Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 29 de noviembre y se habla de gesfesa urbanismo ELECCIONES UA jose cabezuelo amparo navarro altea

La salida de la crisis sanitaria y la ausencia de elecciones da paso a los movimientos internos

Devuélveme la vida… orgánica: la caída del coronavirus anima el rediseño de los partidos

29/06/2020 - 

VALÈNCIA. Tras los diversos procesos electorales que regaron 2019, los llamados fontaneros de las distintas formaciones políticas se frotaban las manos ante la aparición en el horizonte de los congresos de partido: uno de los pocos momentos en el que estos dirigentes con habilidades tal vez menos luminosas brillan con luz propia facilitando que sus candidatos o jefes de filas salgan victoriosos de su cita con la militancia. Por ello, la ausencia de elecciones en el calendario apuntaba a un cambio de protagonismos en las distintas formaciones: los responsables de áreas como Organización tendría más trabajo pero cobrarían la visibilidad de la que, pese a su importancia, no disponen habitualmente.

No obstante, la irrupción del coronavirus, además de generar una tragedia sanitaria y económica, congeló esta transición hacia la vida interna de las distintas formaciones. De hecho, varias fuerzas políticas incluso ya modificaron su calendario asumiendo el aplazamiento de sus cónclaves debido a la pandemia.

Sin embargo, la disminución de impacto de la covid-19 y el consiguiente desconfinamiento ha animado el rediseño de los partidos. En la Comunitat Valenciana algunos, incluso, se han atrevido a acometer íntegramente sus procesos y, otros, ya comienzan a poner X en sus calendarios de cara a las batallas internas. Sigue ayudando, en este punto, que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sin tener una situación plácida, apunta a ser capaz de tener cierto control de la situación de cara a los próximos meses y empieza a soñar incluso con agotar la legislatura alcanzando 2023.

El PP resuelve los provinciales aunque la gran incógnita queda pendiente

En este punto, los ritmos de los partidos en la Comunitat Valenciana están siendo dispares. El PP, por ejemplo, ha utilizado las primeras semanas de desconfinamiento para orquestar una serie de congresos exprés que tenía pendientes desde hace años. Como suele ocurrir en la formación popular, la guerra que se presumía no fue tal y Génova impuso su criterio obligando a un acuerdo que permitiera no acudir a las urnas.

Así, en julio renovará los liderazgos en la provincia de Valencia (Vicente Mompó al frente), la provincia de Alicante (con Carlos Mazón presidiendo) y la ciudad de València (María José Català como líder) sin que ninguno de ellos tenga rival. Eso sí, esto no quiere decir que la formación popular vaya a atravesar la presente legislatura en un mar de tranquilidad: todavía estará pendiente el congreso regional del PPCV, donde deberá decidirse si la actual presidenta, Isabel Bonig, continúa como líder o es relevada. A día de hoy, suena con fuerza como sustituto el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, quien ostenta una buena relación con el secretario general, Teodoro García Egea, y que, a priori, no encontraría rival en su homólogo en la provincia de Valencia, Vicente Mompó, a cuyo ascenso ha contribuido.

Casado junto a Hoyo, Bonig, Betoret, Català... algunos protagonistas clave para el futuro del PPCV. Foto: MARGA FERRER

Ahora bien, no son pocos los que insisten en que la propia Bonig todavía no ha dicho su última palabra en esta historia. La presidenta regional no prestó batalla a estas imposiciones de Génova y ha llegado a proclamar que tiene la promesa de continuidad por parte de la dirección nacional. Real o no, lo cierto es que Bonig ha comprado tiempo hasta que se produzca el congreso para su reelección, previsiblemente en la primavera del año que viene y, a día de hoy, hay quien piensa que podrían darse los factores para seguir liderando el PPCV. O al menos, lo va a intentar.

El PSPV, la calma que precede a la tormenta

Los socialistas valencianos que lidera Ximo Puig todavía no tienen fecha para el cónclave en el que debe decidirse la continuidad del presidente de la Generalitat. En este caso, la lógica indica que primero deberá celebrarse un congreso federal que sirva para apuntalar a Pedro Sánchez y donde el interés para el PSPV se centrará en conocer si el ministro José Luis Ábalos seguirá también al frente del área de Organización. De ser así, no puede descartarse que vuelva a producirse una intentona de alguno de sus afines para tratar de obtener el liderazgo en la Comunitat Valenciana que ostenta Puig, como ya ocurrió con el alcalde de Burjassot, Rafa García, en 2017.

