Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Durará como mínimo seis semanas y la Comunitat no empezará antes del 11 de mayo

El desconfinamiento se hará por provincias e islas y tendrá cuatro fases

Foto: KIKE TABERNER
28/04/2020 - 

VALÈNCIA.El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido este martes en el Palacio de La Moncloa en una rueda de prensa telemática tras la reunión del Consejo de Ministros, para explicar las medidas tomadas sobre el plan de desconfinamiento. Un plan de transición que no tiene fechas exactas, será de forma gradual, por provincias y donde el Gobierno ha optado por una fórmula diferente a otros países. 

Esa desescalada estará basada en cuatro fases: 0, 1, 2 y 3. "Se han establecido cuatro fases. La primera fase, o fase 0, es la fase de preparación de la desescalada, en la que ya nos estamos encontrando", ha detallado. Cada una de las fases descritas tendrán un periodo mínimo de dos semanas, eso significa que la fase de desescalada tendrá una duración mínima de seis semanas, es decir, un mes y medio. "Estamos planteando un horizonte de como mínimo seis semanas y como máximo, esperemos, ocho semanas", dice Sánchez sobre el plan de desescalada y añade que el Gobierno va a plantear una nueva prórroga de 15 días.

"Quisiera hacer varias consideraciones en la forma en que hemos desarrollado este plan", afirma Sánchez, que explica que será con las máximas seguridades. "Se han tenido en cuenta las enseñanzas de otros lugares, pero siempre para adaptarlas a la diversidad y la realidad de nuestro país". Para la elaboración del plan de transición el Gobierno ha recabado también la opinión de expertos en el ámbito científico, laboral, empresarial. "Este plan es el resultado de un trabajo colaborativo y compartido entre distintas instituciones y el sector público y privado", ha añadido.

El programa para la desescalada en España, que oficialmente se llama 'Plan para la Transición hacia una nueva normalidad' no tendrá fechas exactas para la reapertura de los comercios, playas, cines, instalaciones deportivas o bares. El Gobierno opta por establecer una serie de marcadores para pasar de una fase a otra y así tomar las decisiones de forma coordinada entre el Gobierno y las autonomías. "La unidad será la provincia o la isla. No habrá movilidad entre provincias e islas hasta lograr la normalidad", ha confirmado Sánchez. 

Primero fue la vuelta al trabajo de los sectores no esenciales, luego la salida de los niños el pasado domingo y este sábado llega la salida de los adultos. A partir de ahí, todo será más difícil para dar los siguientes pasos en la desescalada.

FOTO: KIKE TABERNER

Las cuatro fases de la desescalada

En la fase 0, a partir del 4 de mayose abrirán pequeños resquicios de actividad económica y la apertura de locales con cita previa. Sánchez también ha explica que un ejemplo de estos locales serán los restaurantes para recoger comida a domicilio. "También los entrenamientos profesionales e individuales", ha añadido.

La siguiente fase es la fase 1 o inicial, en el que se permitirá en cada fase territorial, el inicio parcial del pequeño comercio bajo estrictas medidas de seguridad, excepto los grandes centros comerciales, donde pueden producirse grandes aglomeraciones. Sánchez explica que se establecerá un horario preferente para los mayores de 65 años en los comercios minoristas. Y añade: "En esta fase 1 se permitirá el entrenamiento medio en ligas profesionales y en el transporte público, el uso de la mascarilla estará altamente recomendado", ha explicado. Además, los lugares de culto podrán abrir en la fase 1 con limitación del 30%.

En la fase 2 se abrirá el espacio interior de los locales de restauración para el servicio de mesas y algunas excepciones para reabrir centros educativos como por ejemplo actividades de refuerzo, garantizar que los niños menores de seis años puedan acudir a los centros si los padres tienen que acudir a trabajar y para realizar la selectividad. "Se podrán realizar actos culturales con menos de 50 personas en lugares de aforo, y si es al aire libre tendrá que ser si congregan a menos de 400 personas siempre y cuando estén sentadas", ha detallado. En la fase 2 también se abrirán cines y teatro con butaca preasignada y con limitación de un tercio de aforo y además se reanudará la caza deportiva.

