Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

cuestionario ap - aquí te pillo, aquí te pregunto

César Sánchez (PP): "La primera medida de Casado debería ser eliminar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones"

5/11/2019 - 

ALICANTE. Ante la campaña electoral del 10N, Alicante Plaza ha decidido someter a los candidatos al Congreso de las Diputados de las principales formaciones a un cuestionario breve, sobre las cuestiones más importantes que han marcado la actualidad política y económica de los últimos dos meses. Estas son las respuestas de César Sánchez Pérez, candidato del Partido Popular.

-¿De qué va esta campaña?
-Esta campaña va de lo que somos y de lo queremos ser. De que en España somos uno de los países más importantes del mundo y de que podemos serlo aún más, pero eso solo pasa porque tengamos un proyecto común de convivencia en el que las familias vean el futuro con ilusión, los emprendedores facilidades para crear empleo y los mayores la seguridad de que las pensiones estarán seguras con un Gobierno serio y responsable como el de Pablo Casado, porque el PP ya ha demostrado que es el partido de la mejor gestión, que ha sacado a España dos veces de una crisis económica provocada por los socialistas. Eso, o que sigamos con un Pedro Sánchez anclado por los nacionalistas, que mira solo al pasado y que condena el futuro de las familias y empresa con más impuestos solo por seguir viajando en el Falcon presidencial. No hay más alternativas que estas dos.


-¿Hay debate económico en la campaña?

-No solo que lo hay, sino que debe de haberlo porque la economía lo es todo. No solo el empleo, la prosperidad, la seguridad de las pensiones, el futuro de las familias. También son los derechos básicos: la educación, la sanidad, la dependencia… Porque el Estado del Bienestar solo se puede construir si las cuentas públicas están saneadas; si cada vez hay más empleo para pagar las cotizaciones a la Seguridad Social y más empresas pagando impuestos. La economía es que nuestros regantes tengan agua de calidad a precios asequibles para que puedan cultivar sus campos y vender sus productos a precios competitivos; que el Estado pueda equiparar el sueldo de Policía Nacional y Guardia Civil al resto de Fuerzas de Seguridad del Estado; que se hagan inversiones en las prisiones y nuestros funcionarios trabajen seguros. En realidad, no se me ocurre nada que no tenga que ver con la economía.

-Si su partido fuera gobierno, ¿cuál sería la primera medida que tomaría?
-Afrontar los desafíos que ya vienen, como esa crisis económica que todos los indicadores pronostican y en eso el Partido Popular es el que ha demostrado que es el mejor. Por eso, es el momento de poner en marcha las reformas que necesita le economía española y comenzar la revolución fiscal que propone el Partido Popular, como reducir el impuesto de sociedades del 25% al 20% para que las empresas estén preparadas para la crisis que ya asoma por la esquina. Pero a mí me parece fundamental eliminar por ley el Impuesto de Sucesiones y Donaciones que el PSOE no quiere quitar en la Comunitat Valenciana. Es un impuesto injusto que no gusta a nadie y que llega justo en el momento más sensible para las familias, cuando pierden un ser querido. El Impuesto de Sucesiones no gusta a nadie: mayores que no quieren agobiar a su familia, los hijos que temen no poder hacer frente el gasto… Considero que si no la primera, será de las primeras que apruebe un Consejo de Ministros que presida Pablo Casado.

-Piensas que las próximas generaciones se manifestarán antes por los efectos del cambio climático que por cualquier otra injusticia…

-La preocupación no es nueva, solo recordar que el Partido Popular fue quien creó el primer Ministerio de Medio Ambiente que hubo en España y que fue un Gobierno del Partido Popular el que firmó el Protocolo de Kyoto. Nuestra generación ha comenzado a realizar ese esfuerzo por cuidar la casa común de todos, el planeta Tierra. Son pequeños detalles, como las pajitas de las bebidas de plástico a materiales reciclados, las bolsas de plástico… Lo que necesitamos es un Gobierno que ayude a implementar estas medidas mediante la concienciación, no el castigo.

-La naturaleza nos ha dado una lección con la última gota fría. ¿Habría que revisar algo?

- Por supuesto. A largo plazo necesario realizar un plan de infraestructuras que evite que se vuelva a desbordar el río Segura, lo que requiere mucha inversión. Este plan de infraestructuras debe comprender que la agricultura es fundamental para que los campos estén cuidados y con las canalizaciones puestas al día. De eso debe encargarse la Confederación Hidrográfica del Segura, cuya actuación en este episodio tiene que investigarse, como ha pedido la Diputación Provincial de Alicante. Sin embargo, lo primero que hay que revisar es el decreto de ayudas que ha presentado el Gobierno y que deja fuera a lo agricultores que no tienen seguro. Desde el PP pedimos que se tramitara como proyecto de ley para poder modificarlo y el PSOE no lo permitió. Es necesario que el Estado acuda en ayuda de quien lo ha perdido todo en la Vega Baja.

-¿Por qué la política no le mete mano a la economía sumergida?

- Porque todavía no se ha hecho en España una revolución fiscal como la que va a poner en marcha el Partido Popular, con una bajada de impuestos que permitirá que los empresarios puedan pagar con más facilidad las cotizaciones y no tengan que recurrir a estas prácticas irregulares porque entonces tendrían que cerrar. También con una tarifa plana de autónomos de dos años para que sea más sencillo echar a andar un negocio. Y con más facilidades para la contratación de tal forma que nadie se vea obligado por necesidad a aceptar trabajar en estas condiciones porque los derechos de los trabajadores tienen que estar protegidos por el Gobierno, bien con la Inspección de Trabajo o con una legislación que permita no solo contratar, sino que el empleado busque un mejor trabajo.

-¿Establecerá peajes de nuevo a la autopista AP-7 a cambio de inversiones concretas?

-Decida lo que decida el Gobierno, lo que tiene que pasar es que no se castigue a los residentes. Y se lo dice alguien que es de Calp y sabe lo que es eso. No es posible que alguien que tenga que desplazarse desde Xàbia todos los días a Alicante para trabajar tenga que pagar 14 euros en peajes. No es posible, pero, sobre todo, no es justo.

Noticias relacionadas

next
x