte de business angels; el apoyo tanto a la captación de talento internacional a través de una VISA para emprendedores, como a la retención de talento en nuestras startups con la mejora de la fiscalidad de la remuneración de trabajadores cualificados a través de la participación en el capital social; y, finalmente, reformar el conjunto de ayudas públicas para apoyar a los emprendedores que más dificultades tienen”.

No penalizar ‘el fracaso honrado”

Por su parte, el actual director global de Emprendimiento en Telefónica, Miguel Arias, considera que “el cambio ha sido espectacular en los últimos 5 años”, pero ello no es óbice para denunciar “cierta inseguridad jurídica en el ecosistema”. Reclama también mayor comprensión en lo que denomina fracaso honrado. “Creo que los Gobiernos deben saber distinguir entre la ineficiencia y el trabajo honrado. Si te la das, dicen, !ah¡, negligencia, y respondes con todo lo que tengas por ella”. En su faceta de inversor, reivindica también Arias que no resulte un “hobby tan caro donde, si ganas, pagas el 21% pero, si te sale mal, pues mala suerte”.

Sumar por último la petición de Carlos Jiménez, CEO de Valeet, cuando afirma: “yo confío que, en lugar de buscar votos, de verdad quieran ayudarnos y entiendan lo que hacemos. España necesita revolucionarse digitalmente y para que se produzca esa evolución necesitamos transformar cosas, también puestos de trabajo.  Si nos ponen muchas trabas al final pasará lo de siempre, que vendrán los de fuera para hacerlo y nosotros seguiremos a la cola”.

next