Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

sigue el plan de expansión

Eurocaja Rural tiene previsto abrir media docena de oficinas en 2020 en la Comunitat

7/02/2020 - 

VALÈNCIA. Eurocaja Rural tiene previsto abrir entre cinco y seis oficinas en la Comunitat Valenciana a lo largo de este año, tal y como ha podido saber este diario de fuentes bien informadas. Se trata de una nueva vuelta de tuerca de la entidad presidida por Javier López Martín en su apuesta por estas tierras tras desembarcar en la capital valenciana en mayo de 2018, tal y como contó entonces este diario.

Actualmente son 29 oficinas las que tiene repartidas en la Comunitat Valenciana. A saber: una en la capital castellonense, 13 en la provincia valenciana y 15 en la alicantina. La otrora Caja Rural Castilla La Mancha, cuyo cambio de nombre fue aprobado por su asamblea a finales de abril de 2018, lejos de seguir el proceso de desapalancamiento financiero del sector, que conlleva cierre de oficinas -y despidos-, ha venido incrementando el número de sucursales y aumentando su plantilla. 

Desde 2011, y en contraposición al cierre generalizado de oficinas que ha supuesto desde 2009 la eliminación de cerca de un tercio de sucursales, Eurocaja Rural ha duplicado su red comercial. Lo ha hecho aumentando su número hasta totalizar 408 en los territorios donde tiene presencia como son Castilla-La Mancha, Madrid, Castilla y León, Comunitat Valenciana y, desde diciembre pasado, Murcia. O lo que es lo mismo: tiene presencia en 11 provincias de cinco comunidades autónomas.


Pero no solo eso sino que el compromiso de la entidad dirigida por Víctor Manuel Martín López la ha llevado a convertirse en medio centenar de localidades en la única en proporcionar servicios completos a los habitantes de estos municipios. Un ejemplo más de la estrategia en su lucha contra el problema de la despoblación, la exclusión financiera y su preocupación por crear igualdad de oportunidades. Desde esas oficinas algunos de los 1.092 empleados que forman parte del grupo cooperativo atiende a los más de 452.000 clientes con los que despidió 2019.

Todo ello en un año -el pasado- donde ganó un 64% al presentar un beneficio neto de 40,1 millones de euros, tal y como informaron ayer los dos primeros espadas de la cooperativa de crédito domiciliada en Toledo. El director general expresó su satisfacción por la consecución de objetivos y la demostración de que "es posible ser rentable y eficiente desarrollando una gestión realista, transparente, coherente y moderada si se aplica con responsabilidad y sensibilidad, pese a los tiempos de incertidumbre, elevada competencia en el sector, normas muy exigentes y un entorno difícil, dominado por tipos de interés oficiales nulos o negativos".

Labor social

Por su parte, el presidente destacó la relevante labor que lleva a cabo la Fundación, desarrollando a lo largo de 2019 aspectos de transformación digital, el cooperativismo, las áreas rurales, la creatividad, la innovación y la solidaridad, para contribuir al progreso socio-económico de las personas y territorios en los que Eurocaja Rural actúa. 

Asimismo también reseñó los programas e iniciativas promovidos desde la Fundación formando a a jóvenes y mujeres desempleadas potenciando su talento y empleabilidad; emprendedores; líderes, directivos y gerentes empresariales; investigadores y universitarios; y el apoyo que ha proporcionado a las ONG, instituciones públicas, ayuntamientos, pymes o cooperativas, personas físicas y jurídicas a las que ha dirigido su foco y atención.

Noticias relacionadas

next
x