X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

NEGOCACIÓN DEL BOTÀNIC II

El PSPV quiere que haya tres vicepresidencias si Unides Podem-EUPV pide tener una

1/06/2019 - 

VALÈNCIA. Las negociaciones entre PSPV, Compromís y Unides Podem-EUPV para diseñar el futuro Gobierno del Botánico II continúan avanzando poco a poco. Este viernes la comisión negociadora integrada por 17 representantes de los tres partidos mantuvieron una segunda reunión para establecer las líneas maestras que tendrá el futuro Ejecutivo valenciano. 

Un encuentro que tuvo una duración aproximada de cuatro horas y del que, a diferencia de la anterior cita que sirvió como primera toma de contacto entre las partes, se pudieron extraer conclusiones significativas sobre el trazo grueso que tendrá el futuro Consell y cuáles son las posiciones de partida de las tres formaciones. 

En este sentido, cabe apuntar que esta semana se produjo un hecho relevante que marca en cierta medida la estructura que se conformará en los próximos días: el candidato de Unides Podem-EUPV a la Presidencia de la Generalitat y síndic de la confluencia en Les Corts, Rubén Martínez Dalmau, deslizó tras la Junta de Síndics de este jueves la posibilidad de que el gobierno que se constituya cuente con más de una vicepresidencia. 

Una probabilidad para ostentar ellos mismos este puesto que les sitúe 'en igualdad de condiciones' con Compromís, al menos en términos de visibilidad y relevancia en el futuro Consell. Esto es porque los socialistas ocuparán la Presidencia y la coalición valencianista el segundo escalón de la vicepresidencia como ya hicieron en el mandato anterior con Mónica Oltra al frente de ella. 

Ante esta propuesta, los socialistas plantearon este viernes que si Unides Podem quiere un cargo de este rango, el Ejecutivo deberá contar entonces con tres de vicepresidencias. Es decir, una ocupada por ellos, otra por Compromís y la última por la confluencia de Dalmau, además de la Presidencia que ocupará el líder del PSPV, Ximo Puig. Justifican que ellos han sido la fuerza más votada de las tres formaciones y la representación en estos primeros puestos debe corresponderse con los resultados obtenidos en las urnas. Una solución que imitaría la ya adoptada por el PPCV con Francisco Camps al frente, quien en su segundo mandato apostó por crear tres vicepresidencias.

Ahora bien, más allá del razonamiento que aportan los socialistas, existe otro alegato exclusivamente numérico del porqué de esta contraoferta. El hecho de que existieran dos vicepresidencias -una ocupada por Compromís y otra por Unides Podem- dejaría al PSPV, que ejercería la Presidencia, en minoría en este primer rango. Sin embargo, si por el contrario se crearan tres, los del puño y la rosa estarían al frente de una de ellas y junto a la jefatura del Consell tendrían siempre mayoría frente a las otras dos vicepresidencias. La tercera vicepresidencia propuesta, por cierto, debería ser para una mujer si se quiere seguir a rajatabla con la intención de conformar un Ejecutivo paritario.

"Hemos estado cómodos esta legislatura con una vicepresidencia y creemos que ha funcionado bien, por lo que en esta ocasión o habrá una vicepresidencia o habrá tres, pero dos, no", recalcan.  

La insinuación de Unides Podem del jueves con esta cuestión no resulta nada baladí. Los morados y EU quisieron demostrar que no se habían amilanado después de los resultados electorales municipales del pasado 26 de mayo, donde la confluencia entre ambos partidos no logró superar la barrera electoral del 5% y entrar en el Ayuntamiento de València. Un desenlace que les dejó en posición de mayor debilidad a la hora de afrontar unas negociaciones para integrarse en el Gobierno valenciano, pero del que resaltan que no va a tener repercusiones directas en la negociación del Botànic II puesto que son "elecciones diferentes". No en vano, en los últimos días han recordado en varias ocasiones que sus ocho diputados en Les Corts Valencianes son necesarios para investir Puig como president de la Generalitat. 

De 11 a 15 consellerias

Por otra parte, las tres fuerzas políticas avanzaron en la negociación de este viernes en que el número de consellerias del futuro Botànic II oscilará entre 11 y 15. Una cifra que en su día alcanzó el Gobierno de Francisco Camps y que nadie quiere rebasar, dado que es la cantidad máxima de carteras que ha tenido la Generalitat Valenciana en nueve legislaturas. 

El quid de la cuestión estará en si la cifra final es par o impar. El PSPV pretende que el número de consellerias sea par con el fin de garantizar que puedan tener siempre la última palabra, ya que en caso de producirse cualquier empate, el voto calidad de Ximo Puig inclinaría la balanza en favor de los socialistas. La intención de Compromís, sin embargo, es que sean impares -con la ventaja a su favor en la suma con Unides Podem- para evitar que pueda volverse a producir una situación similar a la del adelanto electoral. 

Como primer esbozo, los socialistas planteaban que en el Ejecutivo ellos tuvieran 6 consellerias, la coalición valencianista 4 y Podem 2. Para Compromís, no obstante, el reparto ideal se basaría en que el PSPV tuviera 5, ellos 4 y Podem 2. 

Noticias relacionadas

next
x