Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ola de frio polar

El oleaje destruye parte de las casas de primera línea en Dénia

23/01/2017 - 

DÉNIA, El intenso temporal marítimo del pasado fin de semana ha ocasionado, entre otros perjuicios, cuantiosos daños materiales en viviendas situadas en primera línea de mar a lo largo de la costa de Dénia, en la Marina Alta.

Según fuentes municipales, lo daños se han producido especialmente en la zona de Les Deveses, donde ha habido numerosas viviendas y terrazas de establecimientos hosteleros afectadas.

También se ha tenido que cortar el acceso a la Estación Marítima del puerto de Dénia, debido a que las olas de más de tres metros pasaban por encima del espigón de la escollera norte.

Los daños en Dénia, donde la pasada semana se produjo una llamativa nevada a pie de playa, no han sido los únicos en la comarca de la Marina Alta, donde el viento, la lluvia, el oleaje en el mar y la excepcional visita de la nieve han provocado pérdidas en numerosas localidades.

Ha habido derrumbes de laderas y de muros, caídas de árboles y la práctica desaparición de playas como consecuencia en este caso del fuerte oleaje, además de cortes de carreteras secundarias.

En Xàbia también ha habido daños en bares de primera línea del litoral, donde, al igual que en Dénia, las olas han engullido playas y causado daños en paseos marítimos.

Del mismo modo, se han registrado graves desperfectos en negocios en el litoral del Muntanyar de Xàbia.

El mar ha escupido piedras de gran tamaño en la zona del Tangó xabiense y el viento arrancó placas de la cubierta del pabellón deportivo de esta localidad.

Otras playas engullidas por el mar son las del Moraig en Benitatxell, la de la Fustera en Benissa y la de la Fossa en Calp.

En esta última localidad, los lavapiés de la Fossa y del Arenal han quedado destrozados y el viento ha desplazado las casetas de socorrismo (pesan 5 toneladas) hasta 50 metros de su lugar original.

Noticias relacionadas

next
x