Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la conselleria de carolina pascual, radicada en alicante, gastará hasta 240.000 euros

Innovación elige la antigua sede de Corporación Dermoestética para su sede en València

10/01/2020 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital ya ha elegido dónde quiere concentrar sus servicios en València. Y no ha habido sorpresas. El edificio de seis plantas 2.000 metros cuadrados situado en la calle Pizarro que en su día fue la sede central de Corporación Dermoestética es su favorito para convertirse en su cuartel general en la capital valenciana. Por ocupar este inmueble, que pertenece al controvertido fundador de la desaparecida cadena de clínicas, el departamento que encabeza Carolina Pascual desembolsará hasta 240.000 euros cada año. Dado que la previsión es ocuparlo entre dos y tres años, el dispendio puede alcanzar los 720.000 euros. 

El edificio de José María Suescun ya había sido preseleccionado por Innovación hace meses, pero antes de lanzarse directamente a alquilarlo abrió una licitación a modo de subasta para que pudieran presentarse otras ofertas ante la escasa oferta de oficinas de la capital. En total han sido tres las propuestas que la Conselleria de Innovación ha trasladado a la Dirección General de Patrimonio –dependiente de la Conselleria de Hacienda– para que le conceda el visto bueno definitivo antes de formalizar el alquiler. La primera de ellas es la antigua sede de Dermoestética, señalada como la preferida por Innovación porque es la que mejor encaja en sus necesidades.

Con ello, la Generalitat tendrá que alquilar un edificio privado para ubicar servicios propios o de sus entidades dependientes pese a disponer de inmuebles propios en desuso, tal y como ya ha ocurrido en ocasiones anteriores con, por ejemplo, la sede de la Agencia Antifraude o la sede provisional Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV).

Según explican fuentes de la Conselleria de Hacienda, sus técnicos ya han visitado el edificio de la calle Pizarro y están elaborando el preceptivo informe sobre el mismo antes de dar el visto bueno a Innovación. Salvo sorpresa, el departamento de Carolina Pascual podrá concentrar allí todos sus servicios que actualmente tiene dispersos en València, ya que el precio ofrecido se encuentra en la horquilla de entre 10 y 12 euros el metro cuadrado, un precio considerado dentro de mercado para la zona en la que se encuentra para un uso administrativo y de oficinas.

Foto: KIKE TABERNER

Innovación asegura haber valorado ubicaciones alternativas, incluidos los tres pisos en la Avenida Ausiàs March recuperados del caso Cooperación, diseñados para usarse como oficinas, por los que no tendría que pagar alquiler al tenerlos adscritos a su conselleria. También se valoró la opción del palacete situado en el número 80 de la calle Colón, adscrito a la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad que estuvo a punto de ser la sede provisional del TSJ antes de que las discrepancias entre Mónica Oltra y Gabriela Bravo, consellera de Justicia, frustrasen el traslado.

Sin embargo, fueron descartados porque, según la Conselleria de Innovación, requerirían de adecuaciones estructurales que se alargarían en el tiempo más allá de la urgencia que tiene ante la necesidad inmediata de dar cabida a funcionarios como los procedentes del Ivace que no pueden ser trasladados forzosamente a Alicante, sede de Innovación.

Un espacio no exento de lujos

Con todo, la llegada a la antigua sede de Corporación Dermoestética también requiere de algunas adaptaciones que implican tiempo y gastos. En realidad, se trata de dos edificios anexos tanto para despachos de médicos como para quirófanos de la propia clínica. Por ello los trabajos a realizar incluyen la retirada de material quirúrgico y de algunas paredes de pladur, por ejemplo.


Pero la Conselleria probablemente tendrá también que prescindir de algunos lujos que aún permanecen en el edificio, ya que José María Suescun no escatimó recursos para equipar su despacho y las oficinas centrales de sus clínicas.

En el anuncio que se publicó en el DOGV para instar a los propietarios interesados en ofrecer sus inmuebles se solicitaba que el edificio debía ser ser céntrico, estar bien comunicado con el transporte público y disponer de al menos 1.700 metros cuadrados útiles. Además, debía disponer de cinco plazas de aparcamiento, con alto grado de iluminación y ventilación natural y una distribución fácilmente adaptable a las necesidades de las unidades administrativas que se incluyan para reducir el coste y los tiempos de las obras de adecuación.

La Conselleria de Innovación echó a andar sin sede fija, ni siquiera en Alicante. En principio, Carolina Pascual mantuvo su despacho en el edificio de la Casa de las Brujas, sede de la Generalitat en Alicante, y tras el verano, todo el personal se trasladó a uno de los edificios administrativos de la antigua Ciudad de la Luz, junto al Distrito Digital.

Noticias relacionadas

next
x