X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

íntima del expresidente, está vinculada con el blanqueo en Andorra entre los años 2015 y 2018  

Imputada la exdiputada Elvira Suanzes por ayudar a blanquear dinero a Zaplana

Foto: JC CÁRDENAS/EFE
12/03/2019 - 

VALÈNCIA. La lista de personas vinculadas al expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana que están vinculadas a la operación Erial no deja de crecer. Según ha podido comprobar Valencia Plaza tras acceder a la parte del sumario cuyo secreto se levantó este martes, el nuevo peón en el tablero es la exdiputada autonómica del PPCV y amiga íntima de Zaplana, Elvira Suanzes.

Según explica la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), Suanzes presuntamente "participó en los delitos de blanqueo de capitales y organización criminal" porque ayudó, siempre según los investigadores, al expresidente a blanquear dinero en "diversos puntos geográficos españoles como Barcelona, València o Madrid, así como en otros países como Andorra entre los años 2015 y 2018".

Dicen los investigadores que existen evidencias de "su presunta participación en relación al supuesto blanqueo de los fondos ilícitos que se vinculan, entre otros, a Eduardo Zaplana" y añaden que "su presunta participación e implicación concreta en los hechos investigados se habría mantenido en el tiempo y guardaría relación con las operativas económicas y societarias vinculadas a una serie de mercantiles y productos bancarios radicados en el extranjero". Los policías aseguran que existen indicios "de su intermediación en operativas concretas y que, a juicio policial, han permitido que Eduardo Zaplana contara con información y capacidad de decisión sobre determinadas operaciones".

Para poder llegar a esta conclusión, la UCO se basó en llamadas telefónicas interceptadas a los investigados así como en el registro de la casa de Suanzes en Barcelona en el que, según las fuentes de la investigación, los agentes encontraron documentación incriminatoria. También se registró un trastero en el que no se hallaron pruebas. La mayoría de esa documental continua bajo secreto de sumario pues afecta a la parte internacional del caso.

Eduardo Zaplana. Foto: KIKE TABERNER

Una de las pruebas contra Suanzes es su "posible vinculación con el inmueble en la calle Nuñez de Balboa de Madrid", una casa que estaba a nombre de una de las mercantiles investigadas, Costera del Glorio. Pero si Elvira Suanzes está en el punto de mira de los investigadores, su hermano Saturnino se encuentra en el centro de la diana, ya que aparece como intermediario de los testaferros para los movimientos de dinero B entre las mercantiles y las cuentas opacas.

'Caso Erial'

El expresidente valenciano y exministro de Trabajo fue detenido el pasado 22 de mayo a la salida de su domicilio en València. Según sospechan los investigadores, Zaplana, y los que la Policía considera sus testaferros, Joaquín Barceló y Francisco Grau Jornet, así como el resto de investigados entre los que destacan el exconseller y ex director general de la Policía Juan Cotino; el ex jefe de gabinete de Zaplana Juan Francisco García; su secretaria, Mitsouko Henríquez, y su mujer, Rosa Barceló, están implicados en diferente medida en delitos como cohecho, prevaricación, malversación, blanqueo de capitales, tráfico de influencias, fraude en la contratación, delito fiscal, falsedad documental y de formar una asociación ilícita y un grupo criminal organizado para delinquir.

En el caso Erial se investiga, entre otras actuaciones, el presunto cobro de comisiones derivadas de la concesión de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV), realizadas en 1997 durante la gestión de Zaplana al frente de la Generalitat, y del Plan Eólico de la Comunitat Valenciana, puesto en marcha en 2003.

La Fiscalía Anticorrupción, la magistrada y la Guardia Civil rastreaban el supuesto blanqueo de casi once millones de euros en comisiones ilegales recibidas presuntamente por la adjudicación de los citados contratos públicos.

Noticias relacionadas

next