Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

acuerdo del pleno del gobierno valenciano de este viernes

El Consell aprueba la reforma de la Sindicatura de Greuges que busca evitar 'enchufes'

31/07/2020 - 

VALÈNCIA. El pleno del Consell ha aprobado este viernes la reforma de la Ley de la Sindicatura de Greuges. Una norma que quedó completamente redactada en la legislatura anterior e, incluso, llegó a ser aprobada por el primer Gobierno del Botánico en agosto de 2018, pero que no llegó a tramitarse en Les Corts Valencianes por el adelanto electoral que decretó el president de la Generalitat, Ximo Puig, para hacer coincidir los comicios autonómicos con los generales del 28A.

Un año después de constituirse el gobierno valenciano, la Conselleria de Participación y Transparencia que dirige Rosa Pérez Garijo desbloqueará así la reforma de esta normativa cuya pretensión principal es evitar los enchufes o discrecionalidad del órgano para fichar personal.

La Sindicatura de Greuges, o el Defensor del Pueblo valenciano, es una institución que trata de garantizar la mayor transparencia en la administración autonómica valenciana. Con esta modificación que en su día impulsó el ex conseller Manuel Alcaraz, el tripartito quiere que la institución se aplique su propia medicina, ya que actualmente las contrataciones de personal que realiza la entidad se hacen todas por libre designación. O lo que es lo mismo, a dedo. 

La consellera de Participación y Transparencia, Rosa Pérez. Foto: KIKE TABERNER

De hecho, de los 35 puestos de trabajo que especifica la relación de puestos de trabajo (RPT) aprobada en 2014, todos son elegidos a dedo por el Síndic, ya sea para cubrir plazas de asesores o traslados de funcionarios desde otras administraciones que buscan mejorar sus pluses. Para evitar coincidir con las legislaturas, el Síndic -que históricamente han pactado PP y PSPV- se renueva cada cinco años. La última, tuvo lugar en noviembre de 2019, cuando Les Corts Valencianes eligieron a Ángel Luna para que estuviera al frente de la institución y éste tomó posesión en diciembre

Para aprobar esta norma, el tripartito requiere en el Parlamento valenciano sumar una mayoría de 66 diputados, por lo que además de sus votos -PSPV, Compromís y Unides Podem suman 52 escaños- necesitarán el apoyo de PPCV (19) o Ciudadanos (18). Vox no sería suficiente porque tiene 10 diputados. 

Última ley del Botànic I

La reforma de la Ley de la Sindicatura de Greuges era el último proyecto de ley del primer Ejecutivo del Botánico que estaba pendiente de aprobar. No en vano, el pasado mes de mayo el Gobierno valenciano aprobó el proyecto de Ley del Instituto Cartográfico Valenciano. Y también la Ley del Juego, que había quedado pendiente de la legislatura pasada fue aprobada por el pleno del Consell en noviembre de 2019 y obtuvo la luz verde en Les Corts el 28 de mayo tras sufrir durante años varios tropiezos

Aunque esta ley no está incluida en el Plan Normativo de 2020 de la Conselleria de Participación y Transparencia, la intención es que pueda salir adelante este año.

Noticias relacionadas

next
x