Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

reacciones al plan del gobierno 

El plan de desescalada pilla por sorpresa a los hoteles; el comercio ve luz al final y la hostelería, muchas incógnitas

29/04/2020 - 

BENIDORM/ALICANTE. El plan anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para afrontar una desescalada por fases frente a la situación de confinamiento ha sorprendido a los sectores económicos vinculados a la actividad turística en la provincia de Alicante. A grandes rasgos, los hoteles, el comercio y la hostelería aplauden que se agilice la posibilidad de su reapertura, pero advierten de la existencia de muchas incógnitas por resolver para afrontar el proceso con garantías.

En primer término, la patronal hotelera de la Comunitat Valenciana (Hosbec), a través de su secretaria general Nuria Montes, ha señalado a este diario que habían acogido la propuesta de desescalada con sorpresa. Sobre todo, porque Pedro Sánchez planteaba un escenario mucho más rápido del que imaginaban. Hay que tener en cuenta que en la primera fase los alojamientos turísticos podrán abrir con aforo limitado y con las zonas comunes cerradas. Además, el presidente diseña un plazo para llegar a la "nueva normalidad" de hasta dos meses, por lo que "para julio se podría operar" con cierta normalidad, reseñaba Montes.

"Es un buen plan", a juicio de la patronal, aunque son cautos porque todo dependerá de la evolución de los contagios en España y las medidas que concrete el gobierno en las próximas semanas. "Le compramos esta propuesta a Sánchez", dijo Montes, al tiempo que espera que se produzca con "todas las garantías" para que no se vuelva a atrás.

Con todo, señaló que de momento se habían quedado con algunas incógnitas sin resolver, como qué pasará con los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo que han puesto en marcha la totalidad de los establecimientos. Un limbo teniendo en cuenta que el Gobierno central pretender prorrogar de nuevo el estado de alarma y coincidirá con la apertura de los alojamientos. Según señala Montes, con el personal del que se dispone ahora no se pueden abrir al público. No obstante, entiende que en la primera fase los hoteles que reiniciarán la actividad será para dar un servicio a trabajadores, y no por turismo, por lo que afirma que en Benidorm no se reanudará el trabajo.

El comercio dice ver la luz al final del túnel

El pequeño comercio ha recibido el plan de desescalada con algo de esperanza. Según Francisco Rovira, secretario general de Facpyme, la federación de comercios y pymes más numerosa de Alicante, el pequeño comercio podrá comenzar a abrir sus puertas con cierta normalidad a partir del 11 de mayo, con la entrada en vigor de la fase 1, que permite la apertura con el cumplimiento de las medidas de seguridad sanitarias. "No creo que el comercio de Alicante puedo normalizar su actividad con la cita previa; algunos restaurantes lo podrán hacer, pero el pequeño comercio será en la siguiente fase, más allá de algún comercio que tenga que acabar prendas para ceremonias, si es el caso". Rovira que las tiendas comenzarán a tener algo de normalidad a finales de mayo y en junio, con la llegada de la fase 4 y con la nueva normalidad. ¿El verano? "No será una temporada estival normal, sólo con turismo nacional y veremos en qué condiciones", dice el dirigente empresarial. 

Una de las incógnita, dice Rovira, será como será la salida del personal que ahora está los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo y su incorporación a sus puestos de trabajo. "Los empresarios sacarán a los operarios con mucha cautela porque tienen la obligación de mantenerlos, un mínimo, de seis meses más, y nadie sabe qué pasará después del verano, si habrá o no una normalidad completa", ha explicado.

Pero mientras se despejan todas esas incógnita, Facpyme ya se ha puesto a trabajar en crear un sello de comercio de seguridad sanitaria para todo el sector, un Covid Free, como el que los hoteleros de Alicante han comenzado a diseñar. Para ello, Facpyme está conversación con Aitex y otros operadores con los que abordar la situación de las medidas de seguridad, sobre todo, en las prendas textiles y cómo desinfectarlas, además de otras medidas seguridad, como las mamparas de metacrilato que se deban instalar ahora, con las reaperturas; geles hidroalcohólicos y máscaras faciales.

Los restaurantes ven precipitación

La Asociación de Restaurantes de Alicante (ARA) ha emitido un comunicado en que considera que "las medidas han sido precipitadas", con falta de consenso del sector y con muchas incógnitas todavía por despejar. "Necesitamos garantías para volver a la actividad de manera que se salvaguarde la subsistencia de los negocios hosteleros". El plan de desescalada anunciadom a su juicio, genera mucha preocupación en el sector, por la falta de medidas que lo complementen y que permitan una certeza en la continuidad del funcionamiento de sus negocios, con su actividad normal seriamente afectada.

"Si el Ejecutivo no aclara algunas de las medidas adelantadas esta tarde y que son confusas, com oel porcentaje de la reducción del aforo de las terrazas, con las condiciones de reapertura anunciadas, el cierre de establecimientos podría ser catastrófico", denuncia ARA.

El colectivo hostelero reclama que el Gobierno establezca una serie de condiciones en relación a los ERTES. En primer lugar, es imposible mantener las cifras de empleo anteriores a la crisis durante los seis meses siguientes a la reapertura con las condiciones de la nueva normalidad’ en un sector que presenta graves dificultades para mantener elempleo, cuya actividad es muy estacional y cuyos negocios se van aver duramente afectados además por la bajada del turismo y asociado a las condiciones de aforo anunciadas.

Al igual que Facpyme, quieren saber cómo va a funcionar los ERTEs y su flexibilización manteniendo la circunstancia de fuerza mayor en la reincorporación progresiva de los trabajadores. "Habría que concretar varios asuntos que ya se ha solicitado en varias ocasiones al Ministerio de Trabajo,como en qué términos se realizará el mantenimiento de dichos ERTEs", critica el colectivo.

También reclaman exenciones fiscales y de tasas municipales, además de "las líneas de financiación, que continúan siendo insuficientes, y en algunos casos ni siquiera han llegado". Y sobre las medidas de seguridad sanitaria, piden la elaboración de guía que permita aplicar las medidas higiénico sanitarias, las cuales aún desconocemos. Además, solicitamos al Gobierno disponer de los EPIS e hidrogeles necesarios para que los establecimientos de hostelería puedan retomar la actividad a partir del 4 de mayo. Sin todas estas medidas, "no vamos a poder contar con un periodo de ajuste que nos proteja de la caída de actividad y empleo, lo cual desembocaría en el cierre de establecimientos", concluye la nota pública de ARA.

Noticias relacionadas

next
x