X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

almuerzos ap

Isabel Bonig: "La gente del PP volverá con nosotros; no hay que obsesionarse con Vox"

19/04/2019 - 

VALÈNCIA. La presidenta del PPCV y candidata de los populares a la Presidencia de la Generalitat, Isabel Bonig, fue la protagonista días atrás de la ronda de encuentros electorales que está organizando Valencia Plaza con el objetivo de conocer las propuestas electorales y posibles pactos a los que estarán dispuestos a llegar los partidos y candidatos a alcanzar la jefatura del Consell. El formato del encuentro que se utilizó en esta ocasión fue un almuerzo en el emblemático restaurante Café Madrid en el que participaron redactores del periódico y colaboradores que plantearon cuestiones sobre estos temas. 

El encuentro se produce en un momento de cambio político. Si en 2014 fue Podemos el partido emergente que puso contra las cuerdas al bipartidismo y atomizó todavía más la izquierda española, ahora Vox ha hecho lo propio con el bloque de derechas. La irrupción en el Parlamento andaluz en las pasadas elecciones del mes de diciembre del partido de Santiago Abascal ha situado a la formación en las encuestas como una de fuerza a la que el Partido Popular debería recurrir para poder gobernar tanto en el ámbito nacional como autonómico por haber absorbido a parte del electorado del PP. 

Isabel Bonig, sin embargo, quitó hierro durante el encuentro a esta fuga de votos: "Hay voto de cabreo con el PP que se ha ido, pero volverán. Vox está ahí, hay que dejarlo. Pero no hay que obsesionarse con Vox. Esto también pasó con Podemos, que parecía que iba a arrasar a los socialistas y el PSOE no ha desaparecido". La confianza que muestra en el retorno de sus votantes y la estrategia a seguir para distinguirse tanto del partido de extrema derecha como de Ciudadanos se basa en tres ejes principales: "Conocemos el territorio, no trasladamos nuestra casa a Valencia hace un mes; en segundo lugar, hemos gestionado, e hicimos cosas mal, pero también pedimos perdón por ello; y, tercero, somos un partido serio, fuerte, con suelo, y ahora renovado".

Foto: KIKE TABERNER

Por otra parte, reconoció que las épocas de mayorías absolutas han pasado a la historia, pero también puso sus cartas sobre la mesa en determinadas cuestiones de manera que puedan saberlas los partidos con los que podría pactar en un futuro, particularmente con la formación que lidera José María Llanos en la autonomía. En una campaña en la que el PPCV está dirigiendo parte de sus esfuerzos a captar el voto femenino -han anunciado ayudas para contratar mujeres, medidas destinadas a las amas de casa...-, la líder de los populares advirtió que la lucha contra la violencia de género es una línea fundamental de defensa para el PP. "No me gusta el discurso de los extremos; ni admito el de Vox negando una realidad y diciendo que todo es malo, ni de aquellos que utilizan este tema tan delicado políticamente como hizo el señor Puig", manifestó. "Que haya que cambiar cosas puedo entenderlo, pero no negar una realidad", añadió. 

Financiación autonómica

Una de las cuestiones por las que más se ha criticado al Partido Popular a lo largo de la legislatura ha sido por no haber reformado el modelo de financiación autonómico. Si bien el expresidente Mariano Rajoy convocó la Conferencia de Presidentes para iniciar los trabajos en 2017, lo cierto es que se fijó un plazo de un año como fecha límite para zanjarlo y tener un sistema nuevo, pero finalmente no lo ejecutó. 

No obstante, Bonig defendió los avances acometidos en esta materia: "Puso en marcha el Consejo de Política Fiscal y Financiera, se hicieron los informes, y proponía un Pacto en materia de financiación, porque al final esto o lo pactamos entre los dos grandes partidos o va a ser muy complicado que salga adelante. Entre otras cosas porque la propuesta de modelo que vaya al Congreso de los Diputados debe aprobarse por una mayoría cualificada por tratarse de una Ley Orgánica. Sin PP y PSOE, es imposible que salga". 

