análisis

¿Es tarde para comprar acciones de Tesla?

12/06/2020 - 

MADRID. Parece que no hay nada que pueda descarrilar las acciones de Tesla en este momento. Cada caída no es más que el presagio de un nuevo movimiento al alza que envía acciones del fabricante de automóviles eléctricos a nuevos máximos. Este es el último ejemplo: desde que el director ejecutivo, Elon Musk, tuiteara el 1 de mayo que el precio de las acciones de Tesla era demasiado alto, las acciones se han disparado otro 29%, con lo que las ganancias de este año ascienden a un impresionante 140%.

Las acciones registraban este pasado miércoles nuevos máximos, subiendo más allá de los 1.000 dólares por acción por primera vez, para cerrar en 1.025,05 dólares, con un alza de casi un 9% en el conjunto de la jornada. Este notable repunte continúa a pesar de los cierres de plantas y la destrucción de la demanda debido a la crisis provocada por la pandemia de la covid-19. Pero los inversores de Tesla tienen la atención en otra parte: tienen las miras puestas en el auge postpandemia en el que Tesla está en una posición ideal para aprovechar su ventaja en el mercado de los vehículos eléctricos.

Los analistas señalan fuertes indicios de que el fabricante de automóviles ha sido capaz de enderezar su rumbo tras una serie de pasos en falso en 2019. Los últimos resultados trimestrales de la compañía han sido fuertes, con entregas mejores de lo esperado, incluso durante la pandemia del coronavirus.

El último impulso a las acciones de Tesla se desencadenó por los datos que muestran que las ventas de automóviles en China aumentaron el mes pasado por primera vez en casi un año. Los coches Tesla fueron los vehículos eléctricos más vendidos con más de 11.000 unidades vendidas, según la Asociación China de Turismos. En general, las ventas en China de los vehículos de la compañía con sede en California aumentaron en un 205% tras la caída de abril, atribuida a los impactos del coronavirus en los consumidores y las empresas en China.

Las matriculaciones de vehículos Tesla en China registraron máximos históricos en marzo después de que la compañía reanudara la producción en su planta de Shanghái, que permaneció temporalmente inactiva debido a la pandemia del coronavirus en Asia.

Más margen de movimiento

Debido a estos acontecimientos positivos, algunos analistas creen que las acciones de Tesla tienen más margen de movimiento. Además de elevar su objetivo de precios de 800 a 1.000 dólares, Wedbush dijo antes de ayer en una nota que el principal catalizador del repunte de las acciones de Tesla sigue siendo el enorme mercado chino que muestra claros indicios de un aumento de la demanda. 

"Creemos que, con la demanda del Model 3 aumentando a mayor ritmo que las expectativas en China, cada vez más cerca del periodo estival, la relajación de las medidas de confinamiento en Estados Unidos/Europa, y una serie de acontecimientos en torno a las baterías en el horizonte que podrían influir en el rendimiento (el Día de la Batería será probablemente a finales de junio), las acciones de Tesla probablemente tienen más margen de movimiento", manifestó Wedbush. De hecho, el mismo analista elevó su optimista objetivo de 1.350 a 1.500 dólares por acción.


Además de la certeza sobre las acciones, un fabricante chino que hace baterías de automóviles eléctricos para Tesla y Volkswagen ha desarrollado una fuente de alimentación que dura más de un millón de millas, según un informe de Bloomberg. Por su parte, Contemporary Amperex Technology ha anunciado que se dispone a fabricar una batería que dura 16 años y 2 millones de kilómetros.

"Extender esa vida útil se considera un avance clave porque la fuente de alimentación podría ser reutilizada en un segundo vehículo. Eso reduciría el gasto de mantenimiento de un vehículo eléctrico, lo que es positivo para una industria que busca recuperar el impulso perdido de las ventas por el brote de coronavirus y la caída de los precios del petróleo que ha hecho que los vehículos devoradores de gasolina sean más competitivos", dice el informe.

Wall Street sigue muy dividida

Si aún no ha invertido en acciones de Tesla o no ha seguido su historia de cerca, es posible que se esté preguntando si ese barco ya ha zarpado. ¿Es demasiado tarde para comprar estas acciones tras un repunte tan potente? No hay una respuesta simple.

Wall Street sigue muy dividida sobre el panorama de Tesla. De los 23 analistas que cubren estas acciones, ocho le asignan una calificación de compra, mientras que un número similar recomienda mantener. Siete le han asignado una etiqueta de venta, y 633 dólares como objetivo de precio promedio de cara a los próximos 12 meses.

Elon Musk, fundador de Tesla
Puede que los alcistas de Tesla se estén deleitando con los sólidos fundamentos generados por las entregas mejoradas de Tesla y las optimistas previsiones de China. Pero algunos asesores de inversión advierten de que a este llamativo repunte lo acompañan muchas emociones, más que una justificación financiera pura.

Michael Hartnett, el principal estratega de inversiones de Bank of America, describió las acciones de Tesla como un ejemplo de "exuberancia irracional" inspirada en una oleada sin precedentes de dinero fácil de los bancos centrales. "El exceso de liquidez para combatir la deflación sigue alimentando burbujas gemelas en escaso 'rendimiento' y escaso ‘crecimiento’, escribió Hartnett en una nota a los clientes el mes pasado.

Conclusión

Las acciones de Tesla podrían seguir subiendo a corto plazo ante la confianza positiva y mejorar las previsiones para el mercado de los vehículos eléctricos. Pero los inversores deben recordar que el de Tesla es un juego altamente especulativo que podría invertir el curso rápidamente.

Tras un repunte tan potente, es mejor ser cauteloso. Para los inversores interesados en comprar acciones, lo más inteligente sería esperar otra opción de entrada mejor.

Haris Anwar es analista senior de Investing.com

Noticias relacionadas

ANÁLISIS

Elon Musk y su 'res, non verba'

La decisión del consejero delegado de de Tesla de invertir 1.500 millones de dólares en bitcoins, que representa casi un 10% de su valor efectivo, abre un nuevo camino en el mundo de las criptomonedas

next
x