X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de enero y se habla de kebab devesa & calvo david devesa kebap soyal food benidorm Turismo

SALDRÁ A LA LUZ antes de verano

'Funds in a box', así es el nuevo proyecto de Tono Brusola, fundador de Housers

7/01/2019 - 

VALÈNCIA. El valenciano Tono Brusola dejaba el pasado año la dirección de Housers con el misterio de qué habría propiciado su marcha. Tan solo un comentario en la red social Twitter parecía señalar el camino. "Cuando una startup pasa a ser controlada por un consejo de jubilados e inexpertos, ya sabes que le quedan muy pocos meses de vida para desaparecer del mapa", dejaba por escrito. Poco después abandonaba su cargo como CEO de la compañía, y aunque continúa siendo el accionista mayoritario de la tecnológica sus ideas han tomado un nuevo rumbo.

"Básicamente mi salida de Housers ha sido para empezar un nuevo proyecto", explica en una entrevista a Valencia Plaza. "Housers es una plataforma de inversión inmobiliaria y yo quería era desarrollar algo más completo, un banco de inversión en multiactivos, no solamente en la parte inmobiliaria". Fundador de compañías como Simyo, también ha impulsado varias spin off de Housers como Lemonkey, una inmobiliaria online, o Hipoo, un broker hipotecario. Sin embargo, sus nuevos planes no casaban con la visión del consejo de la compañía.

"Teníamos diferencias en la gestión, porque ellos no querían que yo lanzase este proyecto. Tienen una visión más tradicional de Housers y mi visión es más amplia", reconoce.  Su proyecto, 'Funds in a box'", es un marketplace que permite vender participaciones de fondos de inversión alternativa que tienen una dificultad alta para ser líquidos en el mercado y así acercar su compra a los inversores minoristas. "Existen los fondos tradicionales donde todo el mundo puede invertir porque es renta variable, renta fija y renta mixta. Luego existe un mundo al que la gente que no es profesional no tiene acceso, que son los fondos de inversión alternativa y que invierten en empresas, en deudas, en capital riesgo, en infraestructuras, fondos de arte o fondos de vino, por ejemplo", explica.

Brusola señala que la actual normativa europea quiere acercar este tipo de activos al inversor minorista, ya que son más estables que otros mercados como la Bolsa al tener valoraciones anuales.  A esto se une la dificultad que tienen los propietarios de parte de estos fondos de desprenderse de sus participaciones cuando desean obtener liquidez, ya que suelen ser inversiones a largo plazo que se mantienen hasta que muere el proyecto o se obtiene una plusvalía. "'Funds in a box' es el primer marketplace que se está construyendo para toda Europa con el fin de dar liquidez a las inversiones en los fondos alternativos y que va a permitir que la gente que compre participaciones en ellos, en el momento que lo desee, pueda tener una liquidez que a día de hoy no existe", insiste.

Todos estos fondos suman un mercado en Europa de 6 mil millones de euros que, si bien es cierto, actualmente realiza traspasos de acciones pero de forma privada y poco transparente y que en muchos casos supone malvender la participación al no tener muchos compradores interesados detectados y por las altas comisiones que pueden llegar a cobrar los intermediarios. "Nosotros estamos dando a ese segmento profesional una herramienta, un marketplace donde la gente va a poder comprar y vender. Sería como una IBEX pero de fondos alternativos. Este mercado está enfocado al institucional y al profesional y nosotros, mediante toda esta tecnología, hacemos un mercado para intercambiar estas posiciones al que puede acceder cualquiera".

En busca de 'partners'

Brusola destaca que existen proyectos similares en Estados Unidos, entre ellos SecondMarket, que fue comprado por el Nasdaq y rebautizado como Nasdaq Private Market. También existen otras propuestas como Melting Point o CFX Markets. Sin embargo, asegura que de momento para Europa no se ha hecho pública ninguna solución similar. Ya tienen al tecnología desarrollada pero actualmente se encuentran en la búsqueda de partners para cerrar los procesos legales y regulatorios de la compañía, desde la industria que coloque esos fondos a bancos o agencias de valores. En una primera fase su búsqueda se está realizando en el mercado español pero en una segundo irán hacia Luxemburgo, donde asegura que se concentra el 80% de esta industria europea.

Desde la plataforma no intervienen en ningún caso sobre el precio propuesto por el vendedor, que es libre de marcar lo que considere. Reconoce que no podrán participar todos los fondos, solo los que cumplan la normativa europea. "Hay una tendencia en la Comisión Europea para acercar a los minoristas estas inversiones y nosotros estamos hablando con algunas entidades europeas públicas porque quieren propiciar esta tipología de inversión", señala. La plataforma permitirá al vendedor realizar su oferta y al comprador filtrar por tipología, precio o temática, por ejemplo. Además, su intención es añadir una capa social, donde se recoja la opinión de los usuarios.

Si un usuario decide comprar, se pondrá en marcha un mecanismo de validación para comprobar que la información aportada por el vendedor es real y que tardará más o menos dependiendo dependiendo de si disponen de los datos de dicho fondo y que podrá realizarse de forma automatizada. El dinero será retenido por la plataforma hasta que las participaciones sean debidamente depositadas en manos de su nuevo dueño. A pesar de que reconoce que en sus inicios la plataforma será sencilla y focalizada en el vendedor, en una segunda fase añadirán más funcionalidades para el comprador, como órdenes de compra. 

Su previsión es que pueda lanzarse antes de verano y lo hará con oficinas desde València, donde se atenderá la parte más tecnológica, aunque considera que también deben estar presentes en Luxemburgo. "Es un buen momento para hacer cosas desde València", asegura Brusola, quien también participa en otros proyectos como Molo, un sharing de motos que opera en la ciudad. "Se están haciendo bastante cosas, es una buena ciudad para encontrar el capital humano, aunque le falta algún fondo de capital riesgo interesante".

next