X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

opinión

Facebook, de duramente castigado a ¿salir beneficiado de un aumento regulatorio?

El analista de Orey iTrade advierte que el escándalo de Cambridge Analytica no tiene impacto en la rentabilidad de la celebérrima red social

22/03/2018 - 

MADRID. Facebook ha recibido un fuerte castigo en las pasadas sesiones después de conocerse que la consultora Cambridge Analytica habría utilizado su plataforma para obtener datos de 50 millones de personas que habrían sido utilizados en la campaña presidencial de Donald Trump en 2016.  

Esta no es la primera vez que Facebook es objeto de noticias que causan la caída del valor
y, en otras ocasiones, siempre acabó recuperándose. Creemos que es una preocupación de corto plazo y no tiene impacto material en la rentabilidad de la empresa. De hecho, hasta ahora, ningún analista ha revisado a la baja el precio objetivo de la compañía, aunque reconocen que estará presionada a corto plazo. En este sentido, el mercado está ahora dividido e interesado en el desenlace de un acontecimiento que puede agudizar el apetito por la inversión en una empresa con valor fundamental y que, por ahora, no ha sufrido impacto material en sus resultados.

Una de las razones principales de la caída de Facebook y el efecto contagio a otras redes sociales es que se espera un aumento de la regulación de las grandes tecnológicas en relación al tratamiento de datos de los usuarios. En este escenario, el propio Facebook puede salir beneficiado, teniendo en cuenta que el aumento de los costes por regulación y consultoría legal tendrá un impacto marginalmente menor en las grandes empresas del sector. De esta forma, irónicamente, el sector de redes sociales podría reforzarse con la ayuda de una mayor regulación.

Por otro lado, también se está teniendo en cuenta el riesgo de que la Unión Europea imponga un impuesto temporal sobre el 3% de los ingresos de las grandes tecnológicas. No obstante, no creemos que esta decisión tenga una relación directa con la guerra comercial de Trump. El impuesto de la UE sería un impuesto temporal hasta que se encontrara una solución a largo plazo para que los gigantes tecnológicos soporten una carga fiscal a la par que otras empresas.

Salvador Alves es analista de renta variable de Orey Financial 

Noticias relacionadas

next
x