Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

continúa el convenio 

El MACA se asegura los fondos de la Fundación CAM ante la indefinición del IVAM de Alcoi

18/02/2017 - 

VALÈNCIA. La articulación de la subsede del IVAM no es cosa sencilla. El museo valenciano contará próximamente con una delegación en Alcoi tras llegar a un acuerdo la Generalitat con la Fundación Caja Mediterráneo, un proyecto que se nutrirá de parte de los fondos de la pinacoteca dirigida por José Miguel García Cortés y de la colección privada para formar un nuevo espacio dependiente de València. Hasta aquí todo claro. Sin embargo, qué piezas van a parar al Centre d’Art d’Alcoi (CADA) es todavía un misterio, sobre todo teniendo en cuenta que la colección está actualmente custodiada por otra entidad: el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA). Depositada tras firmar un convenio de colaboración el Ayuntamiento de Alicante y la CAM el 15 de diciembre de 2011 por un periodo inicial de cinco años, el final del acuerdo ha coincidido con el anuncio de un nuevo proyecto pensado para asumir parte de las piezas, un tercer actor en escena que, sin embargo, no hará peligrar finalmente el idilio original entre la colección privada y el MACA.

“Donde está [la colección] está bien conservada”, aseveró el presidente de la Fundación Caja Mediterráneo, Luis Boyer, preguntado por Cultur Plaza al respecto del futuro del convenio. Aunque finalizado, el acuerdo se mantiene automáticamente con prórrogas de un año, una fórmula con la que piensan continuar independientemente de su nueva relación con el IVAM. El matrimonio original seguirá en vigor, una relación abierta que permitirá el escarceo con la nueva sede del museo, donde se expondrá obra pero no se depositará. “La Fundación, desde que no existe la CAM no puede hacer una inversión para albergar la colección”, añadió Boyer. Por su parte, el conseller de Cultura, Vicent Marzà, que acompañó al presidente de la fundación durante la presentación de la muestra Discursos premeditados en el Centro del Carmen, también recalcó la intención de no sacar las piezas “de espacios en los que están funcionando”. De esta forma despejaron las dudas sobre la residencia fija de las obras, una cuestión que sobrevuela el proyecto desde que fuera anunciado por el President de la Generalitat, Ximo Puig.

Foto: EVA MÁÑEZ.

“Un museo de excelencia tiene que tener en Alcoi unos fondos parecidos por parte de la CAM, habrá que discutir con ellos qué parte de sus fondos van a parar ahí […] Lo que no es normal es que [al CADA] vayan a parar obras de segunda y tercera división”, explicaba el secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, hace apenas unos días en una entrevista a Cultur Plaza. Lo cierto es que la selección no es que no esté siendo fácil sino que, de momento, no está siendo. Según ha podido saber este diario, las partes implicadas mantuvieron una reunión la pasada semana en la que quedó patente la necesidad de definir un discurso artístico para la subsede del IVAM. En resumidas cuentas, responder a la pregunta: qué será el CADA. La indefinición que de momento rodea al proyecto preocupa a una CAM que, como se anunció ayer, no se plantea almacenar sus fondos a otro lugar y que está a la espera de que se defina el plan museográfico de una subsede que espera retomar la actividad más pronto que tarde. 

Fue durante la presentación de la muestra Discursos premeditados ayer en el Centre del Carme, exposición que trae a València gran parte de los fondos de la CAM, que se evidenció la buena sintonía entre la fundación y la administración local tras cinco años de relación. Daniel Simón, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alicante, explicó que son "conscientes del honor" que supone custodiar la colección, compuesta por 213 obras de arte desde la transición democrática hasta la actualidad, y se congratuló de poder servir de "puente" entre la CAM y el Consorci de Museus. "Queremos seguir disfrutando de vuestra confianza", incidió. También Rosa Castells, comisaria y conservadora del MACA, quiso dar las gracias a Boyer "por depositar hace cinco años la colección" en el museo. "El encaje de los fondos en el MACA es perfecto". Cabe destacar que el museo alicantino no solo almacena la obra sino que la presenta a través de una exposición permanente en su sede y, además, ha generado desde que iniciaran su relación numerosas exposiciones temporales en torno a las piezas. 

Foto: PEPE MIRALLES.

Un CADA que quiere estar listo en 2017

El Centre d’Art d’Alcoi abrió sus puertas en 2010, una aventura que duró bien poco. Meses después, ya en 2011, bajó la persiana a causa de la crisis de la caja de ahorros y su posterior desaparición. Cinco años después, el inmueble, que pertenece a Fundación CAM, planea una reapertura a toda pompa como subsede del IVAM, un espacio que quiere ejecutar las obras necesarias para su adecuación a lo largo del presente ejercicio y que serán financiadas por la Conselleria de Cultura y por el Instituto Valenciano de Finanzas. Así se anunció el pasado 1 de diciembre durante una visita al CADA realizada por el President de la Generalitat, el director de la Fundación CAM, el conseller de Cultura y el alcalde de Alcoi, Antonio Francés.

La futura subsede del IVAM estará ubicada en uno de los elementos patrimoniales más singulares del modernismo alcoyano. Construido a principios del siglo XX, este inmueble albergó las oficinas centrales del Monte de Piedad de Alcoi, una entidad pionera en la promoción de la economía local. Fue diseñado por el arquitecto Vicente Pascual, alumno de los grandes maestros modernistas catalanes de principios de siglo. Se trata de una pieza arquitectónica cargada de valores simbólicos para los localidad alicantina, donde es considerada como una muestra de una de las etapas más brillantes de la historia de la ciudad y de su capacidad para generar proyectos propios. Tras su periplo de nueve meses en 2011 como Centre d'Art d'Alcoi, su actividad quedó en pausa. Hasta ahora.

Si bien Alicante es el primer paso de la deslocalización del IVAM, no es el único. Ya se plantea en los despachos de la Conselleria de Cultura la idea de generar un nuevo proyecto ligado a la marca del museo valenciano en Castellón, una nueva fase que desde la administración de plantea como lógica, además teniendo en cuenta que la vertebración del territorio es una de las claves del plan estratégico impulsado desde el gobierno autonómico.  “Planteamos territorializar la presencia del IVAM, eso pasa por hacer algo en Castellón y en Alicante. Hemos empezado por esta última”, afirmó Albert Girona, siendo una de las posibilidades el Espai d’Art Contemporani de Castelló (EACC), que se integra en CulturArts, aunque todavía no hay nada decidido al respecto de la ubicación de esta tercera pata de un museo que no para de crecer.

Noticias relacionadas

next
x