X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de mayo y se habla de benidorm LUIS BARCALA ALICANTE la vila joiosa

El expresidente de la Comunidad de Madrid dejó de traerle dinero de Andorra

Eduardo Zaplana le pidió dinero "en billetes de 50" a un testaferro de Ignacio González

13/02/2019 - 

VALÈNCIA. El expresidente de la Comunitat Valenciana Eduardo Zaplana, habría repatriado cerca de tres millones de euros procedentes, supuestamente de mordidas. Sin embargo, a mediados de abril de 2018 necesitaba ‘cash’ porque, según una conversación grabada por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) en un hotel con el abogado Fernado Belhot, testaferro del expresidente de Madrid Igancio González, “tengo un problema”. 

En dicho conversación se dice entre otras cosas que Zaplana pagaba una agencia de comunicación por más de 3.000 euros al mes, y lo explica diciendo: 

Zaplana: “¡Y me jode! Porque al final entre una cosa y otra son casi tres mil y pico euros al mes porque Internet, contratando la prensa para que (ininteligible) las noticias de toda España”. 

La conversación prosigue entre ambos hasta que el expresidente dice:

Zaplana: “Tengo un problema que no sé si tiene solución. Para todo esto…para algunas cosas que a mí me pide…necesito liquidez. A mí Ignacio (González según la UCO) no me está dando (ininteligible) dinero de Andorra, pero como nos ha dejado, tampoco…tampoco pasa nada.

Ambos hablan sobre un tal Nino, sobre el que Zaplana matiza que “no podemos darle lo que ha pedido”, pero “que diga si le debemos algo para quedar bien. Para no tener deudas ninguna”.

Un poco después Zaplana dice: “ahora necesitaría…, pero a corto plazo. A mí me pasa lo mismo, yo, tengo mi sueldo, que es un buen sueldo…yo puedo sacar (ininteligible) que no pasa nada, pero no puedo sacar cinco millones de…primero porque no los tengo ahora porque me he metido en un problema, pero segundo es que aunque los tuviera…

El testaferro de Lezo le replica preguntando sobre qué explicación tiene a lo que el expresidente contesta: “tengo que decir aquí en España, me van a decir ¿usted dónde va? 

Es ahí cuando ambos se ponen a hablar de dinero. El testaferro habla de billetes de 500 euros. Sin embargo, Eduardo Zaplana le contesta “pero bueno, si son de 50 los puedo (ininteligible)”. Yes entonces cuando hablan de plazos. El expresidente tiene prisa, pero el testaferro le contesta “te lo iré devolviendo poco a poco, y no te digo que sea en dos días… una semana, diez, quince días”. Y Zaplana le replica: “en un mes mejor”.

 Por último hablan de que el Belhot le traerá (dinero) cada vez que venga y luego cada mes o mes y medio. El problema para el expresidente es que, un mes después estaba detenido y en prisión.

'Caso Erial'

 El expresidente valenciano y exministro de Trabajo fue detenido el pasado 22 de mayo a la salida de su domicilio en València. Según sospechan los investigadores, Zaplana, y los que la Policía considera sus testaferros, Joaquín Barceló y Francisco Grau Jornet, así como el resto de investigados entre los que destacan el exconseller y ex director general de la Policía Juan Cotino; el ex jefe de gabinete de Zaplana Juan Francisco García; su secretaria, Mitsouko Henríquez, y su mujer, Rosa Barceló, están imputados en diferente medida por delitos como cohecho, prevaricación, malversación, blanqueo de capitales, tráfico de influencias, fraude en la contratación, delito fiscal, falsedad documental y de formar una asociación ilícita y un grupo criminal organizado para delinquir.

En el caso Erial se investiga, entre otras actuaciones, el presunto cobro de comisiones derivadas de la concesión de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV), realizadas en 1997 durante la gestión de Zaplana al frente de la Generalitat, y del Plan Eólico de la Comunitat Valenciana, puesto en marcha en 2003.

La Fiscalía Anticorrupción, la magistrada y la Guardia Civil rastreaban el supuesto blanqueo de casi once millones de euros en comisiones ilegales recibidas presuntamente por la adjudicación de los citados contratos públicos.

Noticias relacionadas

next