Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el ex secretario autonómico de medio ambiente fue destituido semana atrás

Julià Álvaro dimite de su cargo en Verds-Equo y pasa a ser un militante de base

27/02/2018 - 

VALÈNCIA. El ex secretario autonómico de Medio Ambiente Julià Álvaro ha anunciado internamente este martes que renuncia a su cargo de coportavoz en Verds-Equo, puesto al que accedió tras el congreso celebrado en 2014, por lo que a partir de ahora se convierte en un militante de base más de la formación ecologista.

De esta manera, Álvaro renuncia  a mantener cualquier tipo de responsabilidad orgánica en Verds-Equo dejando a la actual ejecutiva la misión de gestionar la crisis del partido y orquestar su relevo, salvo que se plantee la opción de convocar un congreso extraordinario ante los distintos sucesos que han venido aconteciendo a la citada fuerza política.

Así, a principios de febrero, el dirigente fue destituido de la Secretaría Autonómica de Medio Ambiente dependiente de la Conselleria de Agricultura liderada por Elena Cebrián, que en su día fue elegida para el puesto precisamente por Verds-Equo. Un cese que se produjo tras varios tira y afloja relacionados con la gestión así como por diferencias en la elección de colaboradores. 

La consellera, apoyada por Mónica Oltra, había rediseñado su equipo dando salida al jefe de Gabinete y a algunos asesores que decidió la formación ecologista en su momento. Más tarde, recabó el respaldo del Consejo de Administración de Vaersa para destituir a Vicent García, con quien Álvaro mantenía buena sintonía y, finalmente, tras amagar con cesar a dos directores generales afines al secretario autonómico, decidió mostrarle la puerta de salida al propio coportavoz de Verds-Equo.

Al margen de la diferencia de criterios y velocidad de la aplicación en cuestiones fundamentales para la formación ecologista como el SDDR, distintas fuentes han admitido a este diario que la fractura entre Cebrián y su 'número dos' iba más allá de la propia gestión y se antojaba irreparable. Así, la destitución fue fulminante y se coordinó a través del diputado ecologista Juan Ponce, a quien se le encargó desde Vicepresidencia que encontrara un relevo para Álvaro en apenas 24 horas y sin haberle comunicado todavía su inminente cese. De esta manera, el viernes 2 de febrero se consumó el despido del secretario autonómico y el nombramiento de otro miembro de la ejecutiva de Verds-Equo, Fran Quesada, como relevo inmediato.

Tras esto, se produjo una asamblea de la formación ecologista en la que se avaló la designación agradeciendo los servicios prestados a Álvaro, si bien el coportavoz y varios de los suyos salieron de la reunión para no votar la decisión adoptada, al considerar que se daba por buena su destitución. Pocos días después, el ya ex secretario autonómico anunció su dimisión como coportavoz de Compromís: de inmediato, se hizo público que el concejal del Ayuntamiento de València Giuseppe Grezzi, le sustituiría en la coalición.

Ahora, con este paso, Álvaro da un último paso atrás en la primera línea política dentro de Verds-Equo, si bien algunos creen que el dirigente ha decidido apartarse en este momento del liderazgo orgánico dado que ha perdido el control mayoritario de la asamblea, pero que continuará activo para que persistan las políticas verdes que ha venido defendiendo dentro del Consell y por las que, a juicio de algunos, ha sido ajusticiado políticamente. 

Noticias relacionadas

next
x