Isabel Bonig. Foto: KIKE TABERNER

Con Pablo Casado al frente de la presidencia del partido y aspirando a gobernar, Bonig se mostró "totalmente convencida" de que los valencianos superarán en la próxima legislatura este debate. Debate que, por otra parte, parece no haberse colado en la agenda nacional: "No hemos sido capaces de colar en el discurso político, y ahí el concepto de buena gestión; del coste de los servicios públicos. Los servicios no se pagan del aire, nadie tiene una máquina de hacer dinero. El PP durante un tiempo enviaba la factura de Sanidad para que la gente supiera lo que costaban los servicios públicos que se habían prestado, como, por ejemplo, si a alguien le habían hecho un transplante se le enviaba lo que costaba eso para informarle simplemente y que supiera qué costaba todo eso. Con la financiación autonómica ha pasado lo mismo". 

À Punt y Conselleria de Cultura

Autodeclarada "fan de los festivales", la candidata del PP a la Presidencia de la Generalitat presumió de haber sido ella la que quiso introducir una mención especial en su programa electoral a los festivales de música. ¿La intención? Que se reserve una línea de ayudas específica para ellos en el presupuesto de la administración autonómica y que se cree una ley para regular las autorizaciones. "La petición de meter los festivales en el programa fue mía. No puede ser que Galicia destine 3 millones de euros a sus festivales de música, o que el Gobierno vasco reserve otros 2 millones para el BBK, y que Valencia haya desaparecido prácticamente del circuito musical teniendo festivales tan importantes como el FIB", explicó. 

Una postura que, sin embargo, difiere respecto a los planes que tiene el partido de la gaviota para À Punt, la nueva radiotelevisión valenciana. Bonig afirmó que ve "imposible" aumentar el presupuesto del ente que dirige Empar Marco y preside Enrique Soriano si gobernaran. "El modelo es antiguo, los niveles de audiencia son bajos y tiene mala calidad. Cuando tienes esto -señala su teléfono móvil- y puedes ver series a la carta, no tiene sentido lo de las series. Lo único a lo que puedes dedicarte es a cubrir lo de aquí para realizar un servicio público", expuso. Ahora bien, no entrarán en debate con Vox sobre su supresión como plantean los ultraderechistas en la Comunitat: "No han puesto esa condición en Andalucía, no lo tienen por qué hacer aquí. ¿Que la tenemos que reformar? Yo soy la primera que lo piensa. No pienso poner un duro más". 

Foto: KIKE TABERNER

Respecto a la necesidad de que la Conselleria de Cultura se separe de Educación para ganar mayor protagonismo y no quedar relegada a un segundo plano, la candidata popular afirmó que su formación apostará por un área que aglutine Cultura y Deporte, "tal vez también Turismo", pero "desde luego, diseminarla de Educación, porque al final termina siendo la María".

Sanidad y reestructuración de organización

Algo similar ocurre en la Conselleria de Sanidad, donde para Bonig, es una "locura" que tan solo haya "una secretaría autonómica y un conseller". Aunque admitió que no tiene un número de áreas del Ejecutivo en mente porque debe "analizar la situación bien", a su juicio, "se debería reestructurar la organización interna actual porque está obsoleta". "Crearíamos una Dirección General de Atención Primaria al Paciente y Usuario y otra de Atención al Personal, porque son en torno a 62.000 trabajadores que tendrán sus problemas todos los días", desarrolló.

Son pinceladas de los planes que tiene en mente, como el de eliminar la Agencia Antifraude y la Agencia Valenciana de la Innovación. "¿Necesitamos un Instituto de Memoria Histórica de verdad? Meteremos en algún sitio Transparencia, pero no será una conselleria, y Cooperación la mantendremos como una Dirección General como toda la vida. En su lugar, reforzaré Abogacía de la Generalitat, la Intervención y los Servicios de Inspección. Y además tengo claro que quiero poner una oficina de Control Presupuestario, que dependa directamente de Presidencia de la Generalitat". 

