X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ley de acompañamiento de 2019

El PSPV intentó crear el órgano autónomo Dénia Port vía enmienda

18/11/2018 - 

VALÈNCIA. Si el año pasado la tasa turística centró el debate de enmiendas a la Ley de Acompañamiento, este año lo está protagonizando el Puerto de Dénia. El Consell introdujo en el artículo 56 de la norma la reforma de la Ley de Puertos de la Generalitat para habilitar al Ejecutivo valenciano para que pueda regular "los supuestos y el procedimiento tendente a establecer nuevas formas de gestión de puertos de titularidad de la Generalitat Valenciana". Una nueva forma de administración que se llevaría a cabo a través de la figura del denominado "Organismo Autónomo". 

En definitiva, lo que permitiría esta disposición adicional sería que un municipio que contara con un puerto gestionado por la administración autonómica pudiera solicitar el traspaso de dicha gestión a un organismo autónomo con su correspondiente consejo de administración. De hecho, así lo ha pedido ya el Ayuntamiento de Dénia, cuyo puerto genera un beneficio anual de aproximadamente 4 millones de euros. 

La inserción en la Ley de Medidas Fiscales de este apartado, no obstante, no ha sido el único movimiento del PSPV en esta cuestión. Los socialistas redactaron una enmienda para crear el citado órgano autónomo del Puerto de Dénia a instancias de la resolución del pleno del ayuntamiento del municipio. Un órgano al que incluso ya habían bautizado como Dénia Port. 

Fran Ferri y Manolo Mata. Foto: CORTS

La pretensión, no obstante, hizo agua al toparse con la oposición frontal de Compromís, que no estaba dispuesto a firmar dicha enmienda porque suponía crear un órgano haciendo una simple enmienda a la Ley de Acompañamiento. Con esto, se sorteaba introducirlo en la propia norma, donde hubiera tenido que contar con el correspondiente informe de la Abogacía de la Generalitat, el necesario dictamen del Consell Jurídic Consultiu (CJC), o el del Comité Económico y Social (CES). Un salto de pértiga que la coalición valencianista no iba a hacer.  

Con este escenario, si los socialistas querían intentar validar esa enmienda, tendrían que presentarla en solitario. Una anomalía en esta legislatura, ya que Compromís y PSPV han venido presentando todas las iniciativas -bien fueran PNLs, leyes o enmiendas a alguna propuesta- de forma conjunta. Finalmente, no lo hicieron y el texto quedó en un cajón para evitar levantar más polvorín del que ya ha provocado esta cuestión. 

¿Qué decía la enmienda?

La enmienda esbozada, añadía cuatro artículos más a la disposición adicional que ya había introducido el Consell en la Ley de Acompañamiento de 2019. El primero de ellos, creaba "el organismo autónomo DENIA PORT, para la gestión del Puerto de Dénia". Un ente que quedaría "adscrito a la Conselleria competente en materia de puertos". En este caso, el departamento de María José Salvador. "DENIA PORT tendrá personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines" continuaba el mismo artículo. 

A continuación, se detallaba que este organismo contaría "con patrimonio propio, integrado por el conjunto de bienes y derechos" que le fueran adscritos por la Generalitat o por cualquier otra Administración pública "así como los que por cualquier título pudiera adquirir". 

Orengo y Puig. Foto: VP

La iniciativa, la presentaban, según la exposición de motivos, a instancias del Ayuntamiento de Dénia. Si bien es cierto que existe malestar en el Puerto de la capital de la Marina Alta porque el 40% de los beneficios que obtienen se reparten entre todos los puertos de la Comunidad Valenciana -siendo este el más rentable de todos-, también lo es que abrir la puerta a que el Consell pueda crear un órgano autónomo si el municipio lo solicita ha despertado numerosos recelos en las distintas fuerzas políticas por los últimos movimientos en el recinto portuario de Dénia. 

La incorporación del exalcalde de Gandia y ex asesor de Presidencia de la Generalitat José Manuel Orengo como director de Expansión de Baleària -principal naviera en el puerto de Dénia y cuya sede se encuentra también en este puerto- es un hecho que no ha pasado desapercibido y que ha despertado las suspicacias de propios y extraños. El fichaje se produjo apenas un mes después de que se presentara la Ley de Acompañamiento que incluía este cambio normativo en la Ley de Puertos. En caso de constituirse un órgano autónomo, también lo haría su propio consejo de administración, donde Baleària tendría un peso considerable al ser uno de los mayores operadores del puerto. 

Puig tacha de "ridículas" las críticas del PP

El president de la Generalitat, Ximo Puig, tildó este sábado de "absolutamente ridículas" las críticas que se realizaron desde el Partido Popular en el Pleno de les Corts sobre la modificación de la ley de Puertos. "Lo que se pretende no es solo una cuestión para Dénia, sino que se quiere aplicar el principio de subsidiariedad como se ha aplicado en los puertos del Estado hacia las comunidades autónomas", expuso el jefe del Consell. 

"Esto no es un traje a medida para nadie. No es ningún tipo de puerta giratoria porque no hay ningún tipo de relación entre Baleària y la Generalitat valenciana", añadió Puig para, a continuación, calificar de "terrible" que haya "fuerzas políticas que ataquen a las empresas".

"Nosotros tenemos la suerte de ser la única comunidad española que tiene una naviera y una aeronáutica, y que la derecha esté en contra de esto me parece lamentable. Se trata de una derecha totalmente descontrolada que no tiene ningún tipo de capacidad de empatía con lo que es la empresa y el funcionamiento de la economía", zanjó el número uno del Ejecutivo valenciano. 

Noticias relacionadas

next