La fase 3 es la más avanzada y una vez se cumplan los marcadores requeridos, se limitarán las restricciones de movilidad. "En restauración se limitarán algo más las restricciones de aforo al 50%, pero con estricta separación entre el público, de dos metros", dice Sánchez.

FOTO: KIKE TABERNER

De esta forma, a finales de junio estaríamos como país en la nueva normalidad si la evolución de la epidemia está controlada en todos los territorios. "El próximo fin de semana se permitirá la actividad física individual y los paseos y el próximo 4 de mayo entraríamos en la fase 0 todos los territorios, y dada la incidencia mínima de contagios y si la evolución lo permite, Formentera, Baleares, Gomera, del Hierro y Graciosa en las Canarias anticiparán unos días al 4 de mayo, estableciéndose en la fase 1", ha explicado Sánchez.

Por otra parte, el próximo lunes 11 de mayo, todas las provincias que cumplan los requisitos pasarán directamente a la fase 1, y quincenalmente Sanidad evaluará los marcadores. "Al concluir la desescalada podremos decir que cada provincia ha llegado a la situación de nueva normalidad hasta que llegue la vacuna", ha confirmado.

"Esta asimetría nos permite adaptarnos mejor a cada situación y la desescalada de esta forma tiene que ser coordinada, es decir, se va a regir por unas mismas reglas a pesar de que se apliquen a espacios distintos en el territorio", dice Sánchez. Además, Sanidad asumirá las condiciones que sean necesarias para ir recuperando la actividad social y profesional. 

Sánchez explica que el avance se determinará en base a criterios objetivos: unos marcadores que definirán la disposición en los que se encuentra cada provincia para avanzar. Estos marcadores serán cuatro:  las capacidades estratégicas del sistema sanitario, tanto en su vertiente de atención primaria y la atención hospitalaria y el número de camas UCI. En segundo lugar, la situación epidemiológica en la zona. En tercer lugar, las medidas de protección colectiva en el trabajo, el comercio y el transporte pública. Y en cuarto lugar, los datos de movilidad y los datos socioeconómcos. 

Sánchez pide la ayuda y el apoyo no solo de las comunidades, sino de los Ayuntamientos. "Hay cuestiones, como la apertura de terrazas, que vamos a necesitar el apoyo de los Ayuntamientos, así como la apertura de playas", ha asegurado. Sobre los colegios, el Gobierno insiste en que el curso académico comenzará en septiembre.

Nuevo Comité de Desescalada

El 'Plan para la Transición hacia una nueva normalidad' que ha aprobado el Consejo de Ministros en su reunión de este martes, se ha prolongado más de lo habitual y ha finalizado minutos antes de las cuatro de la tarde. Este plan marcará la hoja de ruta hacia la relajación progresiva de las restricciones vigentes en toda España desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo para combatir la epidemia de coronavirus. Un camino que, como ha reconocido el propio presidente del Gobierno, será asimétrico y permitirá avanzar a los diferentes municipios y provincias a varias velocidades, dado que el impacto del virus no es igual en todos los territorios.

El Gobierno ha anunciado este martes que el Comité Técnico de gestión del coronavirus se transformará a partir del miércoles en el comité técnico para la desescalada. Estará presidido por el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y participarán en él los cuatro vicepresidentes y los cuatro ministros autoridades delegadas: de Sanidad, Salvador Illa; de Interior, Fernando Grande-Marlaska; de Defensa, Margarita Robles; y de Transportes, José Luis Ábalos. También lo integrarán la ministra de Hacienda, María Jesús Montero y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

El panel central de expertos de distintas disciplinas es el encargado de analizar cómo se volverá a la normalidad desde el confinamiento y de establecer las prioridades para la vuelta progresiva a la rutina, gracias al asesoramiento de diversos subgrupos de profesionales. Ese equipo multidisciplinar, creado por el ministro de Ciencia, Pedro Duque, coordinarán la información para la desescalada que proponen distintos círculos de asesores, entre los que se encuentran sobre todo expertos en sanidad y epidemiología, pero incluyen también grupos especializados en otras materias, como la social, económica e internacional.

En total son 16 los expertos de prestigio internacional que asesoran al Ministerio de Ciencia en materias científicas relacionadas con el coronavirus.  Junto a todos ellos, seguirá el responsable del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

Noticias relacionadas

next
x