X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ASÍ LO RECONOCIÓ AYER GONZALO GORTÁZAR

El mercado castiga las acciones de CaixaBank y el consejero delegado pide mirar a largo plazo

27/07/2019 - 

VALÈNCIA. "El mercado reacciona a las percepciones que tiene del sector y nosotros tratamos de hacer las cosas lo mejor posible. La caída de las cotizaciones de los bancos en bolsa refleja el panorama de tipos de interés a la baja y, por tanto, depresión de ingresos. Llevamos tres años en el que hemos tenido en bolsa un comportamiento muy superior al resto de bancos y ahora estamos teniendo un cierto ajuste, que espero que se corrija pero hay que tener la visión más de medio y largo plazo". Así respondía este viernes Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, a preguntas de los periodistas sobre la marcha bajista de la entidad domiciliada en València durante la presentación de los resultados semestrales.

Unas cuentas que recogieron el impacto del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), dado que el beneficio hasta junio se redujo un 52,1% hasta los 622 millones de euros tras el acuerdo laboral que ha supuesto un gasto de 978 millones de euros (685 millones netos). Según iba explicaba las cuentas el 'número 2' de CaixaBank (CXB), los títulos se desplomaban con fuerza y remarcaba la importancia de los inversores de no dejarse llevar reaccionando tan mal porque el "impacto se ve a largo plazo y en otras ocasiones ya se han visto recuperaciones importantes de la acción después de una reacción inicial negativa".

Finalmente CXB cerró en bolsa recibiendo un duro castigo del 6,66% siendo la segunda cotizada de entre el centenar de valores que nutren al Mercado Continuo más castigada solo por detrás de otra valenciana: Coemac, la otrora Uralita, que se desplomó un 8,84%; mientras que a continuación se situó el Banco Sabadell, que recibió otro duro correctivo del 6,59% en un 'viernes negro' para el sector bancario. Los 2,272 euros a los que echó el cierre CaixaBank significa mínimos de hace tres años y ampliar las pérdidas anuales hasta el 25,60% y, de paso, reducir la capitalización hasta los 13.590 millones de euros.



Gortázar señaló que el mercado es "volátil" y se mostró confiado en que el "cierto ajuste" que ha registrado CaixaBank en bolsa "se corrija". En cualquier caso, apuntó que son "los inversores los que compran y venden y hay que estar cada día a lo que hacen"; mientras aseguraba que la entidad no se plantea cobrar a los clientes minoristas por sus depósitos aunque el Banco Central Europeo (BCE) lleve a cabo nuevos recortes en los tipos de interés, aunque sí que lo aplica a las grandes corporaciones financieras y empresariales. 

Porque bajadas de tipos habrá a la vista del último mensaje de Mario Draghi del pasado jueves, cuando advirtió que está estudiando modificar su objetivo de inflación a instancias de varios miembros del Consejo de Gobierno; mientras encomendó a ciertos comités del Eurosistema a examinar las opciones de nuevos estímulos, entre las que se encuentra la segmentación de la tasa de facilidad de depósito y el reinicio de las compras netas de activos.

"Malo para los beneficios de los bancos"

El nuevo paquete de estímulos adelantado por el BCE, que podría aprobarse en septiembre, es "bueno para el crecimiento", pero "malo para los beneficios de los bancos", según un informe publicado este viernes por la agencia de calificación crediticia S&P. "Seguimos esperando un recorte de 10 puntos básicos de la tasa de facilidad de depósito y pensamos que es probable el anuncio del retorno a las compras netas de activos por valor de 15.000 millones de euros al mes a partir de octubre", indicó este viernes el economista jefe de S&P para la región de Europa, Oriente Próximo y África, Sylvain Broyer.

A pesar de la posible implementación de la segmentación de la tasa de facilidad de depósito, la firma de calificación crediticia alertó de que la baja rentabilidad de los bancos "podría convertirse en un problema estructural más persistente para algunos bancos europeos". En este sentido, el analista crediticio de S&P Bernd Ackermann estima que los equipos gestores de los bancos "tendrán que empezar a demostrar a los inversores" que las entidades tienen modelos de negocio "sostenibles" y que son capaces de "adaptarse" a un entorno en el que los tipos de interés permanezcan bajos por más tiempo. Por lo pronto Gortázar reconoció que "es una situación inevitable que siga habiendo ajustes en la banca".



Pero volviendo a CaixaBank decir que a lo largo del primer semestre acusó salidas en sus fondos de inversión. De hecho, y con los últimos datos semestrales de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), la gestora de la entidad presidida por Jordi Gual fue la que más reembolsos netos presentó con un total de 902,19 millones de euros. La mayor parte procedió de la categoría de Renta Variable Internacional, con 1,34 millones de euros copando más de dos tercios de los 1,96 millones de los reembolsos netos del centenar de gestoras bajo el paraguas de Inverco.

Este diario preguntó a Gonzalo Gortázar su opinión sobre tal salida a lo que respondió que "efectivamente hemos sido los que más reembolsos netos hemos tenido de todas, pero también somos los que más patrimonio tenemos. Hay una cierta intranquilidad en la situación de volatilidad de los mercados financieros. No es fácil invertir en esta situación de tipos de interñes". Asimismo, el consejero delegado de CaixaBank añadió que "el cliente debe tomar la decisión pero viendo los tipos de interés hay que irse a la renta variable. Nuestro consejo es esperar o bien entrar gradualmente en los fondos de bolsa que han ido muy bien; pero se tiene que hacer caso a caso y con profesionalidad para saber dónde y cuándo invertir. Para eso tenemos nuestro modelo de asesoramiento". Lo cierto es que pese no hay que olvidar que CaixaBank AM, la gestora de fondos de la entidad, sigue siendo líder intratable por patrimonio como viene contando este diario.

El adiós a Repsol

Hablando de bolsa, el CEO comentó que se ha ido vendiendo la participación del 1% del capital que aún tenía en Repsol de forma "gradual" desde abril hasta el 30 de junio con lo que esta venta "no ha impactado en el precio de la acción", que "ha evolucionado por otros motivos", y descartó asimismo un impacto en la cuenta de resultados de este segundo trimestre. Por contra resaltó que sí que ha tenido un resultado financiero positivo. 

Gonzalo Gortázar explicó que la decisión de venta se adoptó en septiembre del pasado año porque Repsol en una compañía de un sector "volátil y complicado", y por "la falta de encaje" con el sector financiero y no "porque no sea una compañía de bandera de la que los españoles debemos sentirnos orgullosos". De este modo, se cierra "un capítulo de relación que hay sido muy satisfactoria" desde que se inició en 1996, resaltando que la petrolera es una compañía "muy bien gestionada" y mostrándose convencido de que tendrá un buen futuro.

Noticias relacionadas

next
x