X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

portfolio manager de dux inversores

Juan José Traid: «El debate sobre las sicavs tiene mucho de demagogia»

El gusanillo de la bolsa le entró de universitario, y no se lo ha podido sacar. Amante del pádel y del tenis, cree que la MiFID II será positivo

13/06/2018 - 

 VALÈNCIA.- A Juan José Traid Grafiada (València, 1970) le picó el gusanillo de los mercados financieros cuando cursaba la carrera de Económicas y muy especialmente por las actividades que realizaba el club de bolsa de la facultad —el CIMAV, uno de los más activos de España—, que «permitían acercarse al mundo de la inversión desde un enfoque muy cercano al estudiante», apunta este licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat de València. 

El último año de la carrera comenzó a trabajar en la extinta sociedad de valores y bolsa GMB, mientras que al terminarla ya estaba dando clases de Matemáticas Financieras en su facultad. «Tras compatibilizar ambas tareas durante ocho años —entre la universidad pública y la privada— decidí volcar todo mi tiempo en el mundo de la inversión profesional y dejar a un lado el de la enseñanza», señala este financiero que desconecta de su trabajo con el tenis y el pádel.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

 Mantener las ganas y la pasión por seguir estudiando con el fin de que la formación sea continuada es la recomendación que da el portfolio manager de Dux Inversores a todo aquel estudiante que quiera dedicarse a este mundillo porque «es un sector en constante evolución y cambio». Para ello recuerda que un gestor como él de instituciones de inversión colectiva (IICs) «debe tener una gran dedicación porque los mercados y las compañías se mueven en entornos muy cambiantes y hay que estar siguiendo esos cambios continuamente».

Por otro lado, tiene bien claro lo que un buen gestor nunca debe hacer, como es «incumplir el mandato que le ha sido encomendado como gestor por el fondo o sicav», y lo que siempre debe hacer: «velar por los intereses de los partícipes, por encima de los de la propia entidad financiera que promueva la IIC». Y hablando de sicavs se muestra tajante respecto a estos vehículos financieros: el debate sobre las sicavs tiene mucho de demagogia y poco de raciocinio». Y no le falta razón. «Nadie se plantea las ventajas fiscales de los fondos de inversión y sí las de las sicavs, cuando realmente aquellos tienen un mejor tratamiento. Lo cierto es que en periodos electorales siempre vuelve a hablarse de este tema pero nadie debe olvidar una cosa: cualquier ahorrador puede tener la misma rentabilidad y tratamiento fiscal que los grandes inversores que tengan una sicav y para ello solo es necesario adquirir una acción de la misma».

Reforzar la transparencia

Con 26 años trabajando en los mercados, los últimos cuatro en la gestora de IICs Dux Inversores viviendo a caballo entre Madrid y València, reconoce abiertamente que ha mejorado mucho la cultura financiera de los valencianos. Pero, pese a ello, se muestra partidario de incluir en los planes de estudio alguna asignatura destinada a aumentar el conocimiento básico de las finanzas personales con el fin de que «sirva para tomar decisiones en nuestras vidas, por ejemplo, cómo elegir entre distintas hipotecas, la cuantía máxima a pedir en préstamo... nociones básicas que a la larga son de gran ayuda».

A su juicio las bolsas de valores —como la valenciana— han sufrido grandes cambios «aunque no deja de ser cierto que donde están situadas las cuatro bolsas de valores en España son ciudades con elevada tradición empresarial y riqueza, lo que en última instancia hace necesaria la existencia de un potente sector financiero que intermedie el ahorro y la inversión».  Y es que València es una de las cuatro provincias españolas con parqué —integrado en el holding BME—, lo que da empaque a la city local. 

Hablando de la plaza financiera valenciana, considera que los últimos años con la economía en expansión —«algo siempre saludable para la situación financiera de todo el mundo»— está detrás del buen momento que atraviesan los grandes patrimonios locales tras pasar por una de las peores crisis que se recuerdan en España.

Como profesional de los mercados y gestor de patrimonios, considera que la entrada en vigor de la MiFID II ha supuesto «reforzar la transparencia en la comercialización de productos financieros, así que esto solo puede ser una buena noticia para los clientes; al final se tiene que traducir en una mejora general de los productos financieros que se comercializan».

Traid no es ajeno al fenómeno fintech y de los robo advisors e incluso considera que «pueden aportar soluciones de asesoramiento a grandes segmentos de clientes». Eso sí, no duda en advertir que «la ayuda del asesor de carne y hueso puede ser valiosa». A su juicio el éxito del asesoramiento de los robo advisor depende «en gran medida su perfil de riesgo en los malos momentos, por lo que el usuario debe tener gran confianza en el plan financiero trazado previamente por el algoritmo de estos sistemas automatizados de gestión».

Para terminar advierte sobre las grandes incertidumbres que sobrevuelan por los mercados (China, Brexit, Trump, Corea, petróleo, inflación…), que pueden causar correcciones en los mismos, «especialmente cuando las valoraciones en las bolsas son elevadas y dejan poco margen para el error». Sin embargo, Traid recuerda que «los mercados bajistas vienen propiciados por recesiones en las economías y a día de hoy todavía no se divisan en el horizonte».   

* Este artículo se publicó originalmente en el número 44 de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next
x