Foto: KIKE TABERNER

Por lo que respecta a las reversiones sanitarias que se marcó el Gobierno del Botánico como meta en esta legislatura -y de la que tan solo se ha ejecutado la del Hospital de La Ribera-, Bonig es favorable a analizar legalmente cuál es la situación de las concesionarias si llega al Gobierno valenciano, "y si se quiere continuar y se puede prorrogar y está todo en orden, se hará. Si cabe esa posibilidad y es legal, se mirará en qué estado está el Hospital de Dénia y el resto de concesiones". 

"Sanidad ha sido un ejemplo de sectarismo puro. La Ley de Contratos desde sus inicios en el 1958 establecía distintas fórmulas de gestionar un servicio público. Tanto la gestión pública 100% como las concesiones son legales, legítimas y constitucionales. Me parece una irresponsabilidad lo que hace el señor Puig de decir que va a revertir Dénia, tanto si funciona como si no. Lanzas un mensaje muy negativo", afeó para más tarde apelar a que esta fórmula de titularidad pública y gestión privada, según el informe de la Sindicatura de Comptes, es más económica que la 100% pública, aspecto a tener en cuenta para "gestionar mejor". 

"El informe dice, por ejemplo, que Manises es un 24,5% más eficiente y supone un ahorro de 42 millones de euros en la gestión. Los 15 años de concesión firmados más los otros cinco de prórroga que se pueden conceder, son 20 años de gestión de la concesionaria que te permite ahorrar 42 millones. Eso son 840 millones de ahorro. Ahora bien, también hace falta cuerpos especializados en la liquidación de las concesiones y que estas sean anuales. No puedes estar cinco años sin liquidar", denunció también Bonig. 

Foto: KIKE TABERNER

Autónomos

Uno de los sectores de la población a los que el PP quiere destinar especial atención es a los autónomos, a los que han dedicado un apartado amplio en su programa electoral. Un 'público' por el que también pugna Ciudadanos, partido que Bonig sostuvo que les "copia" en muchas iniciativas. "He propuesto ayudas a la maternidad, y luego sale Cantó y nos copia; decimos que queremos eliminar el Impuesto de Sucesiones, y Ciudadanos nos copia… Y con esto pasa lo mismo; fuimos nosotros los que en esta legislatura presentamos una Ley de Autónomos completa con todo el articulado en Les Corts".

Para conquistar a este destinatario, el PP plantea distintas medidas: "Tarifa plana de 60 euros durante 2 años; si eres menor de 30 años, el primer año no pagas nada; si además contratas a una persona, el 50% de cuota la paga la Generalitat;  en el caso de que ya tengas una empresa y tu trabajador solicite reducción de jornada, ya sea por haber tenido un hijo, o por atención a un dependiente, etc, le pagamos al empresario autónomo la mitad de la contratación de esa persona para proteger al trabajador y al empresario; poner en marcha la FP Dual; y un plan de relevo generacional que nos pidió expresamente la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), ya que hay pequeñas y medianas empresas en las que los titulares van a dejárselo por jubilación y no hay una persona que quiera continuar con el negocio dentro de la familia. En esos casos, podremos utilizar la bolsa de emprendedores que tienen ellos para ponerlos en contacto". 

Foto: KIKE TABERNER

Noticias relacionadas

‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Aún no lo hemos visto todo

Es sabido que la canícula veraniega recalienta las meninges a más de uno. Lo tórrido de la estación no disculpa a los políticos. Más de un ciudadano se pregunta para qué va a las urnas si luego sus representantes no se ponen de acuerdo para gobernar. Y ya no vale que estemos en tiempo de tanteo y de juegos más o menos florentinos. Aún no lo hemos visto todo

next
x