X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

con más representación artística

El IVC crea una mesa de trabajo específica para desatascar la situación del Cor de la Generalitat

20/07/2018 - 

VALÈNCIA. Hace algo menos de un mes, el 20 y 24 de junio, que el Cor de la Generalitat tenía prevista una huelga que afectaría al fin de temporada del Palau de Les Arts. ¿El motivo? El conflicto con el Institut Valencià de Cultura (IVC) derivado del acuerdo para reducir la temporalidad en el empleo público, que implicaría la “remoción de un gran número (potencialmente todos) de los actuales cantantes y su sustitución por otras personas distintas”, indican sus miembros. Con todo, la huelga finalmente no se llevó a cabo y unos y otros estaban a la espera de una nueva reunión que podría desatascar el conflicto que arrastran desde hace meses. Fue ayer cuando el director del IVC, Abel Guarinos, y Marga Landete, directora adjunta de Música y Cultura Popular, se reunieron con representantes del Cor en un encuentro que, si no finiquitó el asunto, dejó con un mejor sabor de boca a los participantes.

Esto es: Cultura todavía no cuenta con la fórmula para asumir las peticiones del Cor, aunque se muestra más sensible a que se tenga en cuenta la especificidad de la unidad artística –un proceso en el que todavía tiene algo que decir Hacienda-. Sin embargo, sí se ha dado un paso adelante, creando una comisión de trabajo especifica para trabajar sobre este asunto. Este fue uno de los compromisos que asumió el propio Guarinos durante la asamblea en la que se convocó la huelga, un espacio de diálogo que ahora se hace realidad con la participación de dos representantes sindicales, dos del ente público y, como novedad, cuatro representantes del Cor, uno por cada cuerda vocal. Este equipo, de un carácter más artístico, será una de las piezas para avanzar en la consolidación de las plazas de los cantantes.

Abel Guarinos. Foto: KIKE TABERNER.

Desde el IVC apuntan a la “tranquilidad” de un proceso que busca “avanzar en la singularidad” del Cor, mientras que representantes de la unidad artística valoran “positivamente” que se haya constituido una mesa de trabajo que representa la “voluntad” de la conselleria de Cultura de dar pasos adelante en la búsqueda de una solución que satisfaga –en la medida de lo posible- las demandas de los trabajadores del Cor de la Generalitat. Esto pasa sí o sí por el área de Hacienda, un proceso que, en cualquier caso, todavía no tiene conclusión. Será en septiembre cuando la mesa de trabajo retome el diálogo y continúe trabajando para dar con un acuerdo entre unos y otros.

Esta reunión se celebra bajo el paraguas de un documento “en defensa” del Cor de la Generalitat que hicieron público sus empleados este misma semana, un texto que cuenta con el apoyo de prácticamente un centenar de representantes culturales, a los que próximamente también se sumará la Real Academia de Bellas Artes San Carlos. El documento cuenta figuras como Plácido Domingo; el titular de la Orquesta de la Comunitat Valenciana, Roberto Abbado, o los directores Fabio Biondi, Nicola Luisotti o Christopher Franklin. También el exintendente del Palau de les Arts Davide Livermore se suma al manifiesto, que cuenta con el apoyo de otras figuras como la actriz Pilar Bardem; la diputada Rosana Pastos; Francesc Sanguino, director del Teatre Principal de Alicante, o Carles Pradisa, de la Fura del Baus.

"Todo esto está en riesgo y un coro "nuevo", compuesto por otras personas, no podría alcanzar estas cotas de calidad sino hasta dentro de muchos años", explican los miembros del Cor de la Generalitat a través del comunicado, en el que defienden que han superado "una o más pruebas en todo equiparables a un concurso público", un proceso de selección que explican es similar al del resto de instituciones europeas de dichas características. "Desde el punto de vista artístico esto es un despropósito, ya que un coro no es la suma de un número de personas que cantan juntas, sino un colectivo que trabaja en equipo, cantantes que durante años han aprendido a complementarse y colaborar", aseveraban esta misma semana. 

Noticias relacionadas

next