Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

catedrático de historia de la ciudad 

Josep Bernabeu (UA): "La atención primaria no tiene medios suficientes para afrontar la desescalada"

1/05/2020 - 

ALICANTE (EFE). La atención primaria actualmente en España no tiene los medios suficientes para hacer frente al reto de la desescalada planteada para superar la crisis creada por el COVID-19, según ha declarado a EFE Josep Bernabeu Mestre, catedrático de Historia de la Ciencia de la Universidad de Alicante.

La atención primaria, mediante la detección precoz y medidas de profilaxis que sean una barrera para la propagación, desempeñará un papel clave en la desescalada por el Covid 19 pero necesitará más recursos humanos, según este experto en medicina preventiva y salud pública.

En su opinión, "hemos mal cubierto la vertiente asistencial (la de actuar cuando ya se ha producido la enfermedad), pero hemos desatendido la vertiente de prevención y de promoción de la salud". "Si a ello sumamos el papel que tiene que asumir la atención primaria en el desarrollo de las medidas de vigilancia epidemiológica que requiere la pandemia actual, es evidente que los medios que tiene asignados no son suficientes", ha comentado.

En una entrevista telemática con la Agencia EFE, Bernabeu Mestre, que es también director académico de la Cátedra de Estudios del Sabor Gastronómico y del Centre de Gastronomia del Mediterrani con sede en Dénia, ha subrayado que la atención primaria puede contribuir de forma eficaz a frenar el contagio comunitario y minimizar los riesgos que conlleva la desescalada y el desconfinamiento.

"Es en la atención primaria donde se debe realizar el diagnóstico precoz de los casos e iniciar las medidas de vigilancia epidemiológica, con el seguimiento y control de los contactos que haya podido tener la persona infectada pues hasta ahora los recursos se han centrado en el mantenimiento y recuperación de la salud" una vez que se ha declarado la enfermedad, ha insistido.

Ha comentando que, entre las funciones de la atención primaria también "deberían estar las visitas domiciliarias y la asistencia a centros sociosanitarios como las residencias de ancianos. Pero no contamos con los suficientes recursos humanos y el número de especialistas en enfermería comunitaria es muy reducido e insuficiente, a pesar de los esfuerzos que se han hecho en los últimos años a través del programa de enfermeros internos residentes (EIR)".

Los protocolos aplicados por el Ministerio de Sanidad, a juicio de Josep Bernabeu, "están avalados por la evidencia científica. El problema está en los recursos humanos y materiales. Estamos tardando mucho en disponer de los instrumentos diagnósticos adecuados (los famosos test) y tampoco contamos con el numero suficiente de laboratorios y personal capacitado". Además, la atención primaria y los centros de salud no cuentan, en opinión de este experto, "con los suficientes recursos como para seguir con sus prestaciones habituales y tener que asumir el trabajo extra de la pandemia. Lo están haciendo de manera excepcional, como ha ocurrido en los hospitales, pero a cambio de dejar desatendidos o no suficientemente atendidos a muchos pacientes, en especial los afectados por patologías crónicas o procesos oncológicos".

Josep Bernabeu ha resaltado también que el colectivo más afectado por el coronavirus ha sido el de las personas mayores que presentaban patologías concomitantes o previas, y ahí está la clave: muchas de esas patologías (crónicas y degenerativas) son evitables pues responden a malos hábitos alimentarios, a estilos de vida poco o nada saludables y a condiciones de vida muy alejadas de los estándares de salud.

"Es a través de los programas de promoción de la salud y de la educación para la salud como podemos prevenir muchas de estas patologías, sin olvidar la importancia que tienen las actividades educativas en la mejora de hábitos higiénicos, tanto individuales como colectivos, y que tanta importancia tienen para evitar el contagio de enfermedades infecciosas como la COVID-19", ha afirmado.

El experto considera que los medios puestos a disposición de la atención primaria para afrontar el reto de la desescalada no son suficientes y "habrá que incrementarlos. Antes de la pandemia la atención primaria mostraba importantes deficiencias. Las quejas de los profesionales por las condiciones en las que tenían que trabajar eran constantes y a la precariedad se suma el hecho de tener más pacientes de los que les correspondería en ratios que permitan atenderlos en condiciones"

Noticias relacionadas

next
x