Rafa García felicita a Puig tras las primarias de 2017 con el resultado 42% a 56%. Foto: KIKE TABERNER

Las ganas de asaltar la Secretaría General del PSPV existen y no de forma aislada en el 'abalismo'. Otros sectores han evidenciado su descontento o decepción con Puig y su entorno, especialmente los que hace tres años le respaldaron para liderar el partido sin encontrar posteriormente un trato diferenciado o algún gesto de agradecimiento en forma de posición política. Con estos mimbres, de momento todo está abierto en la formación socialista: quizá Puig continúe al frente del PSPV sin mayor problema; tal vez venza ante una alternativa auspiciada por sus críticos o podría perder el liderazgo del partido, lo que le dejaría en una situación más débil como presidente de la Generalitat.

Podem, nueva líder pero con flecos por resolver

La formación morada es una de las que ha acometido su proceso asamblario autonómico a la mínima oportunidad. La pasada semana, se hizo pública la victoria por 38 votos de la diputada Pilar Lima, candidata considerada más próxima a Pablo Iglesias. No obstante, su apretado triunfo sobre la síndica en Les Corts, Naiara Davó, respaldada por el vicepresidente del Consell, Rubén Martínez Dalmau, deja muchas cuestiones resolver todavía en Podem.

La nueva líder de Podem, Pila Lima, junto a sus colaboradores tras su victoria en las primarias. Foto: VP

En los próximos días, Lima deberá proponer una Ejecutiva provincial -posiblemente de consenso- que conducirá al partido hasta la elección que los círculos elijan a los 14 miembros que faltan por dirimir en el Consejo Ciudadano Valenciano (CCV). A día de hoy, estos se reparten al 50% entre los seguidores de Lima y los de Davó, por lo que de esa elección dependerá el control de la dirección morada, con la potestad incluso de modificar la Ejecutivo que haya propuesto la líder si es que la propuesta no ha sido consensuada.

Compromís: el Bloc, pendiente de su congreso tras el verano

Los partidos que conforman la coalición valencianista también tienen procesos por delante. El Bloc aplazó su congreso a después del verano por el coronavirus; un cónclave denominado de refundación con posible cambio de nombre incluido para el que la favorita sigue siendo la actual líder, Àgueda Micó. Como viene siendo habitual en los últimos años, la formación nacionalista tendrá que gestionar el equilibrio entre la vieja guardia y la corriente más joven del partido.

El Bloc tiene pendiente su congreso de refundación. Foto: EVA MÁÑEZ

También debería plantearse VerdsEquo, otra de las patas de Compromís, la celebración de un congreso dado que su última asamblea data de 2016 y, según sus estatutos, esta debe celebrarse cada cuatro años. Más margen tiene Iniciativa, formación cuyo referente es Mónica Oltra, y que ya acometió su proceso interno en 2018, por lo que la dirección actual atraviesa el ecuador de su mandato.

Al margen de los procesos propios de la coalición, estos meses también pueden servir para analizar si el avance o no de Compromís como fuerza política única, un debate que lleva presente desde el surgimiento de esta alianza.

Ciudadanos: el nombramiento de Cantó que nunca se confirma

La formación naranja ya tuvo su renovación en el ámbito nacional con la sustitución de Albert Rivera por Inés Arrimadas. No obstante, los cambios pendientes todavía no se han plasmado en la Comunitat Valenciana: se espera que el síndic en Les Corts, Toni Cantó, sea ungido como coordinador autonómico pero este hecho sigue sin concretarse, al igual que el rediseño del resto de la estructura pendiente de renovación. Algunas fuentes, incluso apuntan a septiembre para estos cambios, para los cuales no pueden descartarse sorpresas.

Cantó, Arrimadas y Giner. Foto: KIKE TABERNER

Vox, primarias provinciales aplazadas sine die

Por su parte, el partido que lidera Santiago Abascal tenía previsto acometer las primarias provinciales antes de verano. No obstante, según informó EFE recientemente,  estos procesos han quedado aplazados puesto que, actualmente, no se dan las circunstancias adecuadas para celebrar esos procesos como consecuencia de la crisis, sanitaria, por lo que se esperará a que la situación sea más favorable.

Llanos, Abascal y Gil-Lázaro. Foto: EDUARDO MANZANA

La formación de derechas tiene en la actualidad hasta 26 provincias, entre ellas Valencia, dirigidas por una gestora provisional, por lo que todo apunta a que después del verano deberán replantearse recuperar los procesos previstos.

Noticias relacionadas

next
x