X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Justicia pide a 15 municipios de la Comunitat que retiren los vestigios franquistas

6/02/2019 - 

VALÈNCIA. (EFE). El Ministerio de Justicia ha solicitado a 656 ayuntamientos, 15 de ellos de la Comunitat Valenciana, que retiren los vestigios franquistas que todavía permanezcan en sus espacios públicos, como las 1.171 calles y plazas que conservan nombres de figuras del franquismo.

Los seis municipios de la provincia de Alicante afectados por esta solicitud son los de Alicante, Castell de Castells, Novelda, Pilar de la Horadada, Pinoso y Teulada, mientras que en la provincia de Castellón son los de Castellón y Zucaina. 

En la provincia de Valencia esta solicitud se ha hecho a siete ayuntamientos: Bolbaite, Camporrobles, Cotes, La Llosa de Ranes, La Pobla de Vallbona, La Yesa y Tous. 

Justicia ha informado en un comunicado de esta petición de la Dirección General para la Memoria Histórica, que también se ha dirigido a los gobiernos autonómicos para que verifiquen la eliminación en sus territorios de elementos de exaltación de la Guerra Civil y de la dictadura. 

La solicitud, explica Justicia, se ampara en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica de 2007 y del trabajo del Instituto Nacional de Estadística (INE) que ha detectado que destacadas figuras del franquismo dan nombre a 1.171 plazas y calles españolas repartidas en más de 637 municipios.

A ese censo, la Dirección General de Memoria Histórica ha incorporado otras 19 localidades en las que, según su propia información, también pudieran quedar otros vestigios de exaltación de la Guerra Civil u homenaje al franquismo.

El ministerio señala que todos esos gobiernos municipales han recibido una carta del director general para la Memoria Histórica, Fernando Martínez López, que solicita certificación sobre “la no existencia de simbología de exaltación en su municipio” y, en caso de que la hubiera, “proceda a dar cumplimiento" a la ley de Memoria Histórica.

De esta forma, insta a elaborar un catálogo de vestigios municipal, "con su inmediata retirada de los escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación de la sublevación militar y represión de la dictadura”. 

También recuerda el director general que la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo del 7 de junio de 2013 estableció que “el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica impone a todas las Administraciones Públicas a adoptar las medidas oportunas para que se proceda a la retirada de aquellos monumentos conmemorativos que supongan una exaltación de la Guerra Civil".

El objetivo es dar cumplimiento al espíritu de reconciliación y concordia que permitió la Constitución, añade el artículo que establece también que “las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura". 

Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas.

La sentencia del Supremo rechazó un recurso contra la retirada de la estatua ecuestre del dictador Franco de la madrileña plaza de San Juan de la Cruz.

La oportunidad para borrar otros vestigios, según Guanyar

El grupo municipal de Guanyar en el Ayuntamiento de Alicante se ha felicitado sobre el requerimiento de Justicia y ha considerado que "es la ocasión para que Alicante se pronuncie sobre la conveniencia de que sigamos teniendo la Cruz de los Caídos, el Monumento de los Caídos de Agua Amarga o sigamos teniendo la vidriera en el edificio del banco de España, que cada vez que un alicantino o una alicantina va a hacer un trámite allí, tiene que encontrarse un águila de San Juan con toda la simbología fascista", según ha incidido el exconcejal de Cultura, Daniel Simón

En esta línea, ha detallado que se trata de "una vidriera que, además, se escudan en motivos artísticos para no quitar cuando debería estar en un museo y no allí puesta. Y así con tantos otros vestigios a lo largo de la provincia. Creo que es hora de que tengamos un Alicante totalmente democrático, libre de fascismo". "Los vestigios franquistas tienen que estar en museos para recordar lo que fueron y por qué se pusieron en su tiempo y no en las calles, porque todo lo que ponemos en las calles en un lugar preeminente, incluido el nombre de las calles, está homenajeando a la persona o al movimiento que representa", ha concluido.

Noticias relacionadas